¿Comprar o alquilar un local comercial? Detalles que debes conocer

Tanto los emprendedores, como las empresas ya consolidadas en su sector tienen la necesidad de disponer de espacios propios en los cuales puedan desarrollar instalaciones adecuadas para el cumplimiento de sus actividades productivas.

Los locales comerciales suponen un 60% del mercado inmobiliario de ciudades como Madrid. Sin embargo, la decisión de comprar o alquilar va a depender de la cantidad de dinero que la empresa en cuestión se encuentre dispuesta a desembolsar.

Alquilar un local comercial en Madrid es ideal para las PYMES

Con un presupuesto limitado, son las pequeñas y medianas empresas las que mayor necesidad alquilar locales en Madrid, ante la imposibilidad de enfrentar el desembolso de dinero que significa el adquirir un local propio.

Alquilar un local comercial

El suelo comercial de la ciudad se compone al menos en un 60% de propiedades comerciales para arrendar. Optar  por locales alquilados se convierte entonces en la mejor opción para los emprendedores que desean iniciar operaciones de forma rápida, con poco papeleo y un presupuesto ajustado.

Con una propiedad en alquiler se elimina la presión de estancar presupuesto en la propiedad de un local, sobre todo si se considera una posibilidad el traslado de la empresa hacia otro punto geográfico que pueda resultar más estratégico. Además, los trámites para un alquiler son mucho más simples que los de una compra-venta, de modo que el proceso se lleva a cabo de forma más simple.

La desventaja de los locales en alquiler es que usualmente los propietarios no se encuentran de acuerdo con las reformas muy profundas que se requieren en ocasiones para adaptar el espacio a las necesidades de la empresa. Pero, por supuesto, esto dependerá de cada caso.

Compra de un local comercial ¿la mejor alternativa para el futuro?

Muchas empresas prefieren la adquisición de su propio local comercial, principalmente cuando tienen la necesidad de hacer adecuaciones a los espacios a modo de poder desarrollar su actividad de forma correcta, como ocurre con las empresas que necesitan instalar maquinaria específica o las franquicias que por el “Know How” de la casa matriz, requieren locales con distribuciones específicas.

Entonces, la principal ventaja de la compra de un local es la posibilidad de realizar cualquier reforma que responda a la identidad corporativa de la empresa o la adecuación de los espacios para los procesos productivos.

Tener una propiedad inmobiliaria elimina algunos de los gastos mensuales fijos y la renegociación de la condiciones de un contrato de alquiler, por lo tanto se eliminan las sorpresas y los cambios en el presupuesto.

La desventaja de un local propio es sin dudas el desembolso inicial de dinero. El alto coste inicial de esta inversión es asumible siempre que la empresa tenga una buena rentabilidad, pero no es un asunto inmediato, por lo cual el propietario deberá considerar si realmente se puede enfrentar a dicha inversión.

Si decides alquilar o comprar, la ciudad de Madrid dispone de propiedades comerciales que se adaptan a cualquier necesidad.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: