Coober Pedy: la ciudad subterránea en el desierto australiano

Coober Pedy es un destino único para visitar en Australia, ya que toda la ciudad está construida bajo tierra. Es una de las ciudades más raras del mundo, que no deja indiferente a ninguno de sus visitantes.

Lo que tienes que saber antes de visitar Australia

Para visitar esta ciudad hay dos momentos en el año más recomendables: uno es de enero hasta mayo, y el otro de agosto a septiembre. Debido a que se encuentra en el desierto, en estas épocas se disfruta de un clima cálido, pero no asfixiante, y hay pocas precipitaciones.

La documentación necesaria para visitar Australia, además del pasaporte, incluye el visado. El form para conseguir este documento se puede rellenar online en sitios como Auvisa.org, donde puedes solicitar la visa para Australia para españoles de manera muy rápida.

Desierto australiano

También es recomendable un seguro médico de viaje ya que, en caso de que haya cualquier problema y necesites ir al hospital, los gastos correrán por tu cuenta y eso puede llegar a ser muy costoso.

Coober Pedy: la ciudad subterránea

Esta ciudad, situada en el sur de Australia a casi 900 km de Adelaida, fue descubierta por Willie Hutchison. Este explorador encontró ópalo, una piedra semipreciosa muy valorada en todo el mundo, en ella. Solo un año después del descubrimiento de Hutchison empezaron a llegar un gran número de familias de inmigrantes, atraídos por la “fiebre del ópalo”. Estos inmigrantes venían, sobre todo, de Serbia, Eslovenia y Yugoslavia. El nombre de la ciudad, Coober Pedy, quiere decir “el hoyo del hombre blanco”, en kupa-pity. Actualmente hay alrededor de 250.000 pozos que siguen siendo explotados por grandes empresas.

Una vez llegaron los mineros a Coober Pedy, descubrieron que era mejor vivir en los túneles, excavados pada poder sacar la piedra semipreciosa, que fuera, en donde las temperaturas alcanzan hasta los 51°. 

Coober Pedy casa subterránea

En el desierto, el clima es tan devastador que sus habitantes tuvieron que construir la ciudad en las gruesas paredes de los túneles. De esta forma, bajo la superficie, se pueden encontrar: librerías, bares, iglesias y casas. Bajo tierra todo está unido a través de una red de túneles que abastecen y conectan las viviendas. En práctica, es una ciudad bajo tierra. Lo único que falta es la luz natural.

Debido al peculiar estilo de vida que llevan los habitantes de la ciudad, el turismo se ha convertido en una industria fundamental para la ciudad. Para visitar este pueblo, puedes elegir entre uno de los seis vuelos semanales entre Adelaida y Coober Pedy, o utilizar autobuses o trenes, porque la ciudad está bien comunicada. En cuanto a alojamiento, hay solo un hotel, con gimnasio, sauna, restaurante, bodega, y taller de ópalos.

Las características únicas de esta ciudad la convierten en una de las 6 ciudades más raras del mundo. En este ranking se encuentran otras ciudades como: Chess city en Kalmukia, dedicada al ajedrez, Auroville en India, creada con la idea de ser una comunidad igualitaria entre hombres y mujeres, An Najaf en Iraq, que posee el cementerio más grande del mundo, Yakutsk en Siberia, que es la más fría del mundo, y Al Aziziya en Libia, la más calurosa del mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: