Ya es posible conseguir préstamos con ASNEF

Además, no será necesario contar con ningún tipo de aval.

Desde hace un tiempo, cada vez son más las personas que han visto cómo es posible conseguir créditos rápidos con los que poder hacer frente a cualquier imprevisto que pueda surgir, sin tener que emplear tiempo y paciencia en los infinitos papeleos y en la burocracia que es habitual en este tipo de gestiones bancarias. Sin embargo, a la hora de hablar de este tema siempre nos surge la duda de si podemos pedir este tipo de préstamos con asnef y sin propiedad o bien si podemos acceder a créditos urgentes sin aval, y la respuesta es sí. No obstante, y debido a las circunstancias especiales en las que se encuentran las personas que aparecen en este tipo de listas como ASNEF, debemos tener en cuenta una serie de cuestiones que nos darán una visión más clara de las opciones que tenemos a la hora de solicitar un préstamos con asnef y sin aval y de qué pasos debemos dar para solicitarlos.

Los minicréditos con ASNEF: una opción posible

Como acabamos de comentar, en la mayoría de las ocasiones podremos solicitar un minicrédito o un préstamo rápido como los que podemos encontrar en la página web quofin.es independientemente de nuestra situación económica. Si bien es cierto que en los casos en los que el cliente figura en una lista como ASNEF, a menudo veremos que tenemos que hacer frente a unos intereses mayores a la hora de devolver nuestro préstamo, entre otros motivos debido al riesgo que asume el prestamista al acceder a una financiación de ese estilo.

Por otro lado, y al igual que ocurre cuando se solicita cualquier préstamo rápido, tendremos que cumplir una serie de requisitos para poder acceder al mismo, como por ejemplo:

  • Tener entre 21 y 70 años.
  • Ser residentes en España.
  • Tener unos ingresos demostrables, por ejemplo, una nómina, una pensión, etc.
  • No tener deudas bancarias como consecuencia de nuestra inclusión en ASNEF.
  • El límite máximo que podremos pedir variará entre los 1.000 € y los 2.000 €.

Además de todo esto, como suele ser habitual en este tipo de préstamos, la solicitud del mismo será muy simple, ya que podremos realizarla por teléfono o a través de Internet, incluyendo los datos personales y la documentación que sea necesaria (por ejemplo, un justificante de nuestros ingresos mensuales o bien nuestro carnet de identidad para demostrar nuestra edad y nuestra nacionalidad) así como cualquier otro requisito que pueda ser necesario para conseguir nuestro dinero y que variará en función de la entidad prestamista.

Por último, si durante el proceso de solicitud tenemos alguna duda sobre las condiciones que tenemos que cumplir, sobre el préstamo que estamos a punto de solicitar o sobre la devolución del mismo, todas las entidades ponen a nuestra disposición un servicio de atención al cliente gracias al cual podremos resolver todas las preguntas que tengamos, agilizando los trámites y facilitando todo el proceso, algo que no conseguimos en los bancos.

Prestamos ASNEF

Los créditos con ASNEF: ¿son la solución que necesito?

Siguiendo con este tema, y pese a los beneficios que podemos conseguir al solicitar este tipo de préstamos (en este artículo podemos ver las ventajas de los créditos online), también debemos tener en cuenta que no siempre son la mejor solución que necesitamos, especialmente cuando ya estamos incluidos en una lista de morosos como ASNEF.

En ese sentido, estos préstamos son una de las mejores opciones a nuestra disposición para hacer frente a un problema puntual de dinero pero no son una solución para nuestros problemas habituales de liquidez, dado que con estos préstamos deberemos pagar unos honorarios e incluso una serie de intereses si nos retrasamos en la devolución. Por ello, si nos encontramos en un situación económica inestable, este tipo de préstamos no siempre serán nuestra mejor opción ya que implicarán aumentar nuestra deuda. Al contrario, es aconsejable utilizar este tipo de créditos cuando no nos encontramos en una situación de morosidad.

Recuerda que pese a las ventajas y a las facilidades que tenemos con este tipo de préstamos, es necesario que hagamos un uso responsable de los mismos si queremos ver mejorar (y no empeorar) nuestra situación económica. Al fin y al cabo, el objetivo principal de este tipo de créditos rápidos es precisamente el de darnos un margen de actuación ante un imprevisto económico, gracias a los cuales conseguiremos llegar mejor a fin de mes.

Finalmente, una pregunta que se deberían hacer todas las personas que están pensando en pedir este tipo de préstamos rápidos online y, sobre todo, que se deberían plantear aquellas personas incluidas en listas de morosos como ASNEF es: ¿realmente necesito ese dinero? Solo así sabremos si nos merece la pena o no solicitar este tipo de préstamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: