Las 3 edades de la mujer emprendedora que todas deben conocer

La era moderna se ha convertido en una oportunidad de negocios inigualable, al punto que la diferencia entre géneros es casi imperceptible. En este sentido, las opciones que tiene la mujer de hoy en día para emprender un negocio por esta vía son muchas y lo mejor de todo es que no debe significar hacer grandes sacrificios para lograrlo.

Si bien es cierto que la mujer suele tener ocupaciones múltiples y más aún si es madre, también es muy cierto que los mismos beneficios que ofrece la tecnología y los nuevos tiempos les permiten a las mujeres emprendedoras abrir esa puerta hacia la verdadera emancipación, y obtener su propia fuente de ingresos al hacer realidad ese proyecto o negocio online que siempre tuvieron en mente pero que, por una u otra razón, no habían podido desarrollar. Además, ahora existen excelentes oportunidades para impulsar esa idea de negocio en Internet de manos guías que les permiten transitar el camino con mucha más fluidez, confianza y con miras ciertas de alcanzar el éxito.

El marketing online es un gran aliado para la mujer

A través de Internet se hacen miles de compras o contrataciones al día. Por eso, conseguir una buena presencia online es una excelente manera de captar clientes. Y lo mejor es que buena parte puede hacerse desde casa.

Saber utilizar bien el marketing digital abrirá muchas puertas, e impulsará el proyecto de negocio hacia lo alto, indudablemente representa una valiosísima oportunidad. Sin importar todas las obligaciones que tenga la mujer, como cuidar de sus hijos, realizar tareas domésticas y gestionar la administración del hogar, siempre puede aprender poco a poco sobre marketing moderno, que será una gran ventaja competitiva en el mercado.

Marketing online para la mujer

Sin embargo, pese a todas las herramientas existentes, para la mayoría de las personas resulta difícil tener éxito con su emprendimiento. Para evitar estos traspiés, vale la pena conocer Project Martina Opiniones, quienes tienen un método interesante para ayudar a las emprendedoras a superar el estancamiento. Básicamente, consiste en clasificar el emprendimiento en 3 etapas o edades.

¿Por qué es importante conocer las edades del emprendimiento?

La principal utilidad de conocer estas etapas es la capacidad de determinar en qué etapa se encuentra el propio emprendimiento. Esto permitirá reconocer qué enfoque está recibiendo el proyecto. Saber dónde se encuentra en el momento presente es lo que contribuye a definir el camino a seguir para llegar al destino.

Si lo que se quiere con el emprendimiento es crear un negocio que genere ingresos y ofrezca autonomía de tiempo y libertad financiera, entonces aplicar las enseñanzas de las edades del emprendimiento es una gran idea. Esto es lo que se denomina como “proyecto de libertad”.

Edad de la inocencia

Esta etapa se define como una de las más bonitas, porque es cuando nace la idea de negocio, o al menos la voluntad de emprender. Es cuando surge la disposición de lanzarse con una idea propia para generar ingresos y libertad. Muchas de las mejores ideas que se encuentran en el mercado provienen de esta fase, en manos de soñadores que decidieron ir más allá para esforzarse por conseguir el éxito propio.

En esta edad, las emprendedoras piensan que las ideas y la pasión por lo que se hace es lo más importante de todo. Y ciertamente, son aspectos muy importantes para un negocio propio. Pero el problema radica en el estancamiento, en quedarse en esta etapa y no avanzar. La emprendedora debe tener presente que esta edad es el principio del camino, y no el final. De lo contrario, la emprendedora se encontrará ante un sueño sin acción. Para que un proyecto avance se necesita de algo más que solo ideas y pasión.

Otro inconveniente de cerrarse únicamente a ideas que apasionen es que puede que el mercado no esté dispuesto a pagar por esa idea en concreto. Siempre se deben considerar las necesidades del público para que un negocio prospere.

Una buena herramienta para superar esta etapa es analizar los 5 círculos de resultados, para obtener mejores resultados con menos esfuerzos. Estos círculos son los siguientes:

  1. Pasión. Es el combustible, la energía que impulsa el proyecto.
  2. Fortalezas. Las fortalezas del emprendimiento y de sus integrantes son el factor que llevará adelante la propuesta de negocio.
  3. Valor. Se relaciona con lo que el negocio puede aportar a su mercado.
  4. Nicho de mercado. Se trata del sector del público que está dispuesto a pagar por el producto o servicio, y que tiene los recursos para ello.
  5. Metodología. Es importante contar con bases metodológicas previas, de lo contrario el camino será más difícil. Seguir métodos que hayan sido aplicados por otras personas con éxito facilita muchísimo las cosas.

Edad de la fuerza bruta

En esta edad del emprendimiento, se sacrifican muchas horas de trabajo a cambio de un proyecto de éxito. La emprendedora está convencida de que aplicar horas y horas con fuerza bruta es la mejor manera de obtener los resultados esperados. Pero lo cierto es que cuando se debe aplicar mucha fuerza bruta para obtener algo, seguramente existan problemas subyacentes que todavía no se han detectado.

Es posible que en esta edad se obtengan los resultados económicos que se esperan, pero no es nada compatible con un proyecto de libertad, que permita disfrutar de un horario flexible para poder hacer las cosas que se quieren. Y es importante conseguirlo porque ofrece tranquilidad, calidad de vida y tiempo para desarrollarse como mujer en plenitud.

No es difícil conseguirlo utilizando el Internet, pero a veces no se cuenta con la información necesaria o con un mentor que guíe por el buen camino. Pero cuando convergen los 5 círculos de la libertad, explicados a continuación, se pueden disfrutar de resultados con menos horas:

  1. Sistema de ventas. Contar con un proceso predecible para captar clientes mes a menos, y no empezar desde 0 cada vez. Considerar siempre las ventas online, son una excelente herramienta.
  2. Equipo externo. Trata de la capacidad de delegar, en especial en las áreas que no son el fuerte de la emprendedora. No se trata de tener empleados fijos, sino contrataciones por horas puntuales.
  3. Sistemas. Se debe contar con sistemas específicos para automatizar las tareas, como sistemas de marketing, contenido y gestión del equipo externo.
  4. Aptitudes de marketing online. Es necesario aprender de marketing online para mejorar las propias aptitudes como emprendedora, pues se trata de un ámbito fundamental para el éxito de un nuevo negocio.
  5. Enfoque. Es más eficaz enfocarse en pocas cosas a la vez; un nicho de mercado en particular, productos específicos y poco contenido pero de alta calidad.

Edad de la libertad

Ocurre cuando se alcanza desarrollar un proyecto que permita vivir la vida con libertad. Por supuesto, no implica que todo será perfecto o que ya no será necesario trabajar en lo absoluto. La resolución de problemas, la incorporación de nuevas ideas y la renovación pueden ser necesarias en ciertos momentos, como en todo emprendimiento.

Como se mencionó, no se trata de crear un proyecto súper millonario, porque esto requiere de mucho más trabajo. Ni tampoco se trata de conseguir un despacho con decenas de personas contratadas. Todo lo contrario, ya que este tipo de enfoque implica evitar ciertas cosas que se alejen del proyecto de libertad para la mujer.

Por este motivo, si se busca crear un negocio apasionante que genere ingresos en pocas horas y que permita decidir qué quiere hacerse cada día, así como decidir lo que se considere oportuno, conviene tener presente que la era actual favorece mucho la consecución de este tipo de proyectos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: