Consejos para ahorrar y solucionar los problemas financieros

A muchas familias les cuesta llegar a final de mes. Sucede en España, por ejemplo con gallegos y andaluces. En el caso de los primeros, 1 de cada 10 llega a fin de mes con mucha dificultad, y 4 de cada 10 con dificultad, según los datos publicados este verano por el Instituto Galego de Estadística. En cuanto a los segundos, son más del 75% de las familias a las que les cuesta afrontar el mes, según los resultados de la Encuesta de Condiciones de Vida realizada por el INE en 2016.

Hay muchos más ejemplos como este en todos los países hispanohablantes, en los que incluso se disparan los índices de pobreza. Cuando no se pueden cubrir necesidades básicas (alimentación, cuidado y protección, educación…), se recurre a entidades financieras y al endeudamiento, a pedir prestado dinero que luego no se puede devolver.

¿Deudas financieras? Posibles soluciones

Asumir las deudas pasa por reducir los gastos tanto como se pueda, ahorrar lo máximo posible. Esto requiere planificación, hacer presupuestos, registrar ingresos y gastos, priorizar.

Reducir gastos

Habría que intentar también buscar una vía para incrementar los ingresos, aunque sea de forma transitoria para mejorar la situación. Puede ser buen momento de solicitar un pequeño aumento de sueldo, siempre con sentido común y planteándolo como una negociación, no como una condición sin qua non para continuar. Si es posible, también se puede recurrir a las horas extras.

Si se considera que el puesto de trabajo no reporta beneficios suficientes en relación a la dedicación, habría que tratar de buscar otro trabajo. O, al menos, completar ese salario con un segundo trabajo fuera de horario (los fines de semana, por ejemplo) hasta poder saldar las deudas.

El emprendimiento también es una posible salida. Es más productivo invertir el tiempo que se tiene libre en buscar soluciones que en lamentarse, en desarrollar una idea que en venirse abajo. Hoy día, Internet abre muchas puertas con la venta de artículos artesanos, de libros digitales, con la realización de encuestas pagadas…

Otra solución es reunificar préstamos sin hipoteca, opción que da ge2010.com. Permite la reunificación de deudas sin aval, sean recibos de hipoteca, coche, microcréditos o préstamos personales, entre otros conceptos, que se quedarían en una sola cuota. El importe bajo, pero el plazo se alarga. “Si usted está pagando entre todos sus préstamos 1.400 euros, con la reunificación sería una sola cuota de 700 euros aproximadamente”, cita a modo de ejemplo en su página web.

Así pues la reunificación de deudas consiste en la agrupación de todas las contraídas, de forma que se pague una sola cuota mensual cuya cuantía es más baja que la suma de todas las deudas sin reunificación. Suele ser tramitado por empresas mediadoras que estudian cada caso, e implica que se alarguen los plazos de amortización y los intereses.

Lo habitual es que conlleve gastos por cancelación anticipada, por apertura de nueva hipoteca o por las tarifas de la agencia mediadora, pero es una solución rápida y sencilla para quienes no puedan asumir la cuantía de las cuotas, pero estiman que su situación mejorará en el futuro para hacer frente al sobreendeudamiento.

Consejos para ahorrar en la economía familiar

Los problemas financieros se pueden prevenir con el ahorro, por lo que merece la pena hacer un esfuerzo. Los expertos dicen que habría que dedicar una pequeña partida de los ingresos mensuales (un 5%, un 10%…) a este capítulo. No guardar lo que sobre, sino ahorrar antes de gastar. Ayuda mucho el que se establezca un objetivo para ahorrar mes a mes.

Consejos para ahorrar en la economia familiar

En el día a día, hay hábitos que pueden ayudar, como asegura la asociación de consumidores OCU. Al hacer la cesta de la compra, merece la pena (porque, además, es sostenible) centrarse en los productos de temporada, elegir bien el supermercado en relación calidad-precio, contemplar la opción online o fijarse bien las ofertas familiares.

En cuanto a las facturas de suministros, se aconseja revisar la potencia contratada, plantearse la tarifa de discriminación horaria, usar los electrodomésticos de forma eficiente, evitar el stand by, buscar la tarifa que más conviene en cada caso, ajustar bien los termostatos o instalar reguladores de caudal.

La web de la asociación de consumidores también recoge consejos en torno a las facturas de teléfono e Internet, el banco, la compra de otros productos más allá de la alimentación, el coche o los seguros.

Comparte: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: