¿Qué se puede hacer para afrontar imprevistos en los gastos del hogar?

Todos los hogares tienen que lidiar con el pago de numerosos gastos cada mes como la alimentación, el alquiler o hipoteca de la casa, la luz, el agua, Internet o el coche entre otros muchos. Aunque la gran mayoría de los gastos son fijos siempre nos pueden surgir imprevistos que hagan tambalear nuestra economía, son gastos totalmente inesperados que no teníamos en cuenta en nuestro presupuesto.

Algunos de los imprevistos más frecuentes suelen estar relacionados con problemas de salud, de la infraestructura de la casa o los electrodomésticos. Para poder manejar este tipo de gastos, hoy en día tenemos numerosas herramientas y medios que podemos utilizar en estas situaciones.

Pedir un crédito puede ser la mejor opción cuando no tenemos ahorros

A todo el mundo le ha pasado alguna vez que se ha tenido que enfrentar al pago de una factura inesperada que supuso un gran gasto para la economía familiar, haciendo que la supervivencia de ese mes fuera más complicada. Si no disponemos de ahorros con los que paliar esta situación y nadie nos puede dejar dinero prestado, una buena opción es recurrir a los créditos rápidos, ya que al ser tan efectivos pueden sacar a cualquiera de un apuro.

Afrontar gastos imprevistos

Hoy en día hay muchas facilidades para adquirir un crédito, en la red podemos encontrar cientos de empresas que hacen préstamos de dinero en tiempo récord,  además ofrecen diferentes modalidades en la forma de pago. Pedir un crédito rápido tiene sus inconvenientes y sus ventajas, sin embargo, si necesitamos dinero de forma inmediata las facilidades de estos créditos son mucho mayores.

  • Los créditos rápidos nos ofrecen liquidez de forma inmediata, ahorrandonos mucho tiempo en desplazamientos y en esperar la respuesta de si lo conceden o no.
  • Por norma general, estos créditos suelen ser asequibles para todo el mundo debido a que sus cuotas mensuales no suelen ser muy altas.
  • No siempre es necesario un aval para pedir un crédito que no ser muy alto.
  • No se tienen que dar explicaciones sobre el motivo de la demanda de dinero ni en que lo gastemos después.

A pesar de todo esto, no hay que olvidar que un crédito o un préstamo rápido son muy útiles cuando necesitamos dinero de manera urgente, puesto que no hay que pasar por trámites complicados y aportar un aval o garantías, pero nunca hay que usarlos de manera sistemática, provocando que nos puedan endeudar. Son medios eficaces para la financiación puntual y no podemos recurrir a ellos por un exceso de consumo innecesario.

La planificación como herramienta para evitar imprevistos

Los imprevistos forman parte de nuestra vida, aunque intentemos planificar cada segundo y seguirlo a rajatabla, no podríamos evitar que los factores tanto externos como internos intervinieran en nuestro día a día modificando alguna que otra cosa. Sin embargo, si empezamos a planificar de una forma correcta y objetiva, de acuerdo a nuestras necesidades y a nuestra forma de ser, podríamos minimizar el efecto negativo que puedan causas estos imprevistos.

Todos los meses es recomendable repasar la contabilidad del hogar, comprobando cuánto dinero fijo se destina a cada cosa e intentar reducir la cantidad de dinero que se emplea en cosas innecesarias.

La planificación de las comidas es una buena forma de ahorrar y controlar lo que compramos, y lo que es más importante, planificar los días que vamos a dedicar al mantenimiento general de la casa, los electrodomésticos, las tuberías u otros dispositivos electrónicos. Si realizamos un buen cuidado de nuestras cosas conseguiremos que duren durante mucho más tiempo y que no se estropeen de forma inesperada haciéndonos gastar mucho dinero.

Gastos del hogar imprevistos

Intentar siempre ahorrar, crear un bote para emergencias

Para evitar que cualquier imprevisto suponga un gran gasto, que muchas veces no podamos afrontar, es necesario ahorrar todo lo que podemos y no consumir más de lo que podamos pagar. En Internet podemos encontrar miles de recomendaciones y consejos sobre cómo podemos ahorrar en nuestros gastos de hogar que pueden ser muy útiles.

No obstante, una de las mejores acciones que podemos llevar a cabo de cara a un futuro imprevisto es crear un bote para las emergencias, en el que cada mes pongamos un determinada cantidad de dinero, la que podamos según nuestros ingresos, y no la toquemos siendo muy conscientes de que ese dinero está destinado solamente para gastos que no están previstos.

Para que esta tarea sea más sencilla y sepamos cuánto dinero tenemos que poner aproximadamente, teniendo en cuenta la lista de los gastos imprescindibles del hogar, podemos hacer otra lista de todas las cosas que podrían surgir y que supondría un gran desembolso de dinero, desde un dolor de muelas que requiera la visita al dentista, el fallo de la caldera hasta el pinchazo de la rueda del coche. De esta forma nos aseguramos de que nunca nos falte dinero para este tipo de cosas.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: