¿Cuánto cuesta una traducción profesional?

En la actualidad tenemos a nuestro alcance un montón de alternativas a través de las cuales podemos acceder a una traducción de forma inmediata y gratuita. Estos servicios de traducción gratuitos nos sirven para hacernos una idea aproximada del contenido en un idioma que desconocemos, pero ponen en grave riesgo la imagen de nuestra empresa si los utilizamos para fines profesionales en sustitución a los servicios de un traductor profesional.

Todos hemos realizado, en alguna ocasión, alguna traducción utilizando traductores automáticos gratuitos como el de Google, y seguramente habréis sido conscientes de que la traducción obtenida distaba mucho de ser perfecta, y a veces incluso resultaba ininteligible. Por ello, a la hora de buscar una traducción que cumpla con los criterios necesarios para poder garantizar, no tanto la literalidad sino el significado y el contexto del texto, la única alternativa fiable que tenemos a nuestra disposición es la de contratar los servicios de traducción profesionales como los ofrecidos por la agencia de traductores e intérpretes LinguaVox.

La diferencia entre las traducciones automáticas y las traducciones profesionales

Es preciso distinguir entre las traducciones automáticas, que son las traducciones que podemos conseguir de forma gratuita por ejemplo a través del traductor de Google y que, sin duda, son útiles en muchas ocasiones para salir del paso; y las traducciones profesionales, las cuales cumplen una serie de requisitos y por supuesto están realizadas y revisadas por personas que han sido capacitadas para este menester.

Traduccion profesional

Mientras que la traducción automática gratuita va a presentar numerosos errores de traducción y a menudo sea incomprensible, la traducción profesional conlleva la participación de, al menos, dos lingüistas: un traductor profesional, que traduce a su idioma nativo y atesora años de experiencia en el área de especialización de qué traten los documento, y un revisor profesional, que revisa exhaustivamente la traducción del primero.

Evidentemente, una empresa no se puede permitir realizar traducciones automáticas gratuitas a través de Google y otras plataformas, puesto que se juega la reputación de la propia empresa, y es que una traducción mal realizada puede llegar a dar una imagen pésima de nuestro negocio, por lo que vale la pena invertir y tener la garantía de que, por ejemplo, nuestra página web se muestra  en todos los idiomas que nos interese, tal como si hubiera sido redactada directamente en dichos idiomas.

Igualmente procederemos cuando hablemos de otro tipo de documentos, y aquí queremos ampliar los conceptos a la hora de hablar de traducciones técnicas y traducciones juradas oficiales, dos alternativas para la traducción de documentos que presentan diferencias que vale la pena conocer.

¿Qué son las traducciones técnicas?

Comenzamos con las traducciones técnicas, que básicamente son un tipo de traducción centrada exclusivamente en documentos y escritos técnicos, es decir, aquellos que presentan una terminología bastante amplia, así como palabras que pertenecen a una jerga determinada, es decir, que son exclusivamente utilizadas dentro de una profesión específica o que presenta determinadas características dentro de esa profesión.

De esta forma, lo que se consigue es la máxima exactitud, de manera que, dependiendo del ámbito técnico del documento que vayamos a traducir, deberemos confiar la traducción a un traductor profesional especializado en dicho ámbito.

Dentro de las traducciones técnicas vamos a poder abarcar cualquier tipo de campo, ya sea médico, farmacéutico, científico, jurídico, financiero, etcétera, incluyendo por supuesto también la localización de software o videojuegos, la traducción de manuales de instrucciones, programas multimedia, presentaciones empresariales y corporativas, patentes, contratos, notas de prensa, páginas web, contratos y en general cualquier tipo de documento que se nos pase por la cabeza y que tenga estas características.

Traductores profesionales

Si queremos plenas garantías de calidad, debemos recurrir a agencias de traducción profesionales certificadas según la norma de calidad internacional ISO 17100, que detalla los requisitos que se deben cumplir para garantizar la calidad de la traducción, incluyendo desde la titulación y experiencia de los traductores y revisores hasta todas las fases que se deben llevar a cabo para ofrecer un servicio de traducción de calidad.

¿Qué son las traducciones juradas?

Y por otra parte están las traducciones juradas oficiales, que cumplen requisitos muy estrictos y sólo pueden ser realizadas por traductores jurados que hayan sido nombrados por el Ministerio de Asuntos Exteriores.

Estos traductores darán una validez legal a las traducciones realizadas, ya que se trata de documentos oficiales que deberemos presentar en administraciones de distintos países, por lo que es esencial que la traducción mantenga todo el contenido del documento original.

Por ejemplo estaríamos hablando de la traducción de documentos médicos, certificados de antecedentes penales, contratos, pasaportes, permisos, títulos, diplomas, historiales académicos, contratos de trabajo, contratos de compraventa, escrituras de sociedades, escrituras de propiedades, certificados de empresa, contratos de divorcio, patentes, contratos prematrimoniales, contratos de confidencialidad, certificados penales, certificados de nacimiento o de defunción, de matrimonio, herencia o soltería, expedientes de adopción, demandas, poderes notariales, sentencias, requerimientos judiciales y otros documentos jurídicos, visados, pasaportes, cartillas de vacunación, libros de familia y en general cualquier tipo de documento de carácter oficial que precise de una traducción también oficial que garantice los resultados.

Por ello es necesario que contratemos un servicio de traducción jurada oficial cada vez que necesitemos presentar cualquiera de estos documentos, ya que de lo contrario lo único que nos vamos a encontrar es con problemas a la hora de realizar su presentación.

¿Cuánto cuesta una traducción?

Y finalmente, si en algún momento tenéis que recurrir a este tipo de servicio, la pregunta va a ser evidente: ¿Cuánto cuesta una traducción?

Contratar traductores profesionales

Desde el departamento de calidad de LinguaVox, S.L., empresa certificada según ISO 9001 e ISO 17100,  destacan que “no es fácil dar tarifas de traducción sin evaluar los documentos, ya que el precio final va a depender de distintos factores, como 1) el tipo de traducción (traducción simple o traducción jurada oficial), 2) la complejidad del documento, 3) el formato en que esté el documento (Word, Powerpoint, PDF, etc.), 4) el número de palabras, hojas, páginas, 5) la repetición interna de los documentos, 6) el plazo en el que necesitemos la traducción, etc. Por ello, es recomendable solicitar un presupuesto gratuito”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: