Papel de liar: conoce qué tipos hay y cómo se fabrica

El papel de liar es uno de los accesorios indispensables en la lista de compras de los fumadores. Los papeles más utilizados en la actualidad, tanto para fumar tabaco como para el consumo de otras hierbas, son aquellos que se fabrican a partir de materiales naturales, los cuales tienen la capacidad de incrementar la calidad de la experiencia.

Para elegir el papel de liar correcto, es necesario considerar los materiales que intervienen  en su composición, la manera en que se fabrican y las características ofrecidas. Smoking Paper es una de las marcas líderes en el mercado, una empresa española que comercializa papel de liar en los cinco continentes, llegando al público en más de 100 países.

Propiedades del papel para fumar

Si quieres conocer la existencia de diferentes tipos de papel de liar y saber más en detalle las diferentes características de cada uno, a continuación, describimos las principales características del papel de liar. Dependiendo del tipo y la calidad, puedes encontrar papel de liar que ofrezca las siguientes características:

  • Gramaje. Se refiere al peso del papel por metro cuadrado, siendo una característica que determina su transparencia e influye sobre la rapidez de la combustión.
  • Composición. Una de las características más distintivas del papel de liar se debe a la composición, siendo la celulosa de madera, el cáñamo y el arroz los materiales más comunes.
  • Porosidad. La porosidad del papel tiene incidencia en la velocidad de combustión, pues a mayor porosidad se incrementa la ventilación y en consecuencia se consume más rápido.
  • Engomado. El papel de liar tiene un espacio engomado que le permite mantener la forma de cigarrillo. Para este pegamento se utiliza una goma 100% natural.
  • Apariencia. La mayor parte de los papeles es marrón, pero existen diferentes modelos que atraviesan un proceso de blanqueado con cloro. La textura es otro elemento a considerar durante la selección.

¿Cuáles son los tipos de papel de liar?

En líneas generales, hay cientos de tipos de papel de liar. No obstante, podemos dividirlos en dos grandes grupos según la combinación de características descritas con anterioridad:

Papel de combustión lenta

Este papel tiene la particularidad de ser uno de los más delgados y, por tanto, una vez encendido el cigarrillo este no se consumirá si no lo fumas. Puede ser fabricado a partir de pulpa de madera, paja de arroz, lino, fibras de algodón o cáñamo, manteniendo gramaje promedio entre – 13-14 gr / m2, siendo el indicado para liar cigarrillos de tabaco seco.

Papel de combustión rápida

A diferencia del anterior, una vez que enciendes el papel de combustión libre, el cigarrillo se consumirá incluso sin fumarlo. Resulta bastante similar al papel que utilizan en los cigarrillos manufacturados, con un grosor de entre 18 a 23 gr / m2, y es indicado para consumir mezclas de tabaco semi-húmedas.

También se puede encontrar papel blanco, que utiliza cloro o carbonato cálcico durante el proceso de blanqueamiento. También hay versiones libres de este tratamiento químico, que mantienen el color marrón natural de la pasta de madera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: