Cómo consumir Aloe Vera

El uso de la planta de Aloe Vera data de hace más de 4000 años, según los diversos registros. Esto se debe a las potentes propiedades medicinales de esta planta y sus muchos usos a nivel de cosmética.

A esta planta se le atribuye la capacidad de colaborar con la regeneración de los tejidos, por lo que es efectiva para eliminar cicatrices y prevenir la aparición de arrugas, estrías y manchas de la piel.

Para el interior del organismo, el Aloe Vera es un complemento alimenticio que contribuye al bienestar digestivo y es por ello que existen diferentes complementos naturales en base a esta planta.

Una planta con innumerables propiedades medicinales

Durante siglos esta especie fue considerada como una “planta milagrosa” y los conocimientos adquiridos acerca de sus usos y beneficios para la salud se han transmitido a lo largo de generaciones.

jugo de aloe vera

Tiene un gran parecido con el cactus, pero en realidad es de la familia de las liliáceas, tal como la cebolla, el ajo y los tulipanes. Se reconocen unas 250 especies de Aloe Vera alrededor del mundo, pero solo tres o cuatro disponen de potentes propiedades medicinales.

Al aplicarla directamente sobre la piel, se consiguen diversos efectos benéficos, entre los que destaca la regeneración celular. Por esta razón, el cristal interno de la planta se suele aplicar para acelerar el proceso de cicatrización de las heridas y en tratamientos cosméticos que buscan reducir las arrugas e hidratar la piel.

Para el cabello también es excelente, ya que dota al mismo de fuerza y brillo, además de eliminar la caspa y la grasa del cuero cabelludo.

Su efecto positivo más destacado se produce a nivel interior. La planta de Aloe tiene la capacidad de proteger la mucosa gastroduodenal, disminuyendo la incidencia de úlceras y causando la inhibición del crecimiento de la bacteria helicobacter pylori.

También es hipoglucemiante, activa el funcionamiento del hígado y mejora la secreción de bilis. Además de eliminar una gran variedad de parásitos intestinales capaces de causar alteraciones del apetito y problemas digestivos.

Otro efecto interesante de la planta es la activación del sistema inmune, lo cual ocurre gracias a sus 75 nutrientes entre los que se incluyen vitaminas, minerales y aminoácidos.

¿Cuándo tomar jugo de aloe vera?

Para conseguir estos efectos, se debe consumir un batido o jugo de Aloe Vera, elaborado a partir del cristal interno de la planta, así, conseguimos efectos rápidos y de forma bastante económica.

Si presentas indigestión frecuente, parasitosis, úlceras y problemas digestivos, o simplemente desean comenzar un proceso de desintoxicación que mejore tus funciones hepáticas y limpie tu organismo desde el interior, es buen momento para comenzar a consumir este jugo.

En caso de no disponer del tiempo suficiente para realizar un batido natural y fresco puedes perfectamente optar por un jugo de aloe vera ecológico como el que ofrece Herbolario Online Casa Pià desde su página web.

Se trata de un producto que puede ayudar a mejorar diversas condiciones de salud y mejorar considerablemente la calidad de vida de las personas.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: