España, un país de grandes chefs

El turismo es una de los sectores que mueve la economía nacional. Sin embargo, el turismo es como un gran contenedor en el que entran muchas disciplinas, y una de ellas es el turismo gastronómico.

En este sentido, España es un país líder a nivel mundial, y para muestra un botón. La prestigiosa lista «The World’s 50 Best Restaurant» cuenta con tres locales españoles (uno catalán y dos vascos). El conocido Celler de Can Roca, de los hermanos Roca, ocupa en este año 2018 la segunda posición del ranking, y en las ediciones de 2013 y 2015 fue considerado el mejor restaurante del mundo.

Años antes, elBulli de Ferrán Adriá consiguió este primer puesto en 2006 y de manera consecutiva entre 2006 y 2010. Este ranking escoge también a los 100 locales del planeta en los que mejor se come, y España ocupa un puesto muy destacado, pues aparecen 13 locales de la geografía nacional, únicamente superado por Estados Unidos, con 14 locales.

El crecimiento imparable de la gastronomía y lo chefs españoles

El chef francés Jöel Robuchon, que posee el mayor número de estrellas Michelin del mundo (31), afirma que en España hay restaurantes y cocineros excepcionales y que esa es la razón por la cual no abre un local en el país en el que vive, él reside en Calpe.

El crecimiento de la gastronomía española puede situarse en el nacimiento de la Nueva Cocina Vasca, un movimiento gastronómico impulsado por los cocineros Juan Mari Arzak y Pedro Subijana a mediados de los 70.

Este fenómeno, que consistía en mezclar vanguardia y tradición, fue seguido muy de cerca por Paul Bocuse, el padre de la Nouvelle Cuisine, y a partir de ahí nació una relación que se ha mantenido durante décadas y cuyo principal objetivo es cuidar el producto por encima de todas las cosas y apostar por la innovación en la cocina.

crecimiento chefs espanoles

Casi dos décadas más tarde apareció un concepto totalmente novedoso, elBulli de Ferrán Adriá, que ha servido de inspiración para decenas de prestigiosos chefs en la actualidad. El legado de Adriá se resume en recoger el legado de los vascos y asociar la cocina a conceptos como la belleza, la poesía, la provocación, la cultura e incluso la magia.

España, que desde hace siglos destaca por ser un país en el que se come rico, contundente, económico y muy variado, se ha convertido desde hace décadas en un núcleo exportador de chefs. La industria de la gastronomía genera ingentes cantidades de dinero a la economía española y en nuestras fronteras se producen eventos como la San Sebastián Gastronomika y Madrid Fusión, dos de los congresos gastronómicos más importantes del mundo.

El ecosistema gastronómico español se complementa con decenas de escuelas de gastronomía, un fuerte impulso por la gastronomía como oficio y por supuesto el Basque Culinary Center, la considerada primera facultad de ciencias gastronómicas del mundo.

¿Cuáles son las claves para convertirse en un buen cocinero?

La afición por la gastronomía crece cada año en España. Por los casting de Masterchef han pasado decenas de miles de aficionados a la cocina, los programas de receta son una constante en todos los canales de televisión y los cursos de cocina se multiplican por todas las ciudades españolas.

Por este motivo, es interesante saber cuáles son las características necesarias para convertirse en un buen cocinero. La primera es clave, disponer de buenos utensilios de cocina y productos de calidad, para ofrecer recetas a los comensales que sean de su agrado.

Disponer de un buen cuchillo en la cocina es fundamental para que los platos tengan el gusto que se espera de ellos. En España somos expertos en cuchillos de cocina e instrumentos de corte, en la web cuchilleríagomez encontramos un amplio catálogo de productos de este tipo, para que no haya ningún ingrediente que se resista.

La segunda característica es formarse, aprender sobre cocina, ingredientes, alimentos, recetas, otros tipos de gastronomía… pues esto es absolutamente necesario para dejar volar la imaginación y experimentar con ingredientes, alimentos y técnicas.

Un buen cocinero no solo es aquel que copia con maestría las recetas de otros, sino que es capaz de innovar, experimentar con ingredientes, fusionar sabores y hacer sus propias creaciones.

Y por último, es imprescindible el orden en la cocina, pues esto ayuda a colocar mejor las ideas en la cabeza y a resguardar la integridad física. Una cocina y unas ideas ordenadas son necesarias para evitar posibles accidentes domésticos o laborales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: