Labrador Retriever: Origen, Características, alimentación y mucho más

El Labrador Retriever es conocido por todos como el perro mejor valorado como mascota de familias con niños, para terapia de mascotas, excelente en operaciones de rescate y un fiel perro lazarillo. También es conocido por su participación en campañas publicitarias gracias a su aspecto dócil y encantador.

Es una raza que destaca por su habilidad para cazar en pantano. Además de ser un compañero leal, es un animal con una fuerte constitución, excelente temperamento, agilidad y adaptabilidad. Inteligente, atento y condescendiente, de naturaleza complaciente, nunca agresivo ni tímido, posee un excelente sentido del olfato y un notable instinto. Madura en la edad adulta, generalmente después de cumplir los dos años. Nunca demuestra tener miedo y se divierte en todas las situaciones.

Marca lobo azul

Una de las características del Labrador Retriever es su excelente inteligencia. Destacan también sus aptitudes protectoras cuando está rodeado de niños y otras mascotas y cachorros. En este artículo vamos ver en detalle el origen, características, alimentación y mucho más de esta fantástica raza.

Historia y origen del perro Labrador Retriever

No siempre es fácil rastrear y fechar con precisión los orígenes de una raza animal, especialmente la de un perro. Y por una buena razón, el perro es un animal que ha evolucionado mucho a lo largo de su historia. Por supuesto, evolucionó naturalmente, pero también a través de la intervención humana.

Buccleuch Avon 1885 Perro base en las lineas del labrador moderno.
“Buccleuch Avon” (1885) Perro base en las lineas del Labrador moderno.

Las preguntas que se pueden formular son: ¿Cuándo, cómo y por qué el perro se convirtió en mascota? ¿Por qué hay tantas razas de perros si descienden del mismo origen? La respuesta a estas preguntas no está del todo clara, porque incluso los científicos se contradicen sobre los orígenes de las distintas razas de perros.

Todo esto está más allá del alcance de este artículo, ya que aquí solo nos interesará el Labrador Retriever. Este recordatorio preliminar, sin embargo, nos parecía oportuno. Afortunadamente, en el caso del perro Labrador, las preguntas (y respuestas) sobre los orígenes de su raza son menos ambiguos.

El Labrador Retriever es una raza relativamente nueva y no hay muchas leyendas a este respecto, a excepción de la leyenda de que el perro Labrador nació del cruce entre un perro de Terranova y una nutria.

Ben of Hyde primer labrador amarillo reconocido
“Ben of Hyde” primer Labrador amarillo reconocido.

Para hablar sobre los orígenes del Labrador Retriever, tenemos que hablar sobre la región de Terranova. En el siglo XVIII, había unos perros que destacaban por ser unos excelentes nadadores en aguas frías. Podían bucear y recuperar redes y capturas de pesca de los marineros del lugar.

En aquella época, había dos tipos de perros. Uno era el imponente antepasado del Terranova, y el otro tipo, más pequeño y con el pelaje algo más corto, que se llamaba “San Juan”, al igual que la capital de la isla. Aunque con un pelaje un poco más largo y rizado, el perro “San Juan” es el más cercano al Labrador Retriever actual.

No se sabe si esto se debe a una nueva ley de 1815 en la isla, que decidió que cualquier perro callejero debería ser eliminado, los perros fueron vendidos a los pescadores ingleses y se exportan a Europa. De todos modos, por una razón o por otra, a principios del siglo XIX, los perros de Terranova llegaron a Inglaterra.

Los británicos de clase social alta que practicaban la caza en la corte, mostraron una particular predilección por estos perros. En los años siguientes se realizaron cruces para mejorar la raza. Parece probable que se realizaron cruces entre el perro San Juan y el Setter inglés, que permitió un sentido más desarrollado del olfato, además de lograr el característico pelaje del Labrador Retriever actual.

Cookridge Tango primer labrador color chocolate campeon
Cookridge Tango primer Labrador color chocolate campeon

El nacimiento del estándar de la raza Labrador Retriever se remonta al año 1887. En 1903, el English Kennel Club registró el primer estándar oficial.

Estándares de la raza Labrador Retriever

El “estándar de la raza” es la herramienta utilizada por los jueces para evaluar el cumplimiento de los perros con los rasgos morfológicos y de carácter que debe poseer cada raza. Es la herramienta que permite a cada criador criar ejemplares que cumplan con los requisitos establecidos. Cada criador tiene el deber de proteger las características morfológicas y de carácter descritas en la norma, a fin de protegerlas a lo largo del tiempo por el bien de la raza. En cuanto al Labrador Retriever, veamos cuáles son sus características físicas según sus estándares de raza.

Labrador Retriever sus caracteristicas

  • Aspecto general: estructura fuerte, compacta, muy activa, cráneo ancho, pecho y costillas anchas y profundas y tren trasero ancho y fuerte.
  • Características: Muy ágil, excelente olfato, amante del agua y gran nadador.
  • Temperamento: inteligente, entusiasta y dócil, ansioso por complacer y sin rastro agresivo o timidez excesiva.
  • Cabeza y cráneo: ancho con una parada bien definida. Cabeza bien modelada, seca, sin mejillas carnosas. Mandíbulas de longitud media, poderosas y no afiladas. Trufa amplia, con fosas nasales bien desarrolladas.
  • Ojos: de expresión mediana, de color marrón o avellana y con mirada dócil e inteligente.
  • Orejas: ni anchas ni pesadas, llevadas cerca de la cabeza y unidas un poco hacia atrás.
  • Boca: mandíbulas y dientes fuertes. Dentadura perfecta, regular y completa, cierre de tijera, es decir, con los incisivos superiores superpuestos y adherentes a los inferiores y perpendiculares a las mandíbulas.
  • Cuello: de línea hermosa, fuerte, potente y unido a unos hombros bien posicionados.
  • Miembros frontales: hombros largos y oblicuos. Artes bonitas, directamente desde el codo al suelo, vistas desde el frente y de perfil.
  • Tronco: pecho ancho y hacia abajo, con costillas bien arqueadas. Riñones anchos, compactos y fuertes.
  • Extremidades posteriores: bien desarrolladas, no inclinadas hacia la cola.
  • Pies: redondos, compactos; dedos bien arqueados y almohadillas de los pies bien desarrolladas.
  • Cola: Característica de la raza. Muy grande hacia la base, disminuyendo gradualmente hacia la punta, de longitud media, no tiene flecos, pero está cubierta por un pelo corto, denso y grueso, que le da ese aspecto redondeado de la nutria. La puede llevar alegremente, pero nunca enroscada sobre la espalda.
  • Marcha y movimiento: Suelto, con pasos suficientemente largos, artes rectas y sólidas vistas desde el frente y la espalda.
  • Pelaje: Característica de la raza. Corto y grueso, sin flecos ondulados, bastante duro al tacto y resistente a la intemperie.
  • Colores: negro, amarillo y chocolate.
  • Tamaño: la altura ideal a la cruz es de 56-57 cm para los machos, 54-56 cm para las hembras.

Carácter y personalidad del perro Labrador Retriever

Es un perro inteligente, leal, dedicado y merece el título de “mejor amigo del hombre”. El Labrador Retriever garantiza seguridad, afecto, atención y una agradable compañía. Es absolutamente maravilloso con los niños y muy bueno con otros perros. Puede llegar a ser reservado con extraños y si lo dejas solo y sin estimulación durante mucho tiempo, se volverá solitario, aburrido y distante.

Posee una gran capacidad para tareas de búsqueda, rescate y detección. El Labrador Retriever es un perro lleno de energía y curiosidad, con una inteligencia y empatía únicas. De hecho, a menudo es utilizado en actividades como la terapia de mascotas o en el adiestramiento como perro lazarillo. En los primeros años de vida, esta raza a menudo se distingue por la hiperactividad de los cachorros, que puede requerir de cierto adiestramiento para ser manejados.

Labrador Retriever personalidad

Tanto para los cachorros y ejemplares adultos, es importante que realicen paseos para que corran y descarguen energías.  De lo contrario no es de extrañar que muestre signos de estrés y conductas inadecuadas que pueden terminar en un temperamento más impulsivo. Disponer de un jardín o un parque con un área para jugar hará su vida más fácil. Siempre que sea posible, nadar en la playa, rio o en la piscina lo hará muy feliz.

El Labrador Retriever es un perro alegre, inteligente, tierno y juguetón. Como todo perro perdiguero, es un trabajador incansable. La mejor característica del Labrador es el carácter. Es un perro sociable, ama estar con el ser humano y se alegra cuando puede hacerlo. Es paciente con los más pequeños, por ello es una mascota ideal para familias con niños. No es un perro guardián, a lo sumo puede ladrar en un sentido protector, pero nunca agresivo.

Como es un perro de acción y trabajo, se aburre si no tiene nada que hacer. Si no están bien adiestrados, puede ser un poco difícil de manejar, debido a su tamaño y su exuberancia natural. En ausencia de movimiento, puede volverse indisciplinado o incluso escaparse para aliviar el aburrimiento y el exceso de energía. Sin embargo, son fáciles de adiestrar, por lo que realizar las pruebas de obediencia puede ser una excelente forma de interactuar, teniendo en cuenta que es un perro que necesita afecto.

Cachorros del perro Labrador Retriever

Si vamos a comprar un cachorro de Labrador, en lo primero que nos vamos a fijar es en su precio. Un cachorro de pedigrí puede costar alrededor de 800 a 1600 euros, un coste que pagará con intereses con cariño y devoción.

Labrador Retriever cachorro

Encontrar un buen cachorro no debe ser difícil. Internet está lleno de anuncios de particulares y criadores, pero hay que tener mucho cuidado a la hora de encontrar uno que sea realmente serio y fiable. Debes recelar de precios demasiados bajos, casi siempre debidos a la falta de control de calidad, vacunas y un conocimiento adecuado de los ejemplares ofrecidos.

El precio del Labrador Retriever depende de un conjunto de factores, principalmente del buen trabajo de selección realizado por el criador, de los controles consecuentes y del servicio de asistencia proporcionado durante y después de la venta.

Labrador Retriever cachorros

El cachorro de Labrador Retriever debe ir acompañado de la tarjeta sanitaria con la desparasitación y vacunas, microchip y no antes de que haya alcanzado la edad de 90 días (tres meses). La ley española exige la identificación de los cachorros mediante microchip. Antes de comprar, además del precio, asegúrate de que el criador te proporcione tantas garantías como sea posible.

Alimentación y salud del perro Labrador Retriever

Hemos combinado intencionalmente estos dos términos, nutrición y salud, precisamente porque una nutrición adecuada es esencial tanto para mantener a nuestro perro en buen estado de salud como para prevenir ciertas enfermedades, como la Displasia de Cadera y Codo, que, a pesar de tener una buena base genética, son favorecidas o agravadas por una dieta deficiente. Antes de llevar el cachorro a casa, debes haber consultado con el criador la alimentación que estaba llevando. Puedes seguir con el mismo pienso, pero de no ser así, debes ir intercalando el pienso original con el nuevo a fin de evitar diarreas o malestar en el cachorro. Así mismo debes darle tres comidas al día en toda su etapa de cachorro.

Los Labradores son perros de tamaño medio grande que alcanzan desde adultos un peso de aproximadamente 30 kg para las hembras y de aproximadamente 35 kg para los machos. Estos perros tienen un período crítico de crecimiento que varía de 2 a 5 o 6 meses de edad. Durante estos meses, el cachorro dobla su peso y alcanza la mitad que tendrá como adulto. Una alimentación demasiado energética puede acelerar aún más el crecimiento, causando daños especialmente a las estructuras óseas y articulares aún débiles, favoreciendo las llamadas enfermedades de desarrollo ortopédicas.

El exceso de calcio y fósforo también altera los procesos de osificación, dañando los cartílagos de crecimiento y las articulaciones. Por tanto, es de vital importancia tratar de lograr un cambio regular y armonioso. Durante este tiempo, primero le daremos a nuestro cachorro una dieta baja en proteínas. En general, recomendamos alimentos para cachorros con un contenido de proteína, de origen animal (cordero, ternera, pescado, etc.), que no supere el 25-28%.

Marca lobo azul
Con respecto a las grasas, es mejor no exceder los valores de 12-14%, lo importante es asegurarse de que haya ácidos grasos esenciales (Omega 3 y Omega 6), necesarios para un crecimiento saludable (es una buena práctica leer cuidadosamente las etiquetas del pienso Premium y elegir aquellos en los que se indique la procedencia de materias primas 100% natural). La alimentación debe ser digerible y, por lo tanto, la fibra no debe ser más de 2.5-3%. Luego, debes verificar que el contenido de calcio y fósforo sea el correcto, el calcio debe estar alrededor del 1.2%, mientras que el del fósforo alrededor del 0.8-1%.

La cantidad diaria total, dividida en tres comidas y luego en dos, debe ser de 400-450 gramos. El alimento se puede dar tal como viene o puedes humedecerlo con agua. Recuerda pesar al cachorro tan pronto como llegue a tu hogar y comprueba su peso cada 15 días. Esto sirve para verificar el crecimiento correcto. Ten en cuenta que un cachorro saludable y bien alimentado debería aumentar en un kilo por semana entre el segundo y tercer mes de vida. Este crecimiento disminuirá ligeramente entre el cuarto y séptimo mes, y se detendrá completamente alrededor del octavo mes. De ahora en adelante, el peso permanecerá constante mientras que la masa muscular seguirá en aumento.

El debate entre los que se inclinan por un alimento basado en pienso comercial, y aquellos que prefieren la comida casera, sigue siendo muy actual. Aquí no se trata de defender una u otra tesis. Pero, es muy cierto, que, los alimentos de piensos Premium completos tienen la ventaja de estar listos, bien equilibrados y diversificados en relación con las diversas necesidades del perro. Por otro lado, te será muy difícil preparar cada día un alimento casero que cubra todas las necesidades nutricionales de tu perro, por ello, recomendamos que elijas un alimento Premium en función de las características y edad de tu Labrador Retriever. Ni que decir, que siempre se deben realizar las visitas periódicas al veterinario para realizar un seguimiento de la salud en general y su nutrición en particular.

Después de las comidas y con el estómago lleno, es absolutamente esencial evitar que el perro haga movimientos físicos excesivos, como saltar, correr, subir y bajar escaleras, etc.

Cuidados del perro Labrador Retriever

El cuidado y el mantenimiento del Labrador no requieren un esfuerzo particular, pero si mucha perseverancia. Los Labradores pierden pelo en grandes cantidades, para evitar encontrar la casa llena, es bueno cepillarlos un par de veces a la semana. Si el perro tiene la oportunidad de alcanzar la playa, rio o una piscina (pero también un charco), apenas se lo pensará dos veces antes de nadar. Si lo hace, es suficiente con lavarlo con agua y usar un champú canino. Cuando los perros de esta raza se mojan, se debe tener cuidado y secar bien las orejas. Ten presente que la humedad favorece las infecciones.

Labrador Retriever cuidados

Si has leído hasta aquí, significa que estás realmente interesado en adquirir un Labrador Retriever. Si decides dar éste paso, considera estos otros consejos específicos sobre esta raza. El aumento de peso ideal para un cachorro Labrador es de aproximadamente 1 kg / semana. Por lo tanto, controla que el crecimiento sea correcto. No sobrecargues las articulaciones del cachorro con saltos, escaleras o largas caminatas. Para todo esto tendrá tiempo una vez que alcance la edad adulta. Los labradores son perros que tienden a engordar fácilmente y son muy comilones. Por lo tanto, limita su dieta a las comidas diarias habituales sin excepción. Dale un pedazo de salchicha para perros como premio, pero solo en aquellas ocasiones que le hayas enseñado algo con éxito.

Cepilla la capa de pelaje una vez por semana para eliminar el pelo muerto. Báñalo con poca frecuencia (una vez cada cuatro meses es suficiente), para no arruinar su capa protectora. Usa un champú suave para perros o llévalo a un centro de belleza canina.

Educación y adiestramiento del perro Labrador Retriever

El Labrador es una raza de perros muy inteligente, capaz de aprender muchas cosas con rapidez. Por esta razón, los labradores se consideran perros bastante fáciles de adiestrar. Son perros muy ágiles, pero al mismo tiempo fuertes y poderosos, con una gran pasión por el agua. Poseen un olfato excelente y a menudo se utilizan como perros de caza. Sin embargo, es su apariencia de mascota ideal lo que los hace muy populares hoy en día. Los labradores se pueden adaptar bien a vivir en un apartamento, pero recuerda que necesitan una buena cantidad de ejercicio diario, especialmente cuando son adultos.

El carácter de Labrador Retriever es uno de los aspectos más positivos de esta raza. De hecho, son perros muy dóciles, sociables y equilibrados, por ende, adecuados para la vida familiar. Son notoriamente amigos de los niños, gracias a su naturaleza lúdica y nunca agresiva. Nunca buscan peleas con otros perros y también son adecuados para vivir bajo el mismo techo que otros animales. Nunca son tímidos y aman hacer cualquier actividad siempre que estén en buena compañía.

El Labrador Retriever es un perro adecuado para todos, siempre que se respeten las reglas básicas. Edúcalo como un cachorro, para que sepa lo que puede y no puede hacer. Sin una buena educación, encontrarás un perro desobediente que creará grandes problemas con su energía y vitalidad. Una vez que haya pasado alrededor de 15 meses, llévalo al menos una vez al día a pasear (a menos que tenga un jardín grande). Pasa tiempo con él. Si estás ausente desde la mañana a la noche, el Labrador Retriever no es el perro para ti. Dejarlo solo durante unas horas está bien, pero necesita afecto y momentos de juego para sentirse bien en casa.

Conclusión

El Labrador Retriever es uno de los perros más conocidos y queridos en todo el mundo. Su belleza, su inteligencia y su capacidad para adaptarse a una multiplicidad de situaciones lo han convertido en un perro muy extendido y popular. Es una raza que necesita mucho ejercicio para mantenerse en buena forma física y mental. Si finalmente eliges a un Labrador Retriever como mascota verás cómo os enamorareis desde el primer instante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: