Cómo elegir el mejor aire acondicionado para el hogar

Los aires acondicionados están catalogados como aparatos eléctricos de alta necesidad en el hogar. Su uso se aprovecha durante todo el año, ya que la mayoría de los modelos más modernos incluyen doble funcionalidad, es decir, aire frío para usar en verano y como calefactor durante el invierno.

Fabricantes de marcas reconocidas del mercado se han esmerado por crear modelos cómodos y funcionales, tanto a nivel estético, como estructural y tecnológico para poder cubrir una de las principales necesidades en el hogar, como lo es la climatización. Porque tener la ambientación adecuada en el interior de nuestras viviendas supone una de las ventajas de confort más esenciales que debemos disfrutar y aprovechar en todo momento, sin importar las temperaturas en el exterior.

Por eso hemos traído esta breve guía para conocer con más detalles acerca de los tipos de aires acondicionados más vendidos del sector, así como también, cuáles son sus principales ventajas, de manera que sea más fácil escoger el ideal para instalar en tu hogar.

Aire acondicionado Split

El split aire acondicionado proporciona una gran comodidad porque son sencillos en su instalación y en su línea de diseño, lo que lo convierte en una opción cuando se quiere disimular el aparato dentro del estilo decorativo de un salón, comedor, dormitorio o cualquiera sea el lugar que se desea climatizar.

Es recomendable que sea un profesional el que se encargue de instalarlo. Su funcionamiento depende de una unidad externa, acompañada de la unidad interna que se instala, por lo general, en la parte superior de una pared. Tal como sucede con cualquier otro tipo de aire acondicionado, la elección de su potencia dependerá del tamaño del espacio a climatizar.

Los últimos modelos que han salido al mercado, están añadiendo gas R32. Se trata de un refrigerante que tiene más equilibrio con el medio ambiente y es más eficiente que los gases utilizados con anterioridad.

Entre sus principales ventajas, podemos destacar lo siguiente:

  • Son modelos ideales para casas o pisos pequeños.
  • Es una opción económica en comparación con otros modelos o sistemas.
  • Su funcionamiento es silencioso y son de bajo consumo energético.
  • Las unidades internas son independientes, es decir que, a diferencia de los aires acondicionados por ductos, podemos decidir qué aparato queremos poner a funcionar en determinado momento, en caso de que tengamos instalados varios.

Entre algunas de sus desventajas es justo mencionar que estos aparatos requieren de un mayor mantenimiento y que su instalación es más visible que la de un aire acondicionado por conducto. Por otro lado, en el caso de querer instalar varias unidades internas, será necesario instalar la misma cantidad de unidades en el exterior, lo que supone requerir un poco más de espacio disponible.

Aires acondicionados por conductos

El aire acondicionado por conductos, aunque es la opción más costosa entre los diferentes modelos que hay en el mercado, es muy cómoda, potente, práctica y funcional. Estos dispositivos suelen instalarse con anticipación porque requieren de una obra adicional que resulta ideal si se trata de una nueva construcción de vivienda.

Además, es necesario la instalación de un falso techo que quizás no siempre es posible en casas que ya están construidas y habitadas, a no ser que se desee dejar visible esta estructura que, en caso de restaurantes o viviendas de techos muy altos pueden integrarse como parte del diseño, convirtiendo todo en un estilo industrializado o rústico.

Este tipo de aire, tal como lo indica su nombre, funciona a través de conductos y cuenta solo con una unidad externa. El aire se reparte por todas las habitaciones de la casa gracias a los conductos, cuya salida se genera a través de rejillas discretamente instaladas.

Sus ventajas son de bastante peso si queremos un equipo más eficiente y sofisticado:

  • Son más estéticos, por lo que podemos olvidarnos de aparatos sobresalientes en cada habitación.
  • Es ideal para casas grandes que tienen varias áreas y habitaciones.
  • Si no se desea climatizar una habitación en particular, se pueden cerrar las rejillas.
  • Es una instalación duradera y de gran calidad.

A pesar de ello, y solo por mencionar alguna pega, habría que señalar el hecho de tener que hacer obras previas para su instalación, su coste es más alto y también requiere de un mantenimiento oportuno.

Entre las opciones más baratas que ofrece el mercado se encuentran los aires acondicionados de ventana y portátiles. Estos últimos son cómodos y tienen la gran ventaja de poderlos trasladar de un espacio a otro sin mayores problemas. Solo será necesario instalarlo cerca de una ventana para sacar el tubo de extracción de aire caliente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: