La coedición se ha convertido en la mejor opción para publicar un libro con éxito

El sueño de todo escritor es poder publicar su obra, una tarea que puede parecer complicada al ser éste un mercado bastante competitivo, pero no necesariamente tiene que ser “una misión imposible”. La coedición es la modalidad que cada día gana más adeptos, ya que permite al autor, invertir para tener el apoyo de una editorial que se encargue de todo, recursos que recuperará y con ganancias.

Enviar un manuscrito a las editoriales grandes tradicionales para que pueda ser publicado, tiene unas posibilidades de éxito bastante remotas, ya que se tratan de empresas que, por lo general, trabajan con obras que los editores han encargado, que vienen impuestas desde sus casas matrices o nuevas obras de autores con los que ya tienen relación.

Ante este contexto, han surgido modalidades alternativas para que un creador que tenga entre sus manos un manuscrito genial, no sea menospreciado. Estamos hablando de la coedición, una manera de publicar libros muy utilizada actualmente en el mundo y España no es la excepción.

Coedición, autoedición y edición tradicional

Existen tres maneras de publicar un libro: la coedición, la autoedición y la edición tradicional. Hay quienes suelen confundir la coedición con la autoedición de libros y son procesos con marcadas diferencias.

La autoedición de libros es el proceso en el que el autor se encarga por completo de la edición de la obra, bien sea una publicación en formato físico o ya sea de forma online. Corre por cuenta del autor todo lo relacionado con el aspecto económico, así como la maquetación del libro, buscar la revisión ortográfica y encargarse de la difusión y la venta.

La edición tradicional y la coedición tienen un proceso similar. La empresa editorial va a decidir si el material es apto para publicar, se encargará de la maquetación, corrección y distribución a través de una gran red de librerías, así como del marketing para fomentar las ventas.

La diferencia entre la edición convencional y la coedición, es que en este segundo proceso, el autor va a pagar una parte como adelanto a la empresa editorial; este importe lo va a recuperar una vez que el libro sea puesto en venta.

Como la empresa editorial, de igual forma, tendrá un porcentaje de ganancias con las ventas, entonces estará igualmente interesada en hacer el mejor trabajo posible en cuanto a la publicación.

Sin cláusulas abusivas ni tiempo de permanencia

Las empresas reconocidas y serias que trabajan con la modalidad de coedición en España siempre van a manejar un contrato muy sencillo, y sobre todo muy claro, para establecer una relación de trabajo con el autor.

El contrato reflejará el paquete que el escritor haya contratado, generalmente, las editoriales manejan varios packs, y establecen los compromisos contraídos por la empresa. Es importante señalar, que en estos contratos, se deja por sentado que es el autor quién en todo momento tendrá los derechos de explotación de su obra, lo que quiere decir que no entorpecen la posibilidad de publicar la obra con grandes editoriales.

Estos contratos no tienen un plazo establecido de permanencia ni cláusulas abusivas, tan sólo es una formalidad que recoge todo lo que se haya fijado entre las partes, la relación de trabajo en sí.

Pasos a seguir para concretar la publicación

Al ser un proceso muy complicado y largo, muchos se preguntan ¿como publicar un libro? Las empresas que trabajan bajo la modalidad de coedición siempre tienen entre sus objetivos, aparte del comercial obviamente, facilitar las cosas al creador que deposita la confianza para tener el mayor éxito posible con su obra.

Para publicar un libro son varios los pasos a seguir. En primer lugar, como se ha explicado antes, está el contrato editorial, el cual se trata de un documento simple que recoge los aspectos legales y los compromisos adquiridos.

Posteriormente, se procede a la corrección ortotipográfica, una de las etapas más importantes ya que contempla la revisión ortográfica y tipográfica, orientando esta labor a lograr que, desde el punto de vista formal, el texto esté presentable en la publicación. Si así lo pide el creador, esta fase puede incluir una corrección de estilo de la obra en manuscrito.

Lo siguiente es la maquetación, tanto para que la obra sea publicada en formato físico como en un e-book o libro electrónico. Haciendo referencia a las técnicas que se aplican para organizar el texto y que sólo deben ser manejadas por profesionales, ya que es un proceso complejo.

Otro aspecto fundamental es el diseño de la portada, ya que será la cara visible de la obra. Las editoriales tienen expertos en el área para desarrollar un concepto visual acorde con la esencia del libro, que tenga toda la potencialidad para enganchar al lector.

Si el autor se decanta por una empresa de coedición que preste todos los servicios, ésta se encargará de otro paso vital que se debe dar para comercializar un libro en la Red de Librerías Asociadas o en cualquier librería del país, que es cubrir todos los trámites legales.

Entre los trámites necesarios que se deben realizar, se encuentra el International Standard Book Number (ISBN, por sus siglas en inglés), el cual es obligatorio. Esto es algo así como un código que identifica al libro como único, de tal manera que se pueda facilitar su búsqueda oficial en el momento que se requiera.

En España procede que el libro sea incluido en el Distribuidor de Información del Libro Español en Venta (DILVE), el cual depende del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes. Se trata de una plataforma que contiene información bibliográfica y comercial de los libros, de tal manera que se pueda dar su gestión y distribución.

Otro trámite obligatorio es que se dé la codificación del ISBN en un código de barras, el cual permite que los datos de la obra puedan ser leídos de forma rápida y segura por un lector estándar, que permitirá manejar eficazmente la información para la venta y almacenamiento.

El depósito legal es la obligación de entregar a una o más bibliotecas ejemplares de las publicaciones que se editen, con el objeto de contribuir a la recopilación de patrimonio intelectual de los países. Esto, por lo general, se impone a través de leyes o algún tipo de norma administrativa.

Los pasos siguientes son la impresión como tal del libro, la distribución y venta, tanto en reconocidas tiendas físicas como en las más influyentes tiendas online y el trabajo de marketing para promocionar la obra. Una buena editorial estará disponible para entregar un informe de ventas categorizado por librerías, cantidad de ejemplares y formatos, junto al porcentaje de comisiones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: