Construir tu propia casa (ahora) es posible

Tener su propia casa es el sueño de cualquier familia. Pero si además podemos participar en la concepción del diseño y de las futuras reformas, el sueño se vuelve todavía más real. Esto es posible hoy en día gracias a las casas por módulos de Smartliving, especializada en este tipo de viviendas y con una larga experiencia a sus espaldas.

La alternativa a los tiempos de crisis

A pesar de los años de crisis vividos en la última década, la economía de las familias españolas comienza a dar pequeños suspiros. Por eso, cada vez son más los que ven más cerca la ilusión de comprar su primera vivienda o de mudarse a una nueva, adaptada a sus particularidades y necesidades. Curiosamente, en medio de la burbuja inmobiliaria, este sector tuvo que reinventarse para poder salir adelante. Y la historia ha demostrado que, en momentos de crisis, la creatividad no tiene más remedio que aflorar. Por eso, las casas prefabricadas se presentan hoy en día como una alternativa económica, cómoda y sostenible al resto de ofertas del mercado.

Casas modulares

La mayoría de las casas prefabricadas de hormigón que encontramos tienen, efectivamente, unos precios muy asequibles proporcional a la calidad que ofertan. Además, si recurrimos a profesionales del sector como Smartliving, estaremos sumando ventajas a nuestra compra. ¿Cómo? Lo explicamos a continuación.

Profesionales en el mundo de las viviendas modulares

A pesar de ser un ámbito muy concreto, Smartliving ha conseguido hacerse un hueco en el mercado y convertirse en experto en la creación e implementación de viviendas modulares. La explicación se centra en gran medida en las ventajas que ofrecen sus productos.

  • Viviendas espaciosas: sus casas modulares se presentan como espacios amplios y diáfanos; algo que resulta ya perceptible cuando observamos alguna de sus fotos; en ellas reina la sensación de amplitud y luminoso.
  • La rapidez: en general, cuando adquirimos una vivienda asumimos que desde el momento de la compra hasta el día en que entramos en ella, pueden pasar meses, incluso más de un año. En algunos casos, esta demora se debe a que el proceso de construcción no es tan rápido como nos gustaría. Sin embargo, este problema no existe cuando adquirimos una casa modular. En tan solo dos días se apilan los módulos y son instalados.
  • Un precio asequible: adquirir una vivienda siempre implica un gasto importante. Sin embargo, las ventajas que poseen las casas modulares no van en detrimento del nivel económico.
  • Abierta a reformas: este tipo de casas son muy flexibles a la hora de incorporar novedades. Una de las más llamativas es la posibilidad de aumentarle hasta tres alturas; algo que se puede hacer progresivamente, de acuerdo a nuestras posibilidades e intereses.
  • Sentirse en casa: es lo más importante cuando compramos una vivienda. Uno de los aspectos que más solemos tener en cuenta guarda relación con factores externos, como son los meteorológicos. Con frecuencia, encontramos viviendas que suelen ser frías en invierno y calurosas en verano, lo cual no ayuda a una buena calidad de vida. Sin embargo, las casas modulares se construyen bajo el principio de eficiencia energética, en el que el aislamiento es la clave para evitar ese tipo de situaciones
Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: