Ventajas de reparar un electrodoméstico antes de comprar uno nuevo

Al equipar un hogar se piensa en todos aquellos muebles y aparatos que servirán para hacer la vida mucho más cómoda. Debido a que esos objetos se vuelven parte de la cotidianidad, suelen generarse apegos emocionales que en ocasiones son difíciles de romper.

Estos lazos afectivos con las pertenencias suelen verse afectados cuando alguna de estas se daña y entonces la decisión de reemplazarlas no es tan fácil de tomar.

Es por esta razón que se opta por repararlas, y así poder disfrutar algunos años más la vida útil de los dispositivos favoritos. Por eso, bien vale hacer una revisión de las ventajas de reparar frente a adquirir uno nuevo.

No se lastima el bolsillo

Antes de saber si un equipo electrónico tiene reparación, es necesario consultar con un técnico o especialista en servicios del hogar que determine si es posible arreglar y prolongar la vida útil de ese aparato.

No se lastima el bolsillo

Cuando se decide reparar un electrodoméstico se ahorra mucho dinero en comparación con la decisión de comprar uno nuevo. Esto se debe a que cada vez los dispositivos son mucho más modernos, con mejores funcionalidades, y esto solo hace que su valor aumente con cada mejora. Si el equipo en uso se ajusta a las necesidades del propietario, su reemplazo no es necesario.

Por otro lado, son pocos y raros los casos en los que se invierte la situación en relación con la reparación y la compra de uno nuevo.
Esto depende de lo antiguo que sea el modelo a arreglar, ya que mientras más viejo es el equipo, en algunos casos será más difícil conseguir la pieza que se dañó y eso se traduce en que puede salir incluso más caro que comprar uno nuevo.

Las piezas a reemplazar pueden ser fáciles de encontrar

Aunque puede ser difícil de creer, en algunos casos los electrodomésticos más viejos suelen contar con un mayor stock de repuestos en el mercado. Una buena empresa de servicio técnico sabrá exactamente dónde buscarlos, y en caso de no conseguirlos, estará al tanto de cuáles pueden ser un buen sustituto y adaptarlos al equipo que se pretenda reparar.

Si el electrodoméstico que se dañó es nuevo y aún se encuentra en garantía, es recomendable llevarlo a la tienda donde se compró o a algún agente autorizado por la misma marca, pues estos con seguridad tendrán la pieza que se necesita y también realizar la reparación correspondiente.

En estos casos particulares la reparación suele ser cara por el hecho de que se ofrecerán productos originales y una mano de obra cualificada por la empresa. En caso de que la suma sea un tanto elevada, la opción secundaria sería acudir a especialistas con conocimientos y experiencia, es decir trabajadores cualificados, y lo más importante: que ofrezcan precios más baratos.

Se consiguen técnicos de calidad más rápido

Por lo general cuando el dueño del equipo averiado está muy interesado en que el trabajo de reparación se haga de la manera más efectiva, este suele buscar servicios técnicos oficiales que así lo garanticen, al ser un servicio especializado en una marca determinada.

Cuando se dice que sea un técnico oficial, no se quiere decir que pertenezca a la tienda donde se compró el equipo o que sea un asociado directo a la marca, sino que tiene un conocimiento integral de todas o la mayoría de las marcas de electrodomésticos que se consiguen en el mercado, para así ofrecer un trabajo bien hecho.

Entre las ventajas que se obtienen al contratar un técnico oficial están:

  • Estos profesionales han recibido la formación correcta de las Marcas fabricantes para reparar de manera eficiente la mayoría de electrodomésticos que aún se encuentran en el mercado.
  • Están capacitados para ofrecer un trato amable, cálido y respetuoso al cliente.
  • Tienen los conocimientos adecuados acerca de las piezas que mejor funcionan en el equipo dañado.
  • Son especialistas en ofrecer presupuestos realistas.
  • Ofrecen garantía sobre la reparación.

Esta última premisa es lo que determina si un técnico es de calidad o no, porque refrenda que su trabajo no fallará, y lo respalda ante el cliente con un certificado de garantía.

No es necesario salir del hogar

Para aprovechar en 100 % esta ventaja, se recomienda contratar a un especialista que trabaje cerca del lugar donde se encuentra el electrodoméstico objeto de reparación.

Por ejemplo, contratar un servicio técnico en Sevilla hará que el dueño del aparato no tenga que pagar desplazamiento al técnico  para poder encontrarle reparación a su electrodoméstico.

Cuando el equipo se repara justo en el lugar donde se dañó se evitan golpes, arañazos y hasta riesgo de extravío durante el trayecto de ida y regreso del taller de reparación.

Con cada reparación que se haga a cualquier electrodoméstico que lo necesite, se logrará una mayor conciencia sobre el aparato en sí, entendiendo mejor su funcionamiento y los necesarios cuidados que deben tenerse para alargar su vida útil.

Solución amigable con el ambiente

El consumismo está llevando al mundo a una situación en la que pronto será virtualmente imposible la existencia de la vida en el planeta. No solo es un tema de contaminación, sino de conciencia.

Si las personas no desecharan las cosas en la primera oportunidad, sino que intentaran reparar y conservar sus dispositivos, los vertederos de chatarra no estarían tan saturados.

Estos sitios se han convertido en un gran problema, no solo por interferir en el ambiente, sino por el tratamiento de los desechos, que pueden pertenecen a distintas categorías, y muchos de ellos no son reciclables ni reutilizables.

Reparar un equipo es una forma de colaborar fácilmente con el medio ambiente ya que la basura tecnológica se está convirtiendo en un serio problema del que nadie habla.

Es mejor conservar y actualizar lo que se tiene, pero sin tener que adquirir uno nuevo, salvo en el caso de la obsolescencia, en que el equipo que se tiene es muy viejo y no es compatible con los sistemas actuales.

Sin embargo, esto puede ser una excusa simple, pues ya existen diversos métodos y herramientas para renovar esos equipos viejos y adaptarlos a la cotidianidad con un hermoso y elegante estilo vintage.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: