La Sierra de Cazorla, Segura y las Villas: un lugar único para una escapada de otoño

Hablamos de la Sierra de Cazorla y de por qué es uno de los mejores destinos para pasar uno de los puentes que se avecinan, sin tener que gastar más de lo necesario ni tener que enfrentarnos a los peligros que se derivan de ir a un lugar masificado, algo especialmente importante en los tiempos en los que vivimos. Sigue leyendo y no podrás resistirte a empezar a planear tu próxima escapada.

¿Dónde está?

Ubicada en el nordeste de la provincia de Jaén, la Sierra de Cazorla, Segura y las Villas está a medio camino entre Andalucía y Murcia e integrada en el Sistema prebético, uniéndose por el oeste con Sierra Morena y siendo el lugar de nacimiento de los ríos Guadalquivir y Segura.

Tenemos que destacar que el acceso a la Sierra de Cazorla, Segura y las Villas es realmente sencillo, dado que se llega desde Castilla la Mancha a través del Paso de Despeñaperros y ello hace de este emplazamiento un lugar privilegiado y al alcance de la mano de cualquier persona residente en el centro o el norte de España que busque un lugar único para pasar unos días. Si se quiere conocer más, tienes toda la información en el siguiente blog: https://siguiendolasenda.es/.

¿Qué puede hacerse?

Por otra parte, es de destacar que en la Sierra de Cazorla, Segura y las Villas es posible visitar no solo algunos de los paisajes más espectaculares de los que puede disfrutarse en la Península Ibérica, sino que también se pueden visitar unos maravillosos pueblos serranos y, como no, degustar algunos de los platos más exquisitos de nuestra gastronomía, como veremos a continuación.

Disfrutar del medio natural

En efecto, hablar de la Sierra de Cazorla, Segura y las Villas es hacerlo de una de las sierras más bellas de cuantas existen en nuestro país, siendo las mejores pruebas de ello su declaración como Reserva de la Biosfera por parte de la UNESCO en 1983, como Parque natural tres años más tarde y como Zona de Especial Protección Para las Aves (ZEPA) en 1987.

nordeste de la provincia de Jaén

No en vano, en la sierra de la que hablamos pueden verse emplazamientos tan únicos como el nacimiento del río Cerezuelo, el del Guadalquivir o la Cueva del Agua, que por cierto está considerada un monumento natural y se ubica en Tíscar.

Visitar sus pueblos

Además, es de tener en cuenta que la Sierra de Cazorla, Segura y las Villas se ubica en tres comarcas con los mismos nombres y que albergan a un total de veinticuatro pueblos, de los que el que quizás Cazorla sea el más conocido pero que tienen en común compartir un encanto muy particular.

De hecho, todos ellos son pueblos serranos y con una larga historia a sus espaldas y en los que pueden visitarse desde castillos medievales (como el de Yedra, en Cazorla) hasta villas romanas (como la de Bruñel, en Quesada), por lo que cabe decir que de lo que hablamos es de una visita apta tanto para los amantes del campo como para los apasionados de la Historia y la Arqueología.

Degustar sus platos típicos

Pero no solo eso, sino que en la Sierra de la que venimos hablando también pueden ser disfrutados algunos de los manjares más exquisitos de nuestra gastronomía.

Al respecto, cabe afirmar que en la Sierra de Cazorla, Segura y las Villas se producen algunos de los mejores aceites de oliva del mundo, teniendo incluso una Denominación de origen que los avala, y que los corderos de Segura se encuentran entre los más apreciados por los gourmets, motivo por el que quienes gusten de disfrutar de la mejor gastronomía tienen en la sierra del noreste jiennense una visita obligada.

Por poner algún ejemplo, de la gastronomía de Cazorla, Segura y las Villas son de destacar el exquisito rin-ran (un puré de patatas con pimientos rojos secos que hace las delicias de quien lo prueba), el ya mencionado cordero segureño o las tan aclamadas gachas serranas, que se elaboran en base a harina y especias y es especialmente aclamada en las épocas frías.

En conclusión, no podemos más que animar a todo aquel que busque un lugar de escapada diferente a visitar la Sierra de Cazorla, Segura y las Villas, porque, a buen seguro, va a disfrutar de una experiencia que no olvidará mientras viva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: