¿Por qué es beneficioso que los niños lean?

Es muy importante que, desde bien pequeñitos, se incentive a los niños a leer, nunca obligándoles, sino haciendo que se despierte en ellos la pasión por la lectura. Es cierto que muchas veces puede resultar difícil que mantengan el interés en un libro con la cantidad de cosas que tienen los niños de hoy en día a su alcance gracias a las nuevas tecnologías, como, por ejemplo, los dibujos animados que más le gustan a cualquier hora del día. Pero también es verdad que nadie dijo que ser padres fuera fácil, por lo que habrá que ingeniárselas para conseguirlo.

La mejor forma de que un niño haga algo, es predicar con el ejemplo. No podemos pretender que nuestros hijos lean, si no ven que nosotros lo hacemos habitualmente. Un niño que ve que sus padres se pasan el día viendo la televisión, tendrá tendencia a hacer lo mismo, por lo que, si tú mismo coges la costumbre de leer a diario, indirectamente y sin mucho esfuerzo, podrás conseguir que tu hijo desarrolle la misma conducta. Será algo no solo conveniente y beneficioso para ellos, sino que también, te aportará cosas buenas a ti.

Algo también muy importante es adecuar el tipo de lectura a la edad de tu hijo, por algo suelen llevar detrás una edad especificada, comienza desde bien pequeñitos con pequeños libros de tela y plástico, los hay adecuados para que puedan morderlos y hacer mil perrerías sin que sean dañinos para ellos, probablemente nunca los lean, de hecho la mayoría ni siquiera tienen letras, pero de esta manera comenzarán a estar en contacto con los libros, descubrirán que tienen varias páginas y resultará más sencillo llegar al siguiente paso.

Una vez sean algo más mayores podrán comenzar a conocer los números y las letras a través de las versiones de cartón grueso, hasta finalmente y cuando ya sepan leer, optar por las versiones de papel. Esto puede parecer antiguo, pero es importante que los niños conozcan esto, ya tendrán tiempo de leer a través de una Tablet o un e-book.

Dejando los materiales a parte y centrándonos en el contenido, hay que procurar que la lectura sea un momento de diversión para los peques, es por ello que no es recomendable empezar por cosas muy densas por muy instructivas que te parezcan, la mejor opción es recurrir a los cuentos para niños, pequeñas y entretenidas fábulas que harán que tus hijos también aprendan sin saberlo, a través de maravillosas historias siempre con moraleja.

De repente y casi sin darte cuenta, a tu hijo de gustará la lectura y esto repercutirá de manera más que positiva en su vida. ¿Por qué? Te preguntarás. Pues para que termines de convencerte aquí va una pequeña lista de cuáles son los beneficios de la lectura para los niños.

beneficios de que los ninos lean

Mejor rendimiento académico

Según los estudios, los niños que leen desde pequeños tienen mayor facilidad de concentración y aprendizaje. Esto les ayudará a obtener unas buenas calificaciones en todas las materias, no solo en las relacionadas con las letras, sino también en otras como ciencias naturales o matemáticas. Además, conforme vaya avanzando de curso y las materias se vayan volviendo más difíciles, está comprobado que a los que leen desde pequeños, incluso ya de adolescentes, les cuesta menos acostumbrarse a tener una disciplina de estudio mucho más estricta, lo que no significa más horas de estudio, sino que el tiempo que destinen a este fin será mucho más efectivo.

Le ayudará en su futuro

La lectura hace que los niños estimulen también su creatividad y dejen volar la imaginación, esto hace que se desarrolle su agilidad mental, siendo niños mucho más capaces de solucionar los conflictos que se le puedan presentar. Además, hará que mejore su vocabulario y se expresen adecuadamente para el resto de su vida. Sin olvidarnos de que serán personas con mucho más interés por descubrir y comprobar que parte de las cosas que leen son ciertas, lo que harán que quieran ser mucho más conscientes del mundo que les rodea y evolucionen siendo personas mucho más cultas.

Mejora la relación entre padres e hijos

Aunque este sea el último punto de la lista, no quiere decir que sea el menos importante. Es primordial que al principio viváis la lectura como una experiencia conjunta, que comiences leyéndole tú esos cuentos y poco a poco vayas derivando en él esa tarea. Incluso en el momento en que tu hijo ya lea en soledad, es muy recomendable mantener el vínculo durante su crecimiento, haciendo que tu hijo te cuente lo que lee y debatáis sobre las conclusiones a las que llega. De esta forma, conseguirás que tu hijo y tú seáis capaces de dialogar casi sobre cualquier tema, haciendo que no solo te conozca mejor a ti, sino también a sí mismo.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: