3 Cosas que necesitas saber antes de mudarte solo

Entre todas las ventajas de las que gozamos gracias a Internet, una de las más palpables es el acceso a la información. Quizá algunos busquen información referente a sus carreras o acerca de cosas por las que siempre han sentido curiosidad, pero un impresionante número de personas busca información acerca de la cotidianidad y maneras de sobrellevar mucho mejor el día a día. Esta es una herramienta que en el pasado no se tenía y que ahora al alcance de un clic podemos evitar muchos problemas y equivocaciones.

Por ejemplo, antes cuando querías cocinar algún platillo específico debías recurrir a un libro de cocina en caso de que no supieras cómo prepararlo. Si no contabas con un libro de esos, podías llamar a alguien que supiera hacerlo para que te guiara o, simplemente experimentar y cruzar los dedos. Hoy ya no tienes que hacerlo así, casi cualquier cosa que quieras aprender para llevar a cabo al momento puedes encontrarlo en Internet. Desde recetas, hasta consejos financieros que tienen el potencial de hacerte crecer y mejorar si los sigues, como los de este artículo de Gananci.

Lo bueno de este tipo de consejos es que te permiten avanzar mucho más rápido, ya que no tienes que pasar obligatoriamente por el rocoso camino del aprendizaje del pasado, sino que tienes la oportunidad de sortear obstáculos debido a que puedes encontrar información acerca de cómo hacerlo. Aunque en muchas ocasiones es positivo tener la experiencia propia, en otros casos el hecho de poder echar un vistazo previo es muy útil.

Por ejemplo, cuando vamos a hacer algo sobre lo que no tenemos idea porque no existe experiencia previa de nuestra parte, como al comenzar una nueva etapa en nuestras vidas. Por eso, a continuación encontrarás información sobre algunos aspectos que yo desearía que me hubiesen dicho al salir de la casa de mi familia, para vivir de forma independiente:

Nada es igual

Esto puede sonar obvio, pero prácticamente nada te prepara para el cambio de 180° que significa vivir por tu cuenta. Por supuesto, no en todos los casos el proceso es el mismo. De hecho, suele cambiar con la realidad de cada quien, pero lo que sí es cierto es que es una transición que te hace cambiar de perspectiva drásticamente.

Lo que necesitas saber antes de mudarte

Normalmente cuando éramos adolescentes y fantaseábamos acera de vivir solos, la idea que teníamos en nuestra mente era aquella de diversión e independencia de cualquier tipo de rendición de cuentas hacia la autoridad familiar. Esto es cierto, pero con esa independencia también llegan muchísimas responsabilidades que en la mayoría de las ocasiones no nos dábamos cuenta de que existían porque alguien más se ocupaba de ella sin decir nada al respecto.

Si estás pensando en mudarte por tu cuenta, es una decisión muy importante, pero a la vez muy positiva desde el punto de vista del crecimiento personal. Será un cambio definitivamente notorio, pero un riesgo que también vale la pena correr.

Presta atención al mantenimiento

Este es un consejo muy valioso, ya que lo más probable es que no hayas tenido que ser tu quién se encargaba de esta parte en el hogar donde vivías. Las casas necesitan mantenimiento para que estén en condiciones óptimas, si dejas pasar los pequeños detalles, estos no desaparecerán, sino que se volverán más graves hasta que sean un verdadero problema que requiera grandes cantidades de dinero para ser resuelto.

El secreto está en un mantenimiento programado y sostenido. En caso de que el lugar donde vayas a vivir ahora sea rentado, no dejes que te gane la flojera o la vergüenza de hablar con tu casero acerca del mantenimiento. Llega a acuerdos con él para la realización de estos trabajos ya que será conveniente tanto para ti que eres el que estará viviendo en el lugar, tanto para él porque su propiedad no se deteriorará.

Está presente

Si vives de forma independiente y a la vez trabajas mucho, lo más probable es que al principio se te haga algo complicado el equilibrio entre la vida profesional y la casera. Algo que puede ayudarte mucho es la realización de horarios, así evitarás descuidar las cosas que son importantes como la alimentación, la limpieza e incluso la recreación.

Si te enfocas demasiado en una sola cosa -como área laboral, por ejemplo- sin tomar en cuenta el equilibrio, lo más probable es que tu casa se convierta en un lugar absolutamente desordenado donde quizá ya ni te sientas a gusto.

Para evitar malos olores provenientes de tu refrigerador, insectos, roedores y más, es importante que evites a toda costa el postergar los pendientes que tienes. Ese mal hábito es uno de los que más saboteen y hacen que las cosas se acumulen a un punto en el que pienses que lo mejor es rendirse. Si tienes horarios y te apegas a ellos, la procrastinación no te afectará.

Si no quieres que esto te pase, trata de hacer las tareas al momento, cuando aun son pequeñas. Si consideras que no tienes el tiempo suficiente para encargarte de todo, busca ayuda. Lo más probable es que la necesites y en caso de que económicamente te encuentres apretado, aprende en Gananci cómo ganar dinero, así también podrás encontrar la libertad financiera que es tan importante.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: