Mejora la calidad del aire interior con cartuchos de filtro

Los depuradores de aire y sistemas de climatización tienen incorporados sistemas de filtración que son responsables de purificar el aire que respiramos, eliminando el polvo, agentes alérgenos, partículas finas, olores y humo, mejorando así la calidad del aire interior.

Un filtro de carbón activado es importante para ganar calidad en el aire que se respira y de ese modo evitar enfermedades al eliminar un gran porcentaje de las partículas que flotan en el ambiente, responsables de diversos problemas respiratorios.

¿Cómo funcionan los filtros de aire?

Existen partículas suspendidas en el aire que resultan dañinas para el organismo. Es por ello que se han desarrollado tecnologías que permiten mejorar la calidad del aire que respiramos en el entorno cotidiano.

Seguramente, conoces muy poco sobre el funcionamiento de los filtros de aire y los beneficios que te ofrecen. La mayoría de los purificadores de aire y sistemas de climatización, atraen las partículas en suspensión del aire y las pasan por un filtro donde se capturan las impurezas, malos olores y humedad.

De la clase de equipo utilizado dependerá el tipo de filtro y su eficiencia. En general, hay 4 tipos de filtros:

  • Filtro de carbón activo
  • Filtro HEPA
  • Filtro True HEPA
  • Filtros MERV

¿Cómo funciona un filtro de carbón activo?

El filtro de carbón activo es la primera línea de eliminación de las impurezas del aire. Por lo general, se trata de un cartucho que se coloca a modo de pre-filtro y tiene la capacidad de retener partículas de gran tamaño.

Se trata de un sistema que también es utilizado para filtrar agua, ya que tiene la capacidad de retener químicos.

El carbón activo se consigue al someter el material a temperaturas muy altas, lo que consigue un cambio en su estructura química, reduciendo de forma significativa el tamaño de sus poros, con lo cual consigue retener impurezas.

Adicionalmente, la textura porosa del carbón está dotada para detener partículas de productos químicos, toxinas, gases pesados y partículas en suspensión con un tamaño mayor a 10 micrones. Si bien no tiene la capacidad de atrapar virus y bacterias, puede ayudar a bloquear su difusión y limpiar el ambiente de agentes alérgenos como el polvo, polen y demás partículas finas.

Filtros de carbon activo

Filtración eficaz para mejorar la calidad del aire interior

Las centrales de tratamiento del aire suelen incorporar filtros de carbón activo. Estas máquinas están concebidas para preparar el aire nuevo y reciclado que circula en ductos y salones de edificaciones, permitiendo filtrar la mayor cantidad de partículas mientras se realiza el procedimiento de calefacción, humidificación o enfriamiento del aire de una habitación.

Entonces, los filtros de carbón activo tienen como función principal mejorar la calidad del aire interior al limitar el sucio circulante en conductos de ventilación de los sistemas de acondicionamiento de aire.

Con ellos se consigue un aire libre de olores desagradables, humos, gases químicos y cualquier otra clase de compuesto orgánico de gran tamaño presente en los sistemas de ventilación.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: