La sorprendente importancia que tiene la barba

Varios estudios han demostrado que además del peinado, el vello facial, o la más comúnmente conocida barba, según sea su aspecto modifica sustancialmente la imagen de un hombre ante el resto, por lo que más vale estar al tanto con su cuidado y usar una recortadora de barbas.

Podríamos imaginar, que lo puramente estético, ha sido la principal motivación para el uso o no de este maquillaje nativo de la naturaleza, pero veremos que son muchas más las razones que rodean a este rasgo tan característico del hombre.

Hay investigaciones que dicen que las mujeres prefieren a los hombres con barba, otras dicen que al contrario, la preferencia es una piel limpia, pasando por cualquier tipo de crecimiento, desde la naciente hasta la más cerrada.

Desde las muy cuidadas barbas metrosexuales, hasta la más recientemente de moda, lumbersexuales (barba descuidada de leñador). Gustos hay para todo, así que tampoco habrá un acuerdo en cuanto a preferencias femeninas se refiere por mucho método científico que se siga.

Sobre todo hoy dia, que los medios y más recientemente la llegada de las redes sociales, ejercen en las masas el poder de desatar modas hasta tal punto de influenciar en los gustos personales, en materia de atractivo sexual para las féminas.

Paradójicamente, cuando estar rapado está de moda, las barbas se vuelven más atrayentes. Esto es porque convierte a quien la lleva en más atractivo para la reproducción de la especie, al ser un individuo “menos común” en el entorno.

Consideraciones a la hora de elegir llevar o no llevar barba

Si eres de los que prefiere llevar una barba bien cuidada y te preguntas cuáles son las mejores herramientas que un hombre tiene a su disposición para lucir una bonita y cuidada barba, entra en micomparativa.com, una web donde sabrás cuál es la mejor recortadora de barbas del momento.

Y es que llevar barba tiene efectos hasta para la salud:

  • Sirve como escudo contra enfermedades respiratorias, pues es una bufanda natural contra el frío.
  • Reduce los síntomas de alergias ya que atrapan partículas como el polvo o del humo. Por esta misma razón, hay estudios científicos donde demuestran que ser barbudo es una forma de fortalecer el sistema inmune, al desafiarlo.

La barba ha estado de moda desde épocas antiguas y más allá, unas temporadas más que otras, pero nunca ha dejado de usarse. Ha sido así a través de la historia de la humanidad, y las circunstancias para dejarse la barba (o no) han sido muchas, desde gustos estéticos personales o de grupos, por moda misma, razones psicológicas, de estatus, de salud, para mostrar madurez, infundir respeto, y así podríamos seguir.

Llevar o no llevar barba

La verdad es que han sido muchas las motivaciones para adoptar o descartar la usanza de llevar barba. La importancia de este atributo masculino va más allá de las tendencias de la moda moderna, ya que como veremos desde el mundo antiguo, ésta ha ejercido una influencia en los individuos y en la sociedad.

La barba y su papel en la historia del hombre

Podemos empezar por mencionar, por ejemplo, que en Argos (ciudad griega del Peloponeso), las novias en su noche de bodas se ponían barbas falsas. Esto era para estar a la altura de su nuevo esposo y no parecer inferior ante él, así era la importancia de la barba en la antigüedad.

Tanto así que una barba (postiza) era también usada por las reinas como símbolo de soberanía. Esto data de entre el 3000 y el 1580 A.C. En la antigua India se dejaba crecer mucho la barba, ya que era símbolo de dignidad y sabiduría.

Y es que en toda la historia humana y en todas las culturas, a la barba de los hombres se la ha obsequiado con atribuciones varias, desde altos estatus sociales y sabiduría, hasta potencia sexual. Aunque en otras ocasiones ha salido mal parada, siendo sinónimo de poca higiene y refinamiento o de personalidades excéntricas entre otros defectos.

También en la larga travesía de luchas y guerras a lo largo de la historia, en muchos episodios, el vello facial ha cobrado protagonismo siendo señal para quien la llevase de autoconfianza y fortaleza.

Quizás por la analogía con la melena del león macho, que cuando ésta crece, es señal de estar preparado para el combate. De hecho, una de las razones por las que crece la barba es para aparentar mayor tamaño, al igual que en los leones.

En la antigua Grecia era signo de virilidad, y su simbología era casi santificada. Los soldados espartanos debían mostrar bravura, sino su barba era afeitada como castigo. Por el contrario, Alejandro Magno introdujo la costumbre a sus soldados de ir afeitados, pues los persas les jalaban las barbas para degollarlos. Así perdieron varias batallas.

También en alguna tribu germánica, sólo era permitido a un joven afeitarse (barba y cabello) cuando hubiese matado a un enemigo. En el medioevo, la barba era no sólo signo de honor y virilidad sino también, y sobre todo, de sabiduría.

En cambio, en el siglo XVII, las modas en Europa cambiaron tanto que por ejemplo, Pedro el Grande (Rusia), estableció un impuesto sobre quien llevase barba, para obligar a su afeitado. En el siglo siguiente la moda fue también llevar la cara afeitada.

El uso de la barba hoy día

Ya en el siglo XX se impuso otra vez al ser usada por todas las clases, desde hippies y músicos hasta hombres de negocios. Hoy dia en pleno siglo XXI, por  lo menos en Occidente, llevar larga la barba ha vuelto de moda tal como se usó en los años 50.

Tanto es el simbolismo de llevarla, que a lo largo de la historia del cristianismo por ejemplo, la misma iglesia católica ha pasado desde prohibirlo estrictamente hasta permitir el uso de barba, según sea la simbología que ésta represente en las distintas etapas, y es que si cuentan bien, hay hasta ocho barbudos en la “Última Cena” de Leonardo da Vinci.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: