Lesión del ligamento cruzado anterior y su rehabilitación

Una lesión en los ligamentos requiere meses de recuperación y terapia física para progresivamente devolver la correcta movilidad a la rodilla. En ocasiones, el traumatismo puede ser severo y requerir de una cirugía.

El diagnóstico y tratamiento debe ser realizado por un especialista. Ante los síntomas iniciales, los cuidados y primeros auxilios son fundamentales para reducir el dolor, pero es importante acudir a una clínica de fisioterapia que ofrezca un diagnóstico adecuado para el proceso de rehabilitación.

Una vez que el especialista del centro médico privado ha realizado las evaluaciones pertinentes, determinado la gravedad de la lesión, se determinará si es necesaria una cirugía o si es posible continuar únicamente con terapia física.

Diagnóstico de una lesión de ligamento cruzado anterior

Se realiza una exploración física donde se determina el nivel de sensibilidad e inflamación de la zona, comparando la rodilla afectada con la sana. Aunque el diagnóstico se suele realizar únicamente en base a la exploración física, es posible también que el especialista utilice otros recursos como:

  • Radiografías
  • Resonancia magnética
  • Ultrasonido

Lo anterior, con el fin de descartar fracturas óseas, la extensión real de la lesión y otras lesiones en ligamentos y tendones. 

¿Cómo es el tratamiento de una lesión de ligamento cruzado anterior?

El primer paso es aplicar primeros auxilios para causar alivio del dolor y disminuir lo más posible la inflamación de la zona afectada. Lo siguiente es una rutina que combina descanso, compresión y rehabilitación en un centro especializado.

Con el descanso, la compresión y otros cuidados en casa, el paciente experimentará un alivio progresivo de las molestias. Pero la recuperación no estará completa sin incluir terapia física.

Un fisioterapeuta deberá enseñar al paciente una serie de movimientos y ejercicios que permitirán el fortalecimiento de los huesos, flexibilización, trabajo del arco articular, fortalecimiento de los músculos por medio de contracciones isométricas, etcétera. La fisioterapia es la mejor alternativa para aquellos que no realizan actividades físicas demandantes como los deportistas.

rehabilitacion del ligamento cruzado anterior

Necesidad de cirugía

Hay casos específicos en los que el médico tratante recomendará una cirugía. Por ejemplo:

  • Cuando el paciente es deportista y necesita volver a las rutinas de entrenamiento, las cuales incluyen saltos y giros en los que se utilizan las extremidades inferiores.
  • Cuando el menisco y más de un ligamento han recibido daño, lo cual haría mucho más difícil y lenta la recuperación.
  • En ocasiones en que la lesión causa torcedura de la rodilla durante las actividades de la vida cotidiana, como caminar o agacharse.

La operación consiste en una reconstrucción del ligamento cruzado anterior, con el reemplazo del tendón. Por lo general, se utiliza un procedimiento de reconstrucción HTH (Hueso-Tendón-Hueso), utilizando un trozo de tendón que procede del propio cuerpo del paciente o de un donante.

Es necesario entender que la rehabilitación de esta lesión es bastante larga, aun cuando se complete una operación exitosa. En promedio, el paciente necesita fisioterapia durante al menos 6 meses tras la cirugía.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Un comentario sobre “Lesión del ligamento cruzado anterior y su rehabilitación

  • el 14/09/2019 a las 5:00 pm
    Permalink

    Muy buena información!!! Todos los entrenadores deportivos deberían tener esta información y como prevenir este tipo de lesiones.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: