Dálmata: el adorable perro de las manchas

¿Quién no ha oído hablar de los dálmatas? Esta es una de las razas de perros más famosas en todo el mundo, ya sea por ser los protagonistas de un popular cuento infantil más tarde convertido en película, por ser los fieles compañeros de los bomberos, o por ser una de las mascotas más cariñosas y protectoras que podríamos encontrar.

Los podemos reconocer a primera vista por su hermoso pelaje blanco cubierto de puntos negros que se esparcen por cada centímetro de su cuerpo, además son atléticos y elegantes por igual. Sin mencionar que su personalidad es tan llamativa como su pelaje, pueden actuar como niños pequeños y un momento después su semblante puede volverse tan serio que no parecería que estuviéramos viendo al mismo perro. Un dálmata es torpe a la vez que tierno, y la verdad es que son realmente inteligentes.

Marca lobo azul

Existen aún muchas cosas que seguramente no sabes de este adorable perro, así que hoy podrás aprender sobre su historia, sobre su personalidad y lo que los identifica.

Un poco del pasado de los dálmatas

La historia de los perros dálmatas se remonta hace varios siglos atrás, y su origen no está nada relacionado al perro hogareño que conocemos hoy en día. De hecho, el dálmata en origen fue entrenado para correr y este era su trabajo, aunque en tiempos remotos también era considerado un excelente perro de compañía.

El trabajo del dálmata consistía principalmente en correr al lado del carruaje de su dueño y ahuyentar a perros callejeros que pudieran atravesarse en el camino y así evitar desagradables accidentes. También cumplía con la misión de avisar a su dueño si algún extraño aparecía en la vía, y aguardaban en las paradas esperando para avisar a su dueño si algo extraño se acercaba o llamaba su atención.

perros dalmata

No es errado afirmar que los dálmatas eran los escoltas del pasado, ya que una vez que los primeros bomberos comenzaron a prestar servicio, eran estos perros quienes despejaban la calle para que el carruaje de los bomberos pudiera abrirse paso hasta el incendio. Incluso cuando se crearon los primeros camiones de bomberos, los dálmatas fueron elegidos como sus acompañantes fieles, y por muchos años se ha mantenido este lazo único.

Son excelentes perros guardianes, y aún conservan ese instinto protector que los hace ser un poco reservados con los extraños, si bien con sus allegados son perros cariñosos y juguetones.

El nombre de Dálmata proviene del lugar que antes era conocido como Dalmacia, ubicado en la costa este del Mar Adriático, y que hoy conocemos como Croacia. Aunque esta raza era bastante conocida en esta parte del mundo, no existe evidencia concreta de que su origen se diera allí. Sin embargo, el dálmata que conocemos y queremos, fue criado mayormente en Inglaterra, donde fue utilizado como perro de caza, como perro guardián y como perro de familia. Algunos dicen que incluso podría estar emparentado con el Pointer Inglés.

La personalidad del Dálmata

Podemos encontrar una personalidad activa y jovial en esta raza. Son perros con mucha energía y son capaces de correr durante horas, una clara herencia de sus antepasados. Así como desbordan energía son igual de demandantes cuando se trata de atención, harán cualquier cosa para llamar tu atención y esto hará que florezca su lado humorista, un dálmata fácilmente puede volverse el alma de la fiesta cuando busca la atención de su dueño.

Necesitan satisfacer sus necesidades físicas. Para estos perros una caminata solo es el calentamiento, pueden pasar todo el día jugando y saltando de un lado a otro para buscar la pelota o simplemente para complacer a sus familiares, esto los hace los compañeros ideales para los niños de la familia. Ambos tendrán energía de sobra para jugar hasta el cansancio y al final del día ambos descansarán para comenzar un nuevo día de juegos por la mañana.

los dalmatas

Generalmente se muestra interesado en cada aspecto a su alrededor, siempre está muy atento a cualquier cosa y esto lo convierte en un buen perro guardián. Con los extraños son algo reservados, pero no agresivos. Suelen ladrar cuando un desconocido se adentra mucho en su territorio, pero no es un perro que pueda considerarse violento. La temprana socialización es un factor importante para ayudarlos a adaptarse a los distintos entornos y personas. Esto garantizará que en la edad adulta sean seguros de sí mismos, de su entorno y sean capaces de convivir con otras personas y animales.

A los dálmatas les gusta involucrarse en todas las actividades familiares, desde una noche de películas hasta una tarde en el parque, les gusta siempre tener la atención de sus familiares y vive precisamente para tener toda la atención para sí mismo, esto lo hace una de las mascotas más dulces y adorables.

Aspecto físico del dálmata

El cuerpo del dálmata es extraordinariamente atlético, no es para menos, al tratarse de un perro con una resistencia física tan alta. Para estos perros es imperativo mantener una actividad física elevada, y esto lo logra al correr o al dar largas caminatas, también disfruta de los juegos con los miembros de su familia y es normal que quienes lo cuidan se cansen antes de que él siquiera muestre fatiga.

raza dalmata

Su cuerpo es de talla media, va desde los 45 a los 60 centímetros de estatura, siendo las hembras un poco más pequeñas que los machos. Son bien proporcionados, sus extremidades son fuertes y sus patas redondas. Sus orejas son triangulares y puntiagudas, cayendo delicadamente hacia adelante y dándoles ese aspecto dulce que los define. En cuanto a al color de sus ojos, puede variar. Los colores pueden ser marrones, pardos o azules, en algunos se puede observar una combinación de ambos, siendo uno marrón y otro azul, u otras mezclas igualmente llamativas.

Su pelaje es el rasgo más característico de esta raza, es corto y suave casi como terciopelo, y los lunares que le adornan se esparcen indistintamente por cada parte del cuerpo. No tienen una posición específica, para cada perro surgen lunares completamente diferentes. Estos puntos usualmente crecen de tres a seis centímetros y su color cambia dependiendo del individuo, aunque los más comunes son manchas negras y marrones.

Cachorros

Los dálmatas comúnmente tienen camadas de entre seis y nueve cachorros. Si bien ha habido casos donde la hembra ha dado más de una docena de cachorros en la misma camada.

Algo llamativo acerca de los cachorros de dálmata es que nacen sin manchas de color. Al nacer su pelaje es completamente blanco y quizá pueda asomarse a la vista algún que otro lunar pero no lo suficientemente oscuro.

cachorros dalmata

En los cachorros, las manchas no empiezan a ser visibles hasta las primeras semanas de vida, después del primer mes de vida ya habrán desarrollado la mayoría de sus manchas y estas irán creciendo y oscureciéndose con el paso de los meses. Un dálmata adulto continúa desarrollando nuevas manchas, aunque no tan rápido como lo hace un cachorro. Aparecerán nuevas manchas a lo largo de toda su vida.

Aseo y cuidados

Necesitan de mucha atención y les gusta la compañía de sus familiares, para el dálmata, así como para cualquier raza de perro, no es recomendable dejarlo demasiado tiempo solo. En cambio es importante pasar mucho tiempo con él, lo que lo hará extremadamente feliz y le ayudará a cumplir con otra de sus necesidades primordiales: el ejercicio. Sacarlo a dar paseos largos o a correr es necesario, aunque también se puede complementar su dosis diaria de ejercicio con juegos en el patio o jardín de casa, los dálmatas estarán más que encantados de jugar a buscar la pelota.

Es esencial darle acceso a agua fresca a cualquier hora del día, y observar si este está orinando regularmente, ya que son propensos a padecer obstrucciones en la vía urinaria.

dalmata marron

Por otro lado, el pelaje del dálmata es como una suave pieza de terciopelo y es muy sencillo de cuidar, lo aconsejado es cepillarlo varias veces a la semana para deshacernos del pelo suelto y mantenerlo brillante y sedoso. Aún así, se debe ser consciente de que al traer un dálmata a casa será común encontrar rastros de cabello en la ropa, sofás, alfombras, y no hay mucho que podamos hacer más que cepillarlo tantas veces como nos sea posible para deshacerse del pelo muerto.

Además, debemos suministrarle cuidado básico, verificar que sus uñas estén bien cortadas, sus orejas limpias para evitar infecciones y cepillar sus dientes con cierta frecuencia para evitar la aparición de sarro y otras bacterias.

Salud del dálmata

Los dálmatas no son una raza difícil de cuidar con respecto a su salud, la mayoría de ellos se muestran saludables, aunque también pueden presentar algunas condiciones poco favorables. Así como han heredado una excelente fortaleza física y energía, también existen algunas enfermedades que han heredado a lo largo de los años y que dificultan un poco su experiencia de vida.

Por otro lado la esperanza de vida de un dálmata se encuentra entre los 12 o 14 años, si bien algunos pueden llegar a vivir 15 o 16 años, todo depende de la salud del can.

dalmata cachorro

Son propensos a sufrir ciertas condiciones y enfermedades tales como la sordera, alergias y obstrucciones en la vía urinaria, por lo que deben dársele atención de primera si presentan alguna de estas condiciones:

  • Sordera hereditaria. Cerca de un 8 % de los ejemplares de esta raza nacen siendo sordos de ambos oídos. Del 22 al 24 % nacen siendo sordos de un oído. Al nacer, todos los dálmatas tienen las orejas cerradas y sólo se abren días después del nacimiento. Aproximadamente sólo el 70% de los dálmatas cuentan con una buena audición. Es ahora sabido que los canes con una pigmentación clara (blancos o albinos) tienden a desarrollar problemas auditivos debido a la ausencia de melanocitos maduros en la parte interna del oído. Esta condición se extiende a muchas otras razas de perro que tienden a tener un pelaje claro.
  • Alergias cutáneas. Es común ver que un dálmata sufra de alergias en la piel. Lo mejor en estos casos es determinar qué factor está produciendo la alergia y alejarlo del mismo para evitar que se propague o empeore la situación.
  • Litiasis urinaria. La orina del Dálmata tiene un alto contenido de ácido úrico. Esta es la principal causa para que se formen piedras a partir de la sal contenida en el ácido, los cristales o piedras más pequeños pueden pasar por el tracto urinario y ser expulsadas. En cambio las piedras más grandes pueden llegar a obstruir el tracto urinario, de ocurrir esto y no tratar al perro adecuadamente, podría ser fatal. Es por ello que una dieta adecuada para su condición y siempre darle acceso a una fuente fresca de agua es primordial para su salud.

Lo que debes tener en cuenta antes de adoptar un dálmata

  • Siempre debe dárseles el espacio y tiempo adecuados para el ejercicio físico.
  • Es importante atender sus ojos y oídos para evitar infecciones.
  • Debes cuidar la alimentación que le suministras, siguiendo siempre las indicaciones del veterinario.
  • Debe cepillárseles con frecuencia para quitar el exceso de cabellos muertos.
  • Al tener un fuerte instinto de perro guardián, los dálmatas necesitan ser socializados desde muy jóvenes para aprender a comportarse frente a otras personas, animales y entornos.

perro con manchas dalmata

Dálmatas, los pecosos del mundo canino

El dálmata fácilmente se lleva el puesto como uno de los perros más tiernos y juguetones en todo el mundo canino. Son graciosos, inteligentes, activos y muy cariñosos, a la par que protectores.

Crecer con uno de estos pecosos amigos en casa es uno de los mejores regalos que se le puede dar a un niño pequeño. Y si se es adulto, es uno de los mejores amigos y una de las mejores compañías que podremos encontrar.

Su espíritu alegre y eterna juventud hacen que el amor que sentimos por estos magníficos perros no tenga límites.

Quizá una película les haya dado una fama mundial innegable, sin embargo, los dálmatas han sabido ganarse su puesto en nuestros corazones por su personalidad extrovertida y alegre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: