Cómo preparar tu finde de acampada

Ir de camping es una cosa que a casi todo el mundo le encanta. Es una pequeña aventura que se puede vivir a bajo coste y además sin necesidad de alejarse mucho de casa. Solamente hace falta tener un par de días libres y el equipamiento adecuado. Te contamos más sobre esto.

Algo más que una tienda de campaña

Bien, si no eres un campista experimentado, pero quieres probar a ver qué tal se te da esta modalidad de viaje tan popular, vas a tener que saber algunas cosas antes de lanzarte. Para empezar, vas a necesitar hacerte con un equipo básico de camping.

Finde de acampada

Lo primero que se te va a venir a la mente es la tienda de campaña, es lógico porque es el elemento más vistoso de todos. Si tienes que comprar una, te aconsejamos que optes por aquellas de estructura más clásica que requiere montaje, por encima de las que se montan solas tirándolas al aire. Suena divertido, pero en realidad tienen más desventajas que beneficios.

¿El motivo? Las tiendas que se montan solas son de lejos bastante menos resistentes que las de diseño convencional. Estas últimas te durarán mucho más tiempo y además están preparadas para resistir mejor las inclemencias meteorológicas. Son bastante más sólidas al estar ancladas al suelo.

Sí dudas con el tamaño, elige siempre una plaza más de las que pienses que vas a necesitar. El interior no es precisamente espacioso y en el futuro agradecerás ese lugar extra que además puede ocupar una persona más en caso de necesidad.

Opta por un modelo ligero, pero no olvides que cuente también con tejido black out transpirable. Una de las incomodidades más temidas por los campistas es despertarse al amanecer porque la luz entra a raudales a través de los materiales con los que está confeccionada la tienda.

Un saco de dormir y una esterilla o colchoneta son imprescindibles si quieres descansar bien y tener las pilas cargadas al día siguiente para todas las actividades que te esperan. Vigila que sean adecuados para las temperaturas que vayas a resistir, y también que sean antihumedad.

Es imprescindible que te hagas también con un hornillo de gas para poder cocinar cosas básicas. Te aseguramos que tus propias elaboraciones, por sencillas que sean, te resultarán mucho más sabrosas en plena naturaleza que los platos que cualquier restaurante te pueda ofrecer. ¡Una delicia!

Por supuesto, no se te ocurra llevar los platos y cubertería que utilizas en casa. Tampoco los vasos de cristal. Utiliza plástico reciclable que no se rompe y puedes lavar una y otra vez. En las instalaciones del camping donde te alojes encontrarás un lugar acondicionado para que realices esta tarea.

Ahora que ya tenemos resguardo, y todo lo necesario para dormir a gusto y calentitos, además de lo que hace falta para cocinar, ¿qué más nos puede quedar? Pues todo aquello que nos hace la experiencia todavía mucho más cómoda y divertida. ¡Te contamos de que se trata a continuación!

Las sillas, bancos y mesas plegables son una buena idea, porque antes o después te apetecerá levantarte del suelo y sentarte a comer, jugar a las cartas o charlar más tranquilamente. Así que hazte con artículos que pesen y abulten poco. Esas son las claves para elegir bien.

Lleva todo lo necesario para realizar excursiones. Ropa y calzado adecuado, alimento y bebida, un mapa de la zona (hoy en día los tienes a tu disposición en el teléfono móvil), un pequeño botiquín y unos buenos prismáticos para disfrutar de las impactantes vistas que seguro encontrarás.

Si todavía no tienes unos te recomendamos que mires esta comparativa de prismáticos actuales. A los niños les encantarán, pero los adultos podrán disfrutarlos también, se trata de algo que puede usar la familia al completo, ¡verás que hasta os los disputáis entre vosotros! No te alertes, siempre se pueden establecer turnos para evitar peleas, ¡o también puedes comprar varios!

Prismaticos

No dudes en llevar juegos de mesa. Después de un agotador día caminando, en la piscina o en el mar, te encantará poderte sentar alrededor de la mesa, junto con una buena lámpara que os alumbre para que podáis jugar a cualquier cosa que os entretenga hasta la hora de cenar.

Te avisamos de que los mosquitos suelen hacer acto de presencia, y como ya sabes, sus picaduras resultan muy molestas e incluso te pueden llegar a arruinar la noche. Lo mejor es que acudas a la farmacia y compres un potente repelente que os mantenga a todos protegidos y a salvo. Para empezar, con todo esto que te hemos contado, tienes suficiente. Existen muchos más artículos pensados especialmente para los campistas, pero no tienes por qué tener la colección completa el primer día, ya tendrás ocasión de ir aumentando y completando tu equipamiento. ¡Feliz camping!

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: