El origen de los cumpleaños

La celebración de cumplir años es, seguramente, la tradición más compartida alrededor del mundo, sin importar las condiciones de raza, país o religión. Se remonta a siglos atrás y en sus comienzos ya se encendían velas, una costumbre que servía para proteger a los ‘guardianes’ que tenía cada persona; una forma de agradecimiento y de garantizar la seguridad del año venidero.

Los inicios de la celebración

Los astrólogos de la antigüedad inventaron un calendario y calculaban las fechas de nacimiento de los reyes y de las personas de máxima importancia de sus reinos. Con estas fechas, examinaban los horóscopos y presagiaban las fechas, ya que ellos creían que el destino de estas personas influiría directamente en el resto de la sociedad.

Historia de los cumpleanos

Es por eso, que los primeros aniversarios datan de mucho antes de Cristo. Pueblos como el egipcio, el romano o el griego celebraban los cumpleaños de sus dioses y gobernantes. Al tratarse de una celebración pagana, los cristianos no comenzaron a hacer este tipo de celebraciones hasta el siglo IV d.C., e incluso el nacimiento de Jesús no se celebró por esta razón.

En el antiguo Egipto, los faraones ordenaban cerrar todos los negocios de la zona el día de su nacimiento, y organizaban fiestas por todo lo alto para miles de sirvientes. En la antigua Grecia, los hombres más ricos se reunían para celebrar sus cumpleaños en una especie de clubes exclusivos, donde adoraban a su espíritu protector (Daemon), presente desde su nacimiento hasta su muerte.

Esta idea griega se transmitió con los años a la cultura romana, que a día de hoy se sigue conociendo como el Ángel de la guarda o el Hada madrina. Los emperadores de Roma celebraban sus cumpleaños con combates de gladiadores y fiestas por todo lo alto, comenzándose a fijar fechas del calendario para honrar el nacimiento de dioses y hombres famosos.

La evolución hasta el día de hoy

La tradición de encender velas sobre una tarta comenzó en la civilización griega. Sobre los altares del templo de Artemisa se comenzaron a colocar tartas redondas en referencia a la luna llena, hechas con ingredientes dulces como la miel y adornadas con cirios encendidos.

Como es sabido, el fuego ha sido relacionado con los sacrificios a los dioses desde la antigüedad y sigue teniendo significados místicos para algunas culturas como la propia católica, donde se siguen dejando velas en los altares de las imágenes de las iglesias.

De este mismo modo, las velas de las tartas se encienden como tributo a la persona que cumple años, en honor a su nacimiento y como seña de buena suerte para el año que le espera. Aún hoy en día, se siguen pidiendo deseos al soplarlas, algo que viene de siglos atrás.

Con la consolidación del cristianismo, esta tradición se dejó de celebrar, ya que la iglesia la consideró como un rito pagano y la prohibió. Se empezaron a celebrar el día de la muerte de los santos y no el día del nacimiento, cambiando por completo el calendario de las festividades que se llevaban a cabo en muchas zonas.

Siglos después, en el IV d.C., la iglesia católica comenzó a cambiar de opinión y se interesó en celebrar el día del nacimiento de Jesucristo, en lo que ahora conocemos como la festividad de la Navidad, por lo que se recuperó la tradición de celebrar los nacimientos nuevamente.

Con el paso de los años, los cumpleaños fueron adaptándose a otras festividades anteriores y se incorporaron costumbres de otros pueblos como las de tirar de las orejas (originaria de Oriente) o cantar a la persona homenajeada.

De hecho, según el libro Guinness de los récords, la canción ‘cumpleaños feliz’ está considerada como la más popular del mundo. En 1983, las hermanas Mildred y Patty Smith Hill, maestras de un jardín de infancia de Kentucky, escribieron un libro de canciones entre las que se encontraba ‘Good Morning to all’.

Esta sonata, en principio compuesta para dar los buenos días a los alumnos, cambió la letra a ‘happy birthday to you’ en el día del cumpleaños de una alumna, dando así lugar al origen de la famosa canción que todos cantamos hoy en día.

En la actualidad, el cumpleaños se ha convertido en una autentica fiesta con amigos y familiares donde se hacen regalos llenos de amor y de mensajes para el homenajeado. Si buscas frases recurrentes para la tarjeta, puedes encontrar un listado de mensajes de cumpleaños en amoramargo.com, con los que sorprender a la persona que quieres.

Esta ha sido la evolución de una festividad que, como en la mayoría de los casos, comenzó siendo un culto a dioses y gobernantes de la época y se ha tornado en una celebración para el resto de la humanidad, seas del lugar que seas y sea cual sea tu creencia o religión.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: