La leche de cabra: un negocio en expansión

Cuando se habla de leche, lo primero en lo que se piensa es en la leche de vaca. Un animal tradicionalmente productor de este tipo de bebida láctea que es de consumo universal.

Sin embargo, el mundo ha cambiado la dirección de su mirada para darle el visto bueno a la producción de leche de cabra, que se ha convertido en uno de los derivados del ganado caprino con mayor demanda en decenas de naciones.

Y es que la leche de cabra tiene innumerables beneficios para la salud sin efectos secundarios.

Entre sus beneficios para el organismo despuntan los siguientes: antiinflamatorio natural, contiene menos grasa, es rica en calcio, ultra-nutritiva, fortalece el sistema inmunológico, contiene proteínas de alto valor biológico y produce menos alergias.

Otras importantes ventajas se refieren a que es anticancerígena, tiene la capacidad de prevenir la osteoporosis y mejora la recuperación de las personas con anemia.

Según cifras aportadas por asociaciones del sector caprino, la producción de leche de cabra aumentó un 108,7 por ciento en todo el mundo, durante el período comprendido entre 1988 y 2013, siendo Francia, España y Holanda los países que llevan la delantera en Europa.

Razas que destacan

Existen decenas de razas de este animal, pero hay una que destaca sobre el resto por sus prestaciones para adaptarse a los climas extremos y a la calidad de la leche que produce: se trata de la cabra murciano granadina.

Según los expertos de Treseus, distribuidores exclusivos en Irán de la Asociación Española de la cabra murciano granadina (Acrimur), su versatilidad hace de esta raza un producto de exportación de calidad.

“Esta es una raza originaria de las zonas semiáridas del sureste español, que incluyen a Murcia, Almería, Granada y Alicante. Su ventaja más importante es su adaptación a diversos climas extremos, ya sean calurosos o secos. Además, esta raza ostenta la mayor producción de leche en estos tipos de clima”, informa la empresa experta en el mercado iraní sobre la venta de cabras.

Las cabras murcianas también destacan entre otras razas porque son fáciles de ordeñar, tienen nula estacionalidad reproductiva, amplia capacidad de pastoreo y debido a su rusticidad.

Su aptitud lechera es de las mejores, con 614 litros por lactación normalizada (240 días). Los promedios de grasa se sitúan entre 5,6 a 5,8 por ciento, y las de proteína están entre 3,6 a 3,8 por ciento, según los especialistas de Treseus, que incluso ayudan a empresas extranjeras a desarrollar sus negocios en Irán.

Productos derivados

La leche es el producto por excelencia de las cabras, aunque de esta se deriva la producción de quesos, que son altamente demandados en todo el mundo por su textura, sabor y presentación.

La carne de cabra también se comercializa para el consumo humano. Como producciones secundarias se cuentan las pieles y cueros.

Datos estadísticos de estas asociaciones han revelado que hay rebaños de estos animales en los que un 25% supera los 715 litros, así como casos particulares en los que se producen más de 1.000 litros.

De toda esta información se desprende que la raza murciano granadina es mucho más competitiva en comparación con otras razas foráneas que han sido mejoradas.

Cabra murciano granadina

El personal de Treseus, como conocedores del negocio y su potencial expansión en mercados como el iraní, ha dispuesto sus servicios para impulsar el comercio hacia estas latitudes.

“Sabemos detectar oportunidades para crear alianzas con empresas extranjeras, coordinamos todos los procesos, trámites y documentación requerida para expandir los negocios. Nuestros clientes sacan provecho con una máxima rentabilidad”, comenta la compañía a través de su portal treseus.com.

La corporación también abarca operaciones en distintos sectores de la ganadería, agricultura, fertilizantes, recursos naturales como metales, minerales naturales y derivados del petróleo.

“Nuestra experiencia en la compra-venta entre el mercado de Irán y otros países nos convierten en el socio ideal para la importación y exportación. Además, estamos incluidos en la White-list, que otorga el gobierno de Irán, con lo que hemos sido líderes en la importación de materias primas con la intervención del gobierno iraní”, explica la empresa sobre sus operaciones en el país islámico.

Con esto como base, se puede afirmar que el crecimiento de la comercialización de la raza de cabra murciano granadina ha sido una experiencia exitosa. El mercado iraní sigue mostrando señales de crecimiento, por lo que apostar por esta opción garantizará un negocio fiable.

Comparte: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: