¿Cómo darle un estilo rústico a la cocina?

El estilo rústico se caracteriza por muchas reminiscencias que giran en torno a la naturaleza  por estar inspirados en hogares tradicionales donde reina la calidez, el confort y la tranquilidad.

Con relación a esta apuesta, existen muchas variantes: colonial, country, provenzal, mediterráneo. En realidad no son más que distintos cambios vinculados a la geografía y la idiosincrasia de los lugares donde se desarrollaron tradicionalmente.

Un pequeño resumen de esta apuesta para la cocina sería disponerla en estancias con techos y tabiques de madera, que sean altos y muy contundentes. Hoy en día se puede conseguir este mismo efecto con materiales que simulan a la madera, son fáciles de instalar y resultan también más económicos.

Más allá de esto, también aparecen otras apuestas como el barro, el mimbre, el alambre, la forja, la piedra o el mármol. La idea primigenia es darle un toque rural a la decoración interior Esto, por supuesto, se puede conseguir con el apartado decorativo, pero también con el mobiliario y los electrodomésticos. Hoy te hablamos de los hornos de leña.

horno de leña

Instalar un horno de leña en la cocina

El horno de leña es muy versátil para cocinar. Con él se pueden preparar infinidad de platos que obtienen un sabor más intenso gracias a sus características térmicas (los alimentos se cocinan por radiación, conducción y convección). Otros combustibles, como el gas o la electricidad, son más accesibles y estamos más habituados a ellos, pero con el fuego de leña se crea una atmósfera cálida y amigable que es justo lo que se busca en una cocina rústica.

El material refractario por excelencia es el caolín, aparte de ser una materia prima natural, su capacidad de acumulación e inercia térmica es superior a cualquier otro (ladrillo, hierro..)

Se pueden instalar tanto en cocinas interiores como exteriores, apenas requieren mantenimiento. Estos aparatos consumen poca energía y retienen el calor durante más tiempo que los eléctricos o los de gas, además, son sostenibles y respetuosos con el medio ambiente pues las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas a la combustión de leña son menores que las de otras opciones más habituales.

Los hornos de leña vienen preparados para su instalación indistinta en el interior o en el exterior, también hay quien opta por integrarlo por completo en la decoración. Si optas por instalarlo en el interior, es más que probable tener que buscar una conexión a un conducto de chimenea a través de la pared o el techo de la vivienda. Con suerte, podrás colocar el aparato en la vieja chimenea, pero esto ocurre solo en muy pocas ocasiones.

Si la cocina es de nueva construcción, o está sujeta a un proceso de reformas, hay más libertad en el diseño. Sea cual sea la elección, esta debe venir acompañada de un estudio profundo de las posibilidades en la vivienda.

Dónde comprar los mejores hornos de leña

Si realmente estás interesado en comprar un aparato de este tipo, tendrás que tener en cuenta algunas cuestiones básicas. Los factores que más hay que valorar son la frecuencia de uso del horno, el número habitual de comensales, el espacio disponible para la instalación y los precios de los hornos de leña.

En caso de que seas aficionado a cocinar con frecuencia en el horno, lo mejor será optar por su instalación en el interior, aunque habrá que tener en cuenta la disponibilidad de espacio, la ventilación y la salida de humos. Otro punto importante en la toma de esta decisión es contactar con empresas que ofrezcan asesoramiento, garantías y facilidades en su servicio, como es el caso de Alfarería Duero, la única en España que acude hasta el domicilio del cliente para la instalación.

Acerca de  la cuestión presupuestaria, la regla general es que a mayor tamaño, más costosa será la instalación por eso hay que elegir el tamaño dependiendo del número habitual de comensales. A la hora de comprarlo debes contar con el consejo de un profesional que te ayudará a elegir la opción que mejor se adapte a tus necesidades.

Con esta instalación, la vivienda va a ganar en ambiente rural, y en especial la cocina, dando pie a una atmósfera más cálida que vendrá acompañada de recetas más sabrosas y ratos agradables en familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: