Diferencias entre la fibra y el ADSL

Cuando los consumidores quieren contratar los servicios de internet para sus viviendas o sus negocios les surge un gran dilema: ¿Fibra o ADSL? Hay que conocer las diferencias para poder elegir con buen criterio.

A la hora de contratar el servicio de conexión a Internet para el hogar o para el entorno laboral, existen dos tipos de conexiones básicas: ADSL y fibra óptica, entre las que los consumidores deberán elegir. La diferencia más significativa entre ambos tipos de conexiones es que la fibra óptica es más rápida y más estable, sufriendo menos caídas o bajadas de velocidad. Habitualmente, el cliente tiene el 100 % de la velocidad que contrata, cosa que no ocurre con el ADSL.

Hace unos años, había que pagar un precio mayor por fibra por sus mejores prestaciones, pero, poco a poco, los precios se han ido igualando. La única pega es que la fibra óptica no llega a todo el territorio nacional, en cambio el ADSL sí ofrece una mayor cobertura. En muchas zonas, por tanto, se podrá contratar ADSL, pero no se tendrá opción de fibra.

¿Qué es mejor, la fibra o el ADSL?

Antes de lanzarse a comparar entre distintos operadores, si se tiene opción de fibra, lo primero que cabe preguntarse es qué es mejor; ¿la fibra o el ADSL?

Lo que diferencia un tipo de conexión y otro es el material del que está compuesta la red que transporta los datos. El ADSL está compuesto por hilos de cobre, que mandan la señal eléctrica, mientras que la fibra está compuesta por hilos de vidrio o de plástico, que envían señales de luz.

La fibra óptica, como se comentó con anterioridad, posibilita que al usuario le llegue la velocidad que ha contratado. En cambio, con el ADSL, hay variables que interviene, como los cambios de temperatura o de tensión y la distancia entre el hogar o negocio a la central telefónica.

La fibra óptica también mejora la experiencia de usuario en Internet, pues lo tiempos de espera, tanto al subir como al descargar archivos, son menores. Por todos estos motivos, la fibra, a priori, es la mejor opción, el único inconveniente es, como ya se ha comentado, que no llegue al emplazamiento donde se quiera instalar.

Fibra vs ADSL

¿Qué se necesita para instalar fibra óptica?

Para aquellos a los que les preocupe el proceso de instalación de la fibra, se trata de algo sencillo, aunque habrá que modificar la estructura de comunicaciones que existe en la vivienda. El cliente, en este sentido, no debe preocuparse de nada, pues un técnico del operador con el que se contraten los servicios se desplazará hasta el domicilio y lo dejará todo listo en poco tiempo y de forma gratuita.

La instalación de la fibra óptica es muy sencilla por su flexibilidad y ligereza, a diferencia del cobre, que hace que se adapte a los conductos interiores que existan en la vivienda, evitando la mayor parte de las veces la realización de una obra de albañilería.

Otra de las ventajas de la fibra sobre las actuales instalaciones de cobre es que las primeras permiten la telemetría, lo que quiere decir que, en caso de avería, es posible averiguar por control remoto en qué punto de la instalación se encuentra el problema, sin tener que ir buscando por la casa, abriendo o picando la pared, donde se encuentra hasta localizarla.

Como se puede ver a lo largo de este artículo, el único inconveniente y el motivo por el que el ADSL sigue al mismo precio que la fibra a pesar de las diferencias en cuanto a calidad y velocidad es la cobertura limitada de la fibra óptica. Pero, como el consumo de Internet sigue creciendo, los operadores siguen invirtiendo en infraestructuras para que, en unos años, estos problemas de cobertura desparezcan y todo el mundo tenga acceso a la fibra.

¿Por qué debería utilizar fibra óptica?

Aquellos que tienen la posibilidad de contratar fibra en sus hogares o en sus negocios no deberían dudarlo ni un momento, y es que, a igualdad de precio, el ADSL se presenta como una tecnología caduca y la fibra es la tecnología del presente y del futuro, ofreciendo velocidades mucho más altas, conexiones más estables y menor retardo.

La fibra óptica es muy recomendable para los que hacen un uso intensivo de Internet, aquellos que lo utilizan como medio para trabajar, las oficinas y las familias numerosas donde se conectan varios usuarios a la vez.

Solo hay que comparar la velocidad media de navegación, mientras con el ADSL es de hasta 30Mb, con la fibra óptica se pueden alcanzar hasta 1 Gbps. Esta diferencia no solo es bastante significativa, sino que también se ha de considerar que aún es mayor en realidad, pues con la fibra llega la velocidad contratada y con el ADSL siempre es menor, sufriendo más caídas y cortes de conexión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: