La importancia de escoger un abogado especializado en guarda y custodia

Los abogados especialistas en temas de familia son necesarios para cuando se atraviesan crisis matrimoniales y se deben tomar decisiones pero no se tienen las ideas muy claras. Una Abogada Guarda y Custodia Barcelona tiene la capacidad de ofrecer asesoría legal para la disolución legal del matrimonio, pero también ofrecer apoyo emocional a los involucrados en el proceso.

Uno de los temas que más afectan a las personas que deciden comenzar un proceso de divorcio es la dificultad para encontrar un profesional adecuado, que además de poseer el conocimiento y la experiencia, también tenga cualidades como empatía, asertividad y habilidad para la resolución de conflictos, las cuales son necesarias para que las partes consigan llegar a acuerdos adecuados.

Esto es especialmente importante cuando se siguen procesos relacionados con la guarda y custodia de menores de edad. Susanna Antequera, Abogada de Custodia Compartida Barcelona, posee todas las cualidades antes mencionadas y además tiene la habilidad de ofrecer un acompañamiento emocional cercano a quienes transitan esta difícil situación familiar.

¿Cuál es la importancia de escoger a un buen abogado especialista en guarda y custodia?

El objetivo de los abogados de familia es proteger y garantizar sobre todas las cosas el derecho del menor, por supuesto, sin vulnerar el derecho propio de los padres. La elección de una Abogada de Divorcio Barcelona, con especialización en asuntos de guardia y custodia, puede servir para que la pareja en proceso de separación pueda recibir guía apropiada para una experiencia satisfactoria.

Con una buena abogada especialista en Guardia y Custodia como Susanna Antequera, se obtienen beneficios como:

  • Experiencia. Se trata de una profesional experta en Derecho de Familia, que ha recibido una nominación al Premio Excelencia Práctica Jurídica E&J 2020 y pertenece a una de las firmas mejor valoradas en cuanto a derecho familiar en España, por consiguiente se tiene garantía de la experiencia y calidad de sus servicios profesionales.
  • Cercanía. Es una persona que hace gala de una profunda empatía y entendimiento de la difícil situación que atraviesan las familias envueltas en un proceso de divorcio que incluye menores de edad. Gracias a esta empatía, puede ofrecer un trato cercano y comprensivo a todos los involucrados para ayudarlos a solucionar el caso con tranquilidad.
  • Acompañamiento emocional. Resulta un acompañante emocional adecuado para las personas que se sienten fuera de lugar en presencia de un abogado. De esta forma, los involucrados pueden comunicar sus intereses abiertamente y ser escuchados en un entorno que garantiza el respeto por sus sentimientos y emociones.

Sin duda, enfrentarse a un proceso de divorcio y custodia es un tema difícil para toda la familia, por lo que es preferible la ayuda de un profesional con amplia experiencia en el tema, que ayude a las parejas a definir el modelo de custodia más apropiado, de manera amistosa y sin tener que acudir a los tribunales.

De este modo, es posible evitar traumas indeseados tanto en los padres como en los niños, protegiendo a toda la familia en el proceso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: