Los españoles seguimos flojos en educación financiera

Para los españoles, la educación financiera se ha convertido en una asignatura pendiente. La pasada crisis financiera puso en evidencia el desconocimiento existente sobre asuntos básicos para una buena salud financiera personal y familiar. Según los resultados del estudio PISA 2019, el 69% de los españoles afirma no saber lo suficiente sobre hipotecas, por colocar solo un ejemplo.

La importancia de la educación financiera es un bastante evidente dentro del contexto actual, concretamente en los más jóvenes. El desarrollo de hábitos económicos saludables tiene incidencia directa sobre la salud financiera de los ciudadanos. Incluso, el estudio mencionado asegura que existe una relación entre la alfabetización financiera y la desaceleración del PIB.

Al menos, un 69% de los españoles tiene poco o ningún conocimiento relacionado con el manejo de hipotecas; la misma cantidad de encuestados reconoce no invertir nada mensualmente, muchos de ellos reconociendo que la falta de inversión se debe al desconocimiento sobre el tema.

Otros datos relevantes del informe PISA 2019

Las cifras otorgadas por el Programa para la Evaluación Internacional de Alumnos (PISA, por sus siglas en inglés), arroja luz sobre los fallos de nuestro sistema educativo. Los jóvenes estudiantes de 15 años bajaron 4,5 puntos en Matemáticas, un elemento importante a considerar para el manejo y comprensión de las finanzas personales en la vida adulta.

Casi un 50% de los entrevistados para el informe, con edades entre 18 y 24 años, admiten desconocer por completo cuáles son las condiciones y comisiones de los productos financieros que han adquirido. En el rango de edad de 55 a 65 años la cifra aumenta drásticamente a un 80%, algo negativo y que deja en evidencia algunas de las fallas del sistema.

educación financiera informe PISA 2019

Necesidad de aumentar la cultura financiera

Siendo un país con un sistema bancario maduro y una población abierta al endeudamiento, es importante que los ciudadanos adquieran conocimientos sólidos en materia financiera. De esta forma se evitaría el consumo irresponsable, el mal manejo de los productos de financiamiento y disminuirían los riesgos de endeudamiento para actividades de entretenimiento.

El estado de la educación financiera del país dista mucho de los niveles alcanzados por otros países de la Unión Europea. Reino Unido y Países Bajos se encuentran a la cabeza de las encuestas en lo relacionado a conocimiento sobre finanzas de parte de sus ciudadanos, dejando a España con una asignatura pendiente.

Por supuesto, si se han realizado cambios. El currículo escolar de 2014 contempla la asignatura de educación financiera, lo cual ha mejorado mucho la comprensión de los estudiantes y profesores sobre el tema, pero España aún permanece atrás en las listas. Es fundamental que se realicen las correcciones necesarias cuanto antes, por el bien de la sociedad en general.

Entregar educación económico-financiera a los jóvenes incrementará progresivamente el nivel de autonomía e independencia, potenciará la autoestima y mejorará la calidad de vida de los ciudadanos. La educación financiera es una herramienta fundamental para lograr crecimiento inclusivo, desarrollo personal e industrial para la nación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: