Las herramientas necesarias que no pueden faltar para cuidar el jardín

¿Te apasiona la jardinería? Cuando pensamos en los cuidados de un jardín, deberíamos enfocarnos en las herramientas y utensilios que nos ayudarán a realizar más fácilmente todas las tareas involucradas en el proceso. Con los implementos adecuados lograremos que todo se vea espléndido y que las plantas crezcan saludables.

Según el tipo de jardín y las dimensiones del mismo, se requieren diferentes herramientas. En general, uno de los equipos fundamentales cuando se dispone de grandes extensiones de tierra es un cortacésped eléctrico, con el cual lograremos simplificar el trabajo más pesado, reduciendo la cantidad de tiempo que se invierte en el cuidado de jardines extensos.

Elegir los equipos más adecuados para el mantenimiento de un jardín es el primer paso para lograr que esta tarea se convierta en algo agradable. A continuación, te contamos cuáles son los equipos básicos que se requieren en jardinería, ideales para eliminar la maleza, trasplantar, sembrar y cuidar de las especies vegetales que tengamos en nuestro patio, terraza o jardín.

Cortacésped eléctrico

En primer lugar, es fundamental que dispongamos de un equipo que nos permita mantener bajo control el césped de la superficie de nuestro patio o jardín. Se trata de una de las tareas más incómodas en jardinería, sobre todo cuando se deben realizar de forma manual. Las cuchillas rotativas y el motor electrónico permiten que la tarea se complete en pocos minutos.

Cortacésped eléctrico

Guantes

Para cualquier tarea en el jardín es necesario cubrir nuestras manos y así protegerlas de picaduras de insectos, espinas y daños producidos por químicos o fertilizantes sin que se sufra una reacción alérgica. Existen guantes en diferentes texturas, para trabajar tanto con plantas delicadas como aquellas espinosas y de raíces más fuertes.

Pala y rastrillo

Tanto la pala como el rastrillo son herramientas básicas para el cuidado del jardín. Permiten aflojar la tierra, sembrar, preparar la tierra para trasplantar, remover elementos sucios y hojas de la superficie de la tierra, arar para colocar semillas o preparar el terreno para la siembra de nuevo césped o cualquier planta que necesitemos.

Tijeras de podar

Uno de los errores clásicos es el uso de tijeras domésticas para completar labores de jardinería, lo cual es inadecuado por muchos motivos. El principal es que las tijeras domésticas producen cortes inadecuados, dificultando el trabajo en el jardín. Con las tijeras de podar se tiene una herramienta con la fuerza suficiente para realizar cortes precisos y favorecer la recuperación de las plantas.

Manguera y pistola de riego

Una manguera junto a una pistola de riego, con la cual podamos regular la intensidad del chorro de agua, resultan imprescindibles para cuidar nuestro jardín como todo un profesional. Los especialistas opinan que las regaderas son lo más apropiado para el cuidado de espacios pequeños, pero cuando disponemos de grandes espacios, una manguera es primordial.

Por supuesto existen más herramientas para cuidar el jardín y es necesario considerar las características del espacio y el tipo de plantas que cuidaremos para seleccionar los utensilios más adecuados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: