Cómo decorar para iluminar los espacios

A la hora de decorar un espacio, el color, la combinación de elementos y texturas pueden jugar a favor para dar una sensación de amplitud e iluminar espacios pequeños. También se debe ser consciente que, con una distribución inadecuada, se puede impedir la entrada de luz natural.

En este artículo te traemos una selección de ideas que te ayudarán a iluminar los espacios potenciando las características de la estancia y aprovechando todos los elementos naturales y artificiales para hacer que el ambiente tome vida.

Utiliza iluminación artificial

En espacios cerrados y que cuentan con poca luz natural, la iluminación artificial se convierte en una necesidad, influyendo de forma directa en el tipo de ambiente que se genera. Para conseguir un espacio cálido, necesitas distribuir los puntos de luz a lo largo de la habitación, utilizando lámparas y focos individuales.

Con respecto al tono de las bombillas, la mejor alternativa en espacios con poca luz natural son las de tonalidad blanca, de preferencia en LED para también generar ahorro a nivel energético.

Elige colores claros para las paredes

Optar por el blanco y los colores pastel es una de las apuestas más simples para conseguir espacios amplios e iluminados de una forma sencilla. Una habitación pequeña y sin iluminación natural no debe tener en sus paredes ninguna tonalidad oscura, porque eso reduce aún más la sensación de espacio. Los colores pastel transmiten calma y paz, complementando muy bien el efecto de las bombillas de luz blanca.

Cortinas ligeras

Si tienes ventanas, te conviene decorar con cortinas de telas ligeras y en colores claros para permitir el ingreso de la luz natural durante las estaciones más cálidas.

No tienes que realizar una inversión cuantiosa en este elemento, puedes comprar cortinas baratas pero de calidad y que cumplan con su función. Las cortinas transparentes son ideales para un paso constante de la luz del sol y la brisa.

Ideas para iluminar espacios

Decora en tonos neutros

Los objetos que vayas a incluir en la decoración, deben cumplir con una regla fundamental, deben ser de colores neutros e igualmente cálidos. Las piezas de madera son ideales, en tonos como el gris, beige, ocre y cualquier otro que sea claro.

Debes intentar que toda la paleta de colores tenga coherencia en el conjunto, desde las piezas decorativas, muebles y cortinas hasta el tono de pintura.

Utiliza espejos

El uso de espejos es uno de los trucos de decoración más antiguos y funcionales. Sirve tanto para aumentar la intensidad de la iluminación natural y la artificial como para ampliar los espacios.

Puedes utilizarlos en casi cualquier área pero cuidadosamente. No es bueno sobrecargar el espacio.

Puertas y ventanas de cristal

Finalmente, el mejor de los trucos para iluminar el interior de una habitación es utilizar puertas y ventanas de cristal transparente. Estas pueden ser con efecto difuminado para mantener la privacidad mientras que se permite el paso directo de la luz desde los espacios contiguos, así como los rayos del sol a través de la ventana.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: