¿Sabes qué son lo errores web y cuántos hay?

Los sitios web se han convertido en una gran “vitrina exhibidora” y eso explica el boom del marketing online y el e-commerce. Por eso, mantener estos sitios optimizados y libres de errores es tan importante.  

Explicado de un modo muy simple, cuando se navega por internet, se envían solicitudes al servidor que responde generando un código de estado. Pero a veces, la solicitud no se hace correctamente o la petición no puede responderse por alguna causa. En esos casos, se producen errores web. Por eso, es común llamarlos errores http.

Estos errores se tipifican con números. Tienen 3 dígitos que dejan ver cuál es la causa del error.

Tipos de códigos http

Los códigos de estado van desde la serie del 100, hasta el 500. Ahora bien, alguien podría preguntarse porque jamás ha visto un código 100, 200 o 300. La respuesta es que en estos casos, no hay error.

  • 100-103 son códigos informativos.
  • 200-208 la petición es exitosa y se ha llevado a cabo.
  • 300-308 se relacionan con las redirecciones, cuando se ha movido un contenido de un sitio a otro, se redirecciona automáticamente al usuario.
  • 400-452, errores que provienen del usuario o cliente.
  • 500-511, errores que se dependen del servidor

Error web 404

Tipos de errores web más comunes

Algunos de los errores más frecuentes son el 403, 500, y 503. ¿Qué implican y cuáles son sus posibles causas?

Error web 403

También llamado forbidden, el error 403 se da cuando el servidor comprende la petición, pero no la acepta. Es decir, niega la petición del usuario. Es posible que se necesite iniciar sesión, registrarse u obtener algún permiso para que el servidor acceda  a la petición.

Al ser un grupo de dígitos de la serie 400 se sabe que es un código dependiente del usuario, pero a su vez, se relaciona con el sistema de seguridad del sitio web y está a tono con las medidas que ha tomado el administrador sobre la visibilidad de sus archivos.

Las causas que producen el error son variables. Es posible que el usuario esté intentando acceder a una URL no válida, que presente fallos o que sea una página privada con el acceso permitido sólo a clientes específicos.

Otra causa probable del error, es que la URL tenga acceso 100% restringido para todo usuario. La mayoría de las páginas web están configuradas para impedir que cualquier usuario navegue por sus archivos, en este caso aparecerá el error 403.

Cuando el navegador no está enviando las credenciales correctas se genera también un error de este tipo. Es importante comprobar que las versiones de las cookies o la memoria caché del navegador no estén en conflicto con la caché de la página. En este caso envía un error 403.

Error 500 y 503

Los errores http 500 o 503 suelen producirse cuando se presentan fallos en la página web o en el servidor. Posiblemente originados por fallos en la programación de la página web, errores de instalación de algún plugin, fallos en la actualización del tema o plantilla de la web, mala configuración de los permisos de alguna carpeta de WordPress del sitio web o simplemente se ha agotado la memoria PHP del sitio web.

Son fallos fácilmente detectables y que se pueden solucionar relativamente rápido. Sin embargo, no siempre es sencillo pues estos estados de código también pueden producirse debido a otras causas un  poco más complicadas.

Estos códigos generalmente se presentan cuando el servidor no soporta alguna característica específica necesaria para responder a las solicitudes del navegador, cuando el servidor está realizando labores de mantenimiento o de actualización, cuando se encuentra saturado por exceso de consumo o no sabe contestar al navegador.

Cuando se necesita autenticación para acceder a la página o se agota el tiempo de espera sin recibir respuesta. En ocasiones se producen errores inesperados en el servidor sin conocerse su causa.

El error 500 hará que la web se mantenga caída, no se podrán realizar visitas y las ventas se detendrán hasta solucionar el problema. Si el error no se resuelve, google podría penalizar al propietario de la web.

Localizar el error es lo más importante. En la sección “métricas” se encuentra la opción Errores, donde se encuentra un registro de los últimos 300 errores ocurridos en la página.

También es posible acceder al registro de errores a través del log de errores del servidor. Para ello se debe conocer bien el tipo de servidores web o el panel de control que se utilice para localizarlo.

Se debe revisar la carpeta donde se recibe el error, buscar el fichero de errores a través de un gestor de archivos o a través de FTP. Dependiendo de cómo se produzca el error, la solución también cambia.

El error 503 indica que el servidor está muy ocupado, entonces es necesario esperar un tiempo para acceder a la página. Es el resultado de un servidor, que en esos momentos no puede responder a una solicitud, y como no se puede atender a una petición, es necesario esperar.

Se trata de un error temporal y se considera una medida de seguridad, ya que de atender en ese momento la petición, se podrían presentar problemas graves y afectar otros servicios.

No es fácil reconocer un error 503, en ocasiones simplemente no se ve. No es un error causado por el navegador, simplemente el navegador no puede procesar la petición en ese momento. Es posible que la web necesite un hosting más grande o mejor mantenimiento.

Ya sea que se trate de una web interactiva, una tienda online o un blog, la optimización de la web incluye mantener la página libre de errores. Por eso, si después de diagnosticar estos molestos errores web, no se pueden solucionar, es el momento de buscar el servicio de un técnico de hosting.

Son los expertos en esta área y no se debe dudar en contactarlos. Ellos tienen el conocimiento para diagnosticar y solucionar estos problemas con rapidez y efectividad. Después de todo, cuidar el estado del sitio es equivalente a las “buenas prácticas de exhibición” en la faceta online.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: