Consejos para el cuidado de los agapornis

Los agapornis son unas aves muy apreciadas como animales domésticos. Son denominadas también como el loritos del amor, pájaros del amor o inseparables, debido a que los agapornis tienen solo una pareja a lo largo de su vida, a la que siempre permanecen unidos y nunca se separan de ella. A continuación, te ofrecemos una serie de consejos que es importante seguir para cuidar de forma adecuada a estas aves, si has decidido tenerlas como mascota.

Los agapornis tienen un carácter muy alegre y son muy cariñosos, juguetones y sociables. Son aves exóticas, originarias de las selvas tropicales del continente africano, pero normalmente no tienen problemas para adaptarse a la vida doméstica. En cuanto a su aspecto, son pájaros muy bellos, de plumaje muy vistoso, con tonos rojos, verdes, amarillos o anaranjados, y además, tienen unos ojos muy expresivos. Pueden llegar a vivir hasta 15 años si son cuidados de manera adecuada y se encuentran en buenas condiciones. En el portal de aves Avifischeri se pueden encontrar todo tipo de consejos sobre el cuidado de los agapornis.

Los agapornis deben criarse en pareja

En primer lugar, lo más conveniente es tener una pareja de agapornis y que sea criada junta, ya que, como se ha comentado, estas aves no se separan nunca de su pareja. No se deben poner junto con otras especies de pájaros en una misma jaula, ya que estas aves no aceptan la convivencia con otras especies. Se pueden tener también varios agapornis, pero que siempre sean parejas.

La jaula debe ser espaciosa

Es recomendable que la jaula en la que se encuentren los agapornis tenga bastante espacio. Debe ser metálica preferiblemente, de aluminio o de acero inoxidable, ya que es más fácil de limpiar y más higiénica que las jaulas de madera, lo que puede evitar algunas enfermedades.  Además, la jaula debe estar situada en un lugar aireado, sin malos olores y que le de la luz natural. La jaula debe mantenerse limpia, por lo que es conveniente limpiarla una vez por semana y en el suelo se debe colocar papel o tierra para pájaros, para así absorber sus deposiciones.

También es importante que la jaula tenga espacio suficiente para que puedan volar de forma regular y se mantengan en forma. En este sentido, se pueden tener en pajareras de exterior que tengan una longitud de varios metros.

agapornis

Alimentación de los agapornis

Una alimentación saludable es uno de los aspectos más importantes para que las aves vivan sanas y felices. El alimento ideal para los agapornis es una mezcla de semillas con baja grasa y que tengan complementos de vitaminas y de minerales, como el alpiste, la avena y el girasol. También se aconseja darle alimento blando, es decir, frutas y verduras, de vez en cuando, al menos una vez por semana. Las frutas y verduras deben estar muy bien lavadas y se deben cortar en pequeños trozos. Algunos alimentos adecuados para ellos son las manzanas, los calabacines, y las zanahorias, entre otros.

Luz solar directa

Tomar el sol es muy importante para la salud de estos pájaros. Por ello, es conveniente que a la jaula le llegue la luz solar, a ser posible en el exterior,  para que les de directamente, sin ningún tipo de filtro, como pueden ser los cristales de las ventanas. También se pueden usar lámparas de luz de día durante el invierno.

Vigilar su salud

Para que los agapornis mantengan un estado de salud adecuado, deben tener una buena alimentación y mantenerse en las condiciones apropiadas. Es conveniente examinar su estado a menudo y fijarse en algunas señales que pueden indicar que no se encuentran en las mejores condiciones. Algunas señales que indican que el animal tiene algún problema son que esté inactivo, que el plumaje no tenga buen aspecto, que tenga diarrea o coma poco, que tenga los ojos hinchados, etc. En estos casos, es necesario acudir a un veterinario, que sea experto en aves exóticas, para que nos indique cuál es el problema que presente y prescriba el tratamiento más adecuado para su pronta recuperación.

La reproducción de los agapornis

Antes de que los agapornis crien, es necesario pensar en lo que se va a hacer con los polluelos, ya que a cada uno de ellos se le debe buscar una pareja, con la que no esté emparentada. Si has decidido que quieres que tu pareja de agapornis tenga descendencia, el siguiente paso es proporcionarles un nido, preferiblemente que sea de tipo caja, y ponerlo dentro de la jaula.

Para este fin,  también es conveniente que la jaula sea bastante espaciosa. La hembra suele poner entre 3 y 6 huevos y el periodo de incubación dura alrededor de 23 días. Deberán permanecer junto a sus padres entre las 7 y las 10 semanas, momento en el que podrán abandonar el nido, cuando ya sean capaces de comer por ellos mismos.

Comparte: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: