Los cerramientos acristalados de terrazas, una dinámica cada vez más popular

Los techos y paredes de cristal, los cerramientos acristalados de terrazas, son una práctica arquitectónica que está causando mucho interés en los últimos años. Una ventaja de estos cerramientos acristalados, de las terrazas, no de los techos, es que permite ganar metros habitables en la vivienda.

Para la instalación de estos cerramientos, en primer lugar hay que evaluar si conviene una estructura móvil o fija y también si esa estructura será de cristal o de policarbonatos. Los policarbonatos son materiales plásticos con una apariencia similar al cristal pero que ofrece mayor resistencia y ciertas características diferentes.

Los motivos que animan a elegir cerramientos de cristal

Hacer un cerramiento en el balcón o la tarraza no es una visión aislante, de modo que no tiene por objetivo alejarse de la vida exterior, sino precisamente lo contrario, disfrutar del exterior en la propia vivienda y así ganar metros habitables.

En https://acristalamientosmadrid.es/cortinas-de-cristal/ están especializados en cortinas de cristal. Su experiencia a la hora de acristalar terrazas con paredes de cristal deslizantes les convierte en una de las mejores empresas en Madrid para instalar este tipo de equipamientos en viviendas y todo tipo de edificios.

Los cerramientos se producen para poder disfrutar de la sensación de amplitud del exterior con la temperatura y la comodidad del interior. Es una forma de convertir el espacio exterior en un espacio versátil. Los cerramientos de cristal consisten en instalar paneles de cristalería (o materiales con la misma apariencia que el cristal), superpuestos entre sí para integrar interior y “exterior” de la vivienda.

Los motivos a elegir cerramientos de cristal

De algún modo, el cerramiento de terrazas guarda también mucha relación con los conceptos de arquitectura bioclimática, en el sentido de que la orientación de la vivienda puede conseguir que estos sistemas para ganar metros habitables potencien la eficiencia energética en el hogar.

Una orientación sur, por ejemplo, permite disfrutar de temperaturas más agradables en invierno mientras que en el verano, el calor puede ser un gran problema, de modo que las orientaciones sur son interesantes para zonas templadas o frías.

Como todos sabemos, el cristal genera un efecto lupa, un efecto invernadero, que aumenta la sensación térmica. Si se opta por una orientación norte, en lugar de cristal, lo más recomendable sería optar por un material más aislante.

¿Cuáles son las ventajas de los cerramientos acristalados?

Entre las Ideas para cerrar una terraza, optar por el cristal o materiales similares, con una apariencia parecida, gana mucho protagonismo. Los cerramientos de terrazas se pueden acometer acudiendo a diferentes tipos de materiales y siguiendo varias dinámicas, como por ejemplo los cerramientos sin perfiles o bien, cerramientos con perfiles que sería algo así como instalar numerosas ventanas en la terraza o el porche.

En la terraza, techos y paredes de cristal ayudan a crear un espacio único en la vivienda. Estas coberturas permiten aprovechar al máximo la energía del sol y la luz, favoreciendo eso el ahorro energético, aunque como hemos visto, hay que pensar en la orientación de la vivienda.

En las terrazas acristaladas, el efecto propio de un jardín de invierno deja disfrutar de la luz natural en la terraza en los meses más fríos y durante la noche se mantiene el calor acumulado. Se genera ese efecto invernadero que puede resultar tan positivo.

No obstante, es importante alejar o aislar la terraza de los agentes externos que pueden causar molestia, como el calor o los ruidos. En verano, cuando las temperaturas son más altas, una solución para evitar que este efecto invernadero eleve las temperaturas de la terraza hasta niveles molestos, una solución pasa por colocar cortinas opacas y un sistema de climatización en el interior.

En cuanto a los ruidos, las terrazas de este tipo aíslan los ruidos al tiempo que aportan luminosidad. Al incrementarla superficie cubierta revaloriza la propiedad.

A la hora de interesarse por este tipo de estructuras, es importante atender a una serie de recomendaciones, una de ellas es la orientación, de la que ya hemos comentado algunas claves, mientras que otra es el tipo de material.

Los cerramientos de cristal son más económicos que otro tipo de material, además de aportar luminosidad total, del 100%. El cristal es muy resistente ante condiciones climatológicas habituales: calor, lluvias, frío, vientos… Por norma general, estos cerramientos incluyen una lámina de protección para evitar la caída del vidrio en caso de rotura.

La segunda opción es el policarbonato, un material muy utilizado por su ligereza y durabilidad. Es menos transparente que el vidrio, pero supera al cristal en aspectos como el aislamiento térmico y la capacidad de filtrar rayos ultravioletas, generando una sensación de mayor confort en caso de mucho calor en el exterior.

Con el cristal y el policarbonato existen también opciones de mayor privacidad; cristales ahumados o espejados, para ganar en privacidad, o la opción más económica, cortinas o estores opacos en el interior.

Un comentario en «Los cerramientos acristalados de terrazas, una dinámica cada vez más popular»

  • el 30/09/2019 a las 12:55 pm
    Enlace permanente

    No podría estar más de acuerdo con la gente que se anima a poner estas estructuras en sus casas. Yo lo hice cosa de dos meses y ahora que está llegando el frío le veo muchísima salida para estar en el porche al calor de la media tarde. Tardo unas cuantas horas en empezar a notar cómo llega el fresco de la noche, para mi son un +10 estos cerramientos de cortinas y paredes la verdad

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: