Colorimetría: La ciencia del color perfecto en el cabello

El cabello, posee color en distintas tonalidades gracias a la melanina, una sustancia que está constituida de pigmentos y que se halla en el propio pelo, la piel y los ojos. Con la edad avanzada, esta sustancia va desapareciendo, lo que conlleva a la aparición de las antiestéticas canas.

La ciencia cuenta con una rama que se dedica a estudiar los colores y la generación de valores numerales, conocida como colorimetría.

En el mundo de la peluquería y la estética, se hace necesario conocer, al menos, los fundamentos básicos de la colorimetría, para otorgar a los clientes o usuarios una coloración capilar intachable.

Fundamentos de la colorimetría en el pelo

En palabras simples, la colorimetría consiste en la ciencia que establece métodos para medir el color, es decir, mezclar en las cantidades justas los colores, con la finalidad de obtener un resultado esperado de manera específica.

Ciencia del color del cabello

Es un hecho, que gran cantidad de personas en el mundo de la estética, se han dedicado a aprender este arte de manera empírica, tal vez con buenos resultados. Pero si desea alcanzar un nivel profesional en el área de la coloración capilar, es necesario conocer los principios esenciales de la colorimetría.

Manejar de manera efectiva este conocimiento, le permitirá al estilista realizar una aplicación verdaderamente armónica y estética sin dejar de lado la creatividad y la innovación.

Los profesionales de la colorimetría, realizan mezclas de distintos tintes o pigmentos basándose en el círculo o estrella cromática. La cual, es la referencia por excelencia que permite guardar las similitudes en las cartas de colores de las distintas casas cosméticas, más allá de sus variaciones particulares.

El círculo o estrella cromática

Como ya se ha establecido, las cartas de color pueden tener variaciones entre sí, pero, a pesar de eso, poseen características comunes, las cuales radican básicamente, en que todas aplican una escala numérica que va por niveles y por color.

  • Negro: Es el nivel 1.
  • Castaño: Son los niveles 2,3, y 4.
  • Castaño Claro: es el nivel 5.
  • Rubio Oscuro: Es el nivel 6.
  • Rubio: Es el nivel 7.
  • Rubio Claro: Es el nivel 8.
  • Rubio Muy Claro: Es el nivel 9.
  • Rubio Ultra Claro: Es el nivel 10.
  • Rubios Especiales (Blond): Son los niveles 11 y 12.

Ahora bien, otra cosa que es fundamental conocer es la clasificación de los colores:

  • Colores primarios: Existen solo tres; amarillo, rojo y azul. De ellos se desprenden la infinidad de las otras tonalidades que se conocen.
  • Colores secundarios: Son aquellos que se derivan de la combinación de dos colores primarios.
  1. El naranja, proviene de mezclar amarillo y rojo.
  2. El verde, proviene de mezclar azul y amarillo.
  3. El violeta, proviene de mezclar azul y rojo.
  • Colores terciarios: Estos se derivan de la combinación de un color primario y uno secundario.
  1. Amarillo-anaranjado, proviene de mezclar naranja y amarillo.
  2. Rojo-anaranjado, proviene de mezclar naranja y rojo.
  3. Amarillo-verdoso, proviene de mezclar verde y amarillo.
  4. Azul-verdoso, proviene de mezclar verde y azul.
  5. Azul violáceo, proviene de mezclar violeta y azul.
  6. Rojo violáceo, proviene de mezclar violeta y rojo.

Conocer la forma en la que se mezclan los colores, permite teñir, neutralizar o contrarrestar colores. Esto es fundamental para poder lograr los colores deseados y asesorar apropiadamente al cliente.

De qué están compuestos los tintes para el cabello

En el mercado existen gran variedad de tipos de tintes y tonalidades. Sin embargo, en aquellos que se basan en la coloración oxidativa, existen dos componentes principales: el peróxido y el iniciador.

Este tipo de tintes son de carácter permanente, por lo que penetran desde la raíz y hasta la punta del tallo capilar.

Los colores para el cabello van desde el número 1, que es el color más oscuro, y llegan hasta el 10, por lo general, es el más claro. Pero es posible que se hallen mucho más, producto de las diferentes mezclas.

Un profesional de la colorimetría, debe saber cómo mezclar correctamente los colores, según el color de la base natural o artificial del cliente. Si esto no se toma en cuenta, es posible que no se alcance el tono deseado.

La colorimetría, permite desarrollar las técnicas para saber hacerlo. De ahí, que, en numerosas ocasiones, quienes deciden aplicarse un tinte en casa, no obtengan la coloración exacta que han visto en las revistas o en los anuncios de la televisión.

Lo más recomendable, es acudir a profesionales de la coloración que manejen con destreza esta ciencia que también es un arte, y la misma se convierta en un aliado de tu belleza capilar y no en un desastre monumental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: