Motivos por los que iluminar tu hogar con apliques de pared

¿Buscas destacar un espacio de tu hogar con la iluminación? Los apliques de pared pueden ser la solución que estás buscando.

Se trata de iluminaciones que se colocan directamente en las paredes o en paramentos verticales. A diferencia de una lámpara de suelo, los apliques de pared tienen la capacidad de iluminar y potenciar la arquitectura del paramento completo, por lo cual son muy útiles en las fachadas, sin embargo tienen diferentes usos según sus características.

Características de los apliques de pared

Conocer las características y beneficios que aportan a la decoración es fundamental para elegir la mejor manera de utilizarlos en nuestros proyectos.

  • Ofrecen una luz focalizada y que se orienta hacia un punto específico o zonas muy delimitadas. Por lo general, se trata de una luz que no ilumina más allá de un metro cuadrado, por lo cual se suele utilizar en pasillos, escaleras, alrededor de espejos o armarios, cerca de cuadros o en el lavabo.Apliques de Pared
  • Existen dos alternativas de uso según el tipo de aplique: utilizar una luz focalizada, que se dirija hacia un punto específico, por ejemplo, un cuadro o un espejo. La segunda opción, es utilizar un aplique cuya luz se difumine dentro del espacio de una forma menos definida, ideal para pasillos y vestidores.
  • Potencia o lúmenes. El flujo luminoso solo tiene entre 100 y 200 lúmenes, ya que no son lámparas para iluminar espacios amplios, por lo tanto carece de sentido el uso de grandes potencias. Esto dependerá del tipo de bombilla que se utilice, y puede variar a criterio personal, según lo que se quiera conseguir.

¿Por qué usar una lámpara de pared?

  • Las necesitamos para iluminar zonas concretas, ya que de esta manera conseguimos dar importancia a un elemento en específico, como un cuadro o una vitrina. En estos casos, se utilizan pequeñas lámparas con la cualidad de focalizar la luz para llamar la atención sobre puntos concretos.
  • Cuando se quiere dar importancia a un paño o una zona en particular de la pared, porque la misma presenta características que la hacen diferente, como un color, una estantería, características de diseño o cualquier otra circunstancia.
  • Los apliques de pared pueden ser utilizados para iluminar espacios reducidos, como el lavabo o algún espejo del cuarto de baño.  De esa forma se utiliza únicamente la iluminación necesaria para llevar a cabo la actividad deseada, en este caso el aseo personal.
  • Según el material con el cual se encuentre hecho el aplique, lo puedes combinar con diferentes estilos decorativos. En la sala de estar, es muy conveniente una lámpara cercana al mueble principal, para crear una zona de lectura. En este caso, los apliques más convenientes son los articulados que faciliten el movimiento.

Apliques de pared en un bano

Por cuestión de ahorro energético, siempre es preferible el uso de bombillas LED. Como has podido conocer, los apliques de pared son elementos de iluminación que resulta muy sencillos de usar y bastante funcionales en la decoración.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: