Consejos de ahorro energético en tiempos de confinamiento

Debido al confinamiento, pasamos muchas más hora que antes en casa, y eso implica importantes gastos en energía en el hogar. Quienes tienen calderas e instalaciones de gas lo saben, sobre todo porque el tiempo ha empeorado en todo el país considerablemente. Ahora las facturas suben su importe peligrosamente porque hace falta usar más estas máquinas, y eso, combinado con la dura situación laboral actual, está disparando el interés por el ahorro.

¿Se puede ahorrar en la factura del gas? ¿Es posible aumentar el ahorro energético en casa? La respuesta a todo es un sí rotundo, pero ahora te vamos a explicar qué tienes que hacer para conseguirlo. Siguiendo unas pautas sencillas, verás cómo acabas pagando mucho menos en facturas de gas y energía en general.

Cómo ahorrar en tu factura del gas

Hay que tener en cuenta una serie de pautas muy sencillas para conseguir ese ahorro tan deseado. La clave, en todo momento, es maximizar el rendimiento y los resultados del trabajo de tu caldera, además de comprobar que funciona a la perfección. Esos son los dos pilares principales para reducir el importe a pagar en las facturas del gas, pero todo eso se debe llevar a cabo siguiendo una serie de pautas bastante importantes.

No te preocupes, a continuación te las vamos a explicar una por una.

Ajustar bien el termostato

¿De verdad necesitas tanto calor? Recuerda que el ser humano se basta y se sobra con una media de 25 grados centígrados. No necesitas excederte a la hora de ajustar el termostato para tener más calor porque eso, en primer lugar, no va a generar un ambiente cómodo, y en segundo lugar, va a hacer que el consumo sea mucho más elevado y que tengas que pagar más.

Ajustar bien el termostato

Revisa bien la temperatura a la que tienes la casa y reajusta el termostato, así podrás tener algo agradable y económico. Porque sí, esa combinación puede existir.

¿Funciona bien la caldera?

Una caldera que no funciona bien es una que puede traer problemas y que, también, consuma mucho más de lo que debiera. Debes saber que el mantenimiento de calderas de gas es una de las principales, sino la principal, claves del ahorro. Las revisiones deben hacerse cada 5 años y, cuando pasen 15, se tiene que cambiar por una completamente nueva.

Asimismo, se deben limpiar los radiadores y revisar toda la instalación con cierta periodicidad para comprobar que el sistema de calefacción funciona como es debido. Todo esto influye muchísimo en el importe a pagar en las facturas, y también en la seguridad dentro del hogar.

Aprovecha al máximo la luz natural

La luz natural puede hacer mucho por las condiciones térmicas de tu vivienda, de hecho lo hace. Es importante que aproveches las horas de más luz y más calor y dejes que entre todo el sol posible por las ventanas. De hecho, es muy probable que no necesites siquiera activar la caldera en esos momentos, porque ya tendrás las condiciones idóneas para disfrutar de una temperatura agradable en la casa.

Combina las horas de máxima luz con las horas en las que necesites caldera y conseguirás un buen equilibrio. Además, si tu casa tiene unas buenas instalaciones, la temperatura se conservará mejor en su interior.

Ventila siempre con la caldera apagada

A veces es necesario abrir ventanas y balcones para renovar el aire del hogar, acabar con los olores y refrescar un poco el ambiente. Es habitual, sobre todo cuando toca sesión de limpieza de habitaciones y demás partes de la casa; pero ojo, si vas a hacerlo, no olvides nunca apagar la caldera antes de ponerte manos a la obra.

Y es que tener la caldera encendida para calentar la vivienda mientras las ventanas están abiertas de par en par no es más que un gasto superfluo e innecesario. En serio, evita esa mala costumbre si la tienes.

Apaga por las noches

Cuando es de noche, es posible que haga frío, pero vas a estar en una cama que seguramente contará con edredones nórdicos o mantas. No necesitas usar también la caldera para caldear el ambiente mientras duermes, así que lo mejor es que apagues también durante esta franja. Ahorrarás y, seguramente, dormirás en condiciones mucho mejores.

El aislamiento es muy importante

El último detalle a mencionar es uno que interesa especialmente. Asegúrate de que puertas y ventanas cuentan con buen aislamiento para evitar la fuga térmica, o para evitar que entre demasiado aire de fuera. Solo así podrás conservar bien la temperatura en casa y aprovecharás en condiciones lo que tu caldera de gas te puede ofrecer.

Estos consejos para ahorrar te permitirán reducir bastante el coste de tus facturas de gas, así que no dudes en aprovecharlos. Saca partido a tu caldera y sacarás partido a tu casa, como también al ahorro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: