Cómo afrontar una mudanza y adaptarte a tu nueva vivienda

Dicen que hacer una mudanza es una de las situaciones más estresantes a las que se puede enfrentar un ser humano a lo largo de su vida. No obstante, esto no tiene por qué acabar con tus nervios siempre y cuando organices todo previamente. Te contamos cómo hacerlo.

Contrata una empresa de mudanzas

Las mudanzas, como decíamos, son estresantes por naturaleza, especialmente si vamos asimismo cargados de muebles, electrodomésticos y todos los elementos que formaban parte de la casa en la que vivíamos anteriormente.

Lo primero que debes hacer por lo tanto, si quieres ahorrar energía para invertirla en algo más necesario, es contratar una buena empresa de mudanzas. Esta te ahorrará mucho tiempo y, por supuesto, el desgaste mental y físico que supone una mudanza.

Contrata una empresa de mudanzas

Las hay desde aquellas que se encargan de llevar todos los muebles, electrodomésticos y elementos más pesados, hasta otras como MLG mudanzas, especializadas en pequeñas mudanzas en Malaga.

Este tipo de empresas sobre todo asegurará que todo llegue en óptimas condiciones, ya que las furgonetas y vehículos de mudanza están equipadas con todo lo necesario para mover cajas con seguridad y que durante el traslado no sufran daños.

Asimismo, previamente es aconsejable hacer una lista que incluya todo lo que vamos a guardar en cajas y ubicarlas con sentido, de forma que después aparezca todo de forma fácil. También habrá que identificar correctamente cada una de ellas para que después el desembalaje sea más sencillo y rápido.

Primer contacto con la nueva vivienda: pintar y organizar

Una vez hecha la mudanza, toca adecuarse a la nueva realidad. Esta es la siguiente: una casa completamente patas arriba en la que, la mayoría de las veces, no sabemos por dónde empezar ni cómo hacerla sentir nuestra.

No obstante, hay que tomar este momento como una gran oportunidad, ya que nos encontramos ante un lienzo en blanco en el que poder empezar de cero y decorar conforme a nuestros gustos y preferencias actuales.

Normalmente cuando entramos a un nuevo piso es común encontrar las paredes en mal estado. O bien están estropeadas o, directamente, no nos gusta el color que tienen y nos apetece cambiarlas. Por ello una de las primeras cosas que se suele hacer al entrar en una nueva vivienda es pintar las paredes.

Por esta razón, una de las primeras cosas que se deben hacer antes de empezar a colocar las cosas es pintar. Esta tarea supone un antes y un después en el aspecto de la vivienda, ya que el color es algo muy importante y que determinará cómo será el resto de la decoración de la casa e, incluso, nuestro estado de ánimo cuando la habitemos.

Aunque muchas personas optan por pintar ellos mismos para ahorrar el coste que puede suponer contratar a un profesional, es posible encontrar pintores Bilbao que te ofrezcan un buen servicio a muy buen precio.

Esto permitirá obtener unos excelentes resultados y ahorrar sobreesfuerzos, algo que agradecerás enormemente en una situación en la que has de hacer mil cosas, tales como limpiar, organizar los enseres y pertenencias, ubicarlos y decorar la vivienda.

Aprovecha para renovar tu mobiliario o electrodomésticos

Hacer una mudanza es también una oportunidad para renovar elementos de casa y apostar por avanzar en la comodidad y el confort. Puedes, por ejemplo, aprovechar para comprar una cama nueva o cambiar electrodomésticos que estén anticuados o no funcionen ya correctamente.

Si te gusta cocinar, puedes hacerte con un horno nuevo y comprar alguno de los mejores hornos de vapor del mercado. También puedes adecuar la cocina en función de tus necesidades diarias o darle un cambio de imagen para ponerla a tu gusto.

La lavadora, la nevera o el lavavajillas son también electrodomésticos que tienden a estropearse con el uso, por lo que si la nueva cocina lo permite, se puede sustituir por uno nuevo que ofrezca unas prestaciones más avanzadas.

Otro de los elementos que más suele estropearse y que puede ser una buena ocasión para cambiar es el sofá. El nuevo espacio, probablemente, exija otro tipo de mobiliario y distribución, por lo que puede ser el momento perfecto para comprar un nuevo sofá.

Lo mismo sucede con otros muebles. Si te has mudado a una casa más grande porque necesitas más espacio, puedes comprar también de paso una mesa de comedor más grande a conjunto con las sillas, u otros muebles que completen el espacio.

Renovar tu mobiliario

Dale tu toque personal a la decoración

Por último, decorar tu nueva casa es imprescindible para que pongas tu toque en ella y la sientas como lo que debe ser: tu espacio vital y tu refugio, donde te encuentres a gusto y descanses con total tranquilidad.

Uno de los elementos decorativos a los que debes prestar atención es a los cuadros. Puedes decorar las paredes con cuadros modernos en función del estilo de tu casa y de tus gustos, utilizando cuadros abstractos, modernos o figurativos dependiendo de cómo quieras decorar tu nueva vivienda.

La decoración de las paredes es muy importante, pero también lo es la que pongas en otras zonas, como estanterías o en los propios techos. Puedes aprovechar la mudanza para deshacerte de aquellas cosas que ya no te gustan y comprar artículos nuevos para decorar o cambiar las lámparas y poner unas más actuales.

También puedes darle un aire nuevo a la decoración del dormitorio, comprando por ejemplo un nuevo edredón a conjunto con unas cortinas de un color diferente a las que tenías anteriormente. Esto ayudará a que sientas ilusión por este nuevo espacio y disfrutes, aún más si cabe, de este nuevo comienzo.

Para inspirarte puedes mirar blogs y páginas a través de internet en las que se ofrezcan ideas. Asimismo, puedes consultar redes sociales como Pinterest, en las que abundan las fotos de decoración.

Como habrás podido ver, a pesar de que hacer una mudanza es una tarea bastante estresante, después tendrás tu recompensa y podrás disfrutar de los resultados. Solo necesitas organizar bien lo que vayas a trasladar y, posteriormente, organizar tu nuevo espacio para empezar en él una nueva vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: