¿Vale la pena pagar las comisiones que fijan las inmobiliarias?

Si estás pensando en vender tu piso, bajo o cualquier otro inmueble, quizás te estés plantearlo si hacerlo a título personal o contactar con alguna inmobiliaria para que te ayude en el proceso.  Pero lo cierto es que existe una gran diferencia entre una opción u otra, y ésta no es otra que el dinero. La inversión que haces con una inmobiliaria te la puedes ahorrar al hacerlo por tu cuenta porque a la agencia hay que pagarle por sus servicios.

Pero vender un piso por tu cuenta implica tener tiempo para enseñarlo, hacer buenas fotos, poner anuncios en las páginas webs de Internet destinadas a la venta de pisos, comprobar el precio actual de las viviendas y un largo etcétera de pequeños detalles que puede ser que se te escapen. Si contratas a un profesional siempre tienes una garantía de que la casa o piso en venta está en buenas manos.

Además, las inmobiliarias pueden ofrecerte una información más precisa para que tengas encima de la mesa todo lo que necesitas saber sobre la compra y la venta de inmuebles. Lo que mucha gente pone en tela de juicio es el porcentaje que las inmobiliarias se llevan por cada venta que, a veces, puede resultar abusivo.

¿Cuál es el porcentaje que cobran las inmobiliarias?

El porcentaje de las comisiones cambia mucho de una agencia inmobiliaria a otra porque cada empresa decide por su cuenta qué comisiones debe fijar. Éstas pueden ir desde comisiones a tipo fijo, hasta un importe cerrado con anterioridad. En esta variación también juega un papel importante la zona de la ciudad en la que esté situada el piso o casa en venta.

Inmobiliaria para vender tu casa

De manera general, el porcentaje del marcado para las comisiones suele ser sobre un 3%; aunque en ciertas zonas de la ciudad con un mayor nivel adquisitivo de los que allí viven este porcentaje puede llegar al 5%. Y cuando hablamos de casas situadas cerca de la costa crece todavía más llegando a un 6% de comisión. Si decides contratar una agencia inmobiliaria lee siempre la letra pequeña, pues en ella encontrarás pequeños detalles como, por ejemplo, que aunque se fije un porcentaje de entre el 2% y el 4% de comisiones, éste puede variar en función de cómo avance la negociación de la venta. Por supuesto que además de este porcentaje de comisiones por la venta, hay que añadir el 21% de IVA que se añade a cualquier servicio profesional.

Estas comisiones que se lleva la inmobiliaria salen del vendedor, pero también de la persona que compra. Por una parte, la persona que quiere vender paga para que un profesional se encargue de todos los papeles y demás quehaceres que supone una venta de un inmueble. Por otra parte, el comprador paga para poder encontrar una vivienda de manera más rápida y sencilla.

Esta comisión se puede pagar en dos plazos que se abonan de la siguiente manera: la primera parte en la firma del contrato de venta y, la segunda, parte en la firma de la escritura pública que siempre se organiza ante notario.

Consejos para contratar una buena agencia inmobiliaria

El primero y más importante de todos, leer de arriba a abajo el contrato en el que se aceptan unas condiciones por ambas partes y en el que se pactan la gestión relativa a la venta y la comisión que cobrará la agencia.

Hay distintas maneras de realizar el cobro de las comisiones y depende, como ya decíamos antes, de cada inmobiliaria. Lo importante es leer la letra pequeña antes de firmar ningún papel para estar seguro de lo que costará todo. Aunque siempre podemos investigar las alternativas más interesantes como Deplace, la inmobiliaria online, en la que sólo se paga un precio, que además es fijo solo si hay venta. Internet es la gran alternativa a todos los negocios y las agencia inmobiliarias no iba a ser diferentes. Esta puede ser la gran alternativa a las inmobiliarias tradicionales. Además ofrecen otras facilidades muy interesantes.

Siempre va a ser buena idea contar con profesionales para la venta de un piso porque son expertos en la materia y saben lo que hacen. Aquí la clave es realizar una búsqueda exhaustiva comprobando todas las posibilidades que existen para poder quedarnos con la mejor opción.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: