Las mejores videntes de Cádiz, herencia gaditana

Debido a su herencia ancestral, las mejores videntes de Cádiz son portadoras de una fuerte habilidad de videncia. Al ser Andalucía una de las tierras con mayor influencia de esoterismo y magia, estas tarotistas han llegado a consolidarse como las mejores de todo el continente europeo.

Cádiz es una hermosa ciudad que desde el principio de los tiempos ha estado colmada de conocimientos, cultura de habilidades extrasensoriales, magia blanca, rituales, hechicería y la mal denominada brujería. La destreza de percibir cosas más allá de lo que podemos percibir a través de nuestros sentidos, también es parte de esa herencia gaditana.

Cristina Romero y las mejores videntes de Cádiz

Portadoras de una antigua herencia de visiones  y con una videncia fortalecida y consolidada con el pasar del tiempo, el equipo de videntes de Cristina Romero  es considerado como uno de los mejores de Cádiz, Andalucía y de toda Europa. Puedes consultar con Cristina y pagar de forma segura a través de pasarelas de pago online: PayPal o tarjeta de crédito o débito.

Cristina Romero vidente
Cristina Romero

Con una vasta comprensión del origen de sus poderes, de su legado y del verdadero significado de la videncia, estas tarotistas dedican gran parte de su tiempo a honrar su don, ayudando a los demás. Conocen muy bien el nivel de responsabilidad que implica un poder como el de la videncia, y en consecuencia brindan su servicio de la mejor manera.

Se han preparado para optimizar la percepción de sus visiones, así como para canalizarlas por medio del tarot, las runas, el péndulo, etc. De igual forma, las clarividentes del equipo de Tarot y Videncia Cristina, también conocen el arte de formular rituales de magia blanca para la protección, el amor, limpieza de energías y para la fortuna.

Las mejores videntes de Cádiz te brindan una consulta integral y beneficiosa, en cualquier situación.

Historia de la brujería y hechicería en Andalucía

La Edad Media fue una época de terror para las personas que manifestaban alguna habilidad especial o fuera de lo común. Esa fue la época en la que la guerra contra la brujería fue desatada por el clero.

Los casos procesados por la Santa Inquisición fueron incontables. La mayoría de estos casos incluían torturas y muchos de ellos acababan con la vida del acusado. De acuerdo a los expertos cazadores de bruja, las zonas con mayor incidencia de hechicería y brujería eran los montes de Asturias, Zugarramurdi, Cantabria, Galicia, Andalucía y Asturias.

Andalucía permanecía en el ojo de la iglesia por considerarse una comunidad colmada de aquelarres de brujas. Entre los cientos de personas etiquetadas con el adjetivo de brujas o hechiceros, podemos mencionar a algunos que se hicieron un espacio en la historia, tales como María Dolores López, fray Judas Morales, Catalina Díaz, Francisca Romero, y Rosa del Castillo, entre otros.

En la mayoría de los casos, las personas eran acusadas de brujería por razones infundadas o falsas. O tal vez porque mantenían un comportamiento que la iglesia consideraba irrespetuoso, y en algunos casos por conveniencia de otros.

Por otro lado, la creencia de la época se inclinaba a acusar principalmente a las mujeres, ya que el sexo femenino posee mayor inclinación hacia los actos impuros y demoníacos.

Herencia de los gitanos: el bahi y los hechizos de amor

Los gitanos también fueron acosados por parte de la Santa Inquisición, con constantes acusaciones de brujería  y hechicería. Sin embargo, este pueblo de almas andantes, mantuvo su cultura arraigada y marcó el futuro de España dejando su herencia.

Las imputaciones que se hacían a los zincali (gitanos de España) variaban entre perversiones, magia, irreligiosidad, antropofagia, desprecio por el santo matrimonio, entre otros. Estas incontables acusaciones y la constante disgregación, fortificaron la diferenciación de los gitanos como pueblo.

Dentro de toda esta situación y como medio de supervivencia, los gitanos se inclinaron por poner en práctica sus conocimientos de lectura de las líneas de la mano para ver el futuro o bahi (buenaventura). Esto ayudó a que dicha costumbre se esparciera y se transmitiera de generación en generación.

Por otro lado, el pueblo gitano también era conocido por sus rituales de amor, entre los que destaca el de la piedra imán o bar lachí, en lengua gitana. Este era un ritual que se decía capaz de encender pasiones entre las parejas y que tuvo gran demanda entre la población española. Esta clase de rituales también forman parte del legado gitano.

El Tribunal de la Inquisición de Granada fue el ejecutor de un gran porcentaje de las acusaciones contra los gitanos de Andalucía, pero las cifras exactas no se conocen.

Conoce el verdadero poder de la videncia gaditana con Cristina

Las visiones extrasensoriales constituyen una herramienta muy poderosa, si se utilizan de manera correcta. Esto es la esencia de una consulta con una de las videntes de Tarot y Videncia Cristina.

Facilitar información que le pueda ser útil al consultante, es el objetivo fundamental de las profesionales de la videncia. Orientar a la persona con base a lo que se ha percibido por medio de sus visiones, es lo que las convierte en las mejores videntes de Cádiz, con un servicio de gran calidad.

Puedes contactar con Cristina Romero y su equipo de tarotistas a través de su sitio web (www.tarotvidenciacristina.com) o llamando a los números de teléfono gratuitos: +34 96 062 77 78 (España / Europa) ó +1-877-707-0462 (Estados Unidos / Puerto Rico / Canadá).

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: