Elegir arquitecto para tu obra sin arrepentirte toda la vida

Que una mala decisión no marque tu construcción de ensueño. Llega el momento de hacer lo que siempre quisiste. Tras mucho tiempo preparándote, estudiándolo y, sobre todo, ahorrando; vas a poder construir esa casa que siempre querías. Ya has visto el terreno y tienes algunas ideas, pero necesitas un buen profesional que te aconseje y termine de dar forma a eso que tienes en mente. Va a ser tu nuevo hogar, y lo mejor es no dar ningún paso en falso.

Un buen arquitecto. Alguien totalmente especializado en el diseño y construcción de la que será tu casa. Debes elegir al adecuado, y no es algo muy sencillo porque hay muchísimo donde elegir. Según los expertos de JREYMA reformas en Palencia, estos son los pasos para elegir el arquitecto adecuado para que la construcción de tus sueños no se acabe convirtiendo en la de tus pesadillas:

1 – Experiencia y buen equipo

Está claro, hay cosas que solo se aprenden con la experiencia y mucho trabajo. Uno de los requisitos imprescindibles para asegurarte de contar con un buen profesional a tu lado es su bagaje. Saber manejar y tener en cuenta los pequeños percances que pueden surgir a la hora de dar forma a una construcción es algo que un buen arquitecto técnico debe tener más que asumido, y eso solo lo da una experiencia forjada a través de los años y de los diferentes proyectos.

Además, esa veteranía suele venir acompañada del conocimiento de otros tantos profesionales que puedan aportar su granito de arena a que todo vaya como la seda. Alguien que acaba de empezar no puede conocer a tantos expertos como alguien que lleve dos décadas implicado en su labor; y eso es algo que claramente influye en el desarrollo de una obra.

2 – Estudio y constructora, mejor juntos

Hay muchos arquitectos que trabajan por cuenta propia; pero otros tantos forman parte de lo que se conoce como estudio de arquitectura. Estos están formados por todo un compendio de expertos capaz de ofrecer todo tipo de propuestas y soluciones y, además, pueden tener otra gran baza con la que terminar de ser totalmente atractivos para los clientes: formar parte de una constructora.

No todos cuentan con esta posibilidad; pero los que la tienen garantizan un mayor flujo de comunicación entre ambos campos y ningún tipo de descoordinación a la hora de elaborar presupuestos o en otros tantos campos. Al estar totalmente vinculados, los procesos se aceleran mucho más y, con ellos, la obra que tantas ganas tienes de ver terminada.

elegir arquitecto

3 – Polivalencia

En ocasiones, a la hora de pensar en una obra, se busca a alguien que esté completamente especializado en el tipo de construcción que necesitas. Pero, de la misma forma que la experiencia ayuda, contar con un profesional polivalente es otro punto de especial interés. Albergar conocimientos de diferentes tipos de trabajos, siempre y cuando no se salgan de la labor arquitectónica, puede evitar muchos problemas.

4 – No te obsesiones con el precio

Los honorarios de un arquitecto y de otro pueden ser muy distintos, pero no hay que dejarse engañar por las cifras más bajas. Un buen trabajo lo vale y, en ocasiones, eso que te ahorras en su labor puede convertirse en un gasto inesperado que engrose el presupuesto en cualquier otro apartado. Valora bien la confianza, la experiencia y las garantías de los profesionales que encuentres y, si es posible, trata de buscar referencias sobre anteriores trabajos realizados.

Mejor investigar, esperar y, si se da el caso, pagar algo más que a otros a cambio de una mejor calidad en servicios y una mayor atención; que tener que empezar a sumar más y más gastos por problemas o imprevistos.

Las construcciones son asuntos tremendamente delicados, ya no solo por el volumen monetario que exigen, sino por la responsabilidad que recae sobre ellas. Como decíamos al comienzo, si vas a empezar la obra de la que pretendes que sea tu casa para el futuro, debes confiar en los mejores, y encontrarlos no es nada difícil si sabes dónde, cómo y a quién acudir. Sobre todo teniendo una herramienta tan potente como es internet, capaz de permitirte el contacto con alguien de forma prácticamente instantánea.

Si sigues estos consejos, estamos seguros de que no tendrás problema en hallar a un arquitecto con el que todo transcurra fácilmente en esa construcción que tantas ganas tienes de llevar a cabo. Por supuesto, siempre hay más factores por detrás, como la comunicación entre cliente y profesional; pero son aspectos muy relativos y dependientes del tipo de persona que busque contratar un servicio. Ahora, que ya tienes una pequeña guía, puedes comenzar a mirar con la seguridad de saber qué es lo que debes exigir y qué debes tener en cuenta.

Comparte: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: