La importancia de tener un seguro dental

Tener una buena salud bucodental es sinónimo de una mejor calidad de vida, no se trata simplemente de lucir una sonrisa hermosa, sino de tratar de forma oportuna problemas tan comunes como una caries o la halitosis, hasta detectar tempranamente signos de un cáncer de garganta. El papel del odontólogo es esencial para nuestra salud, de ahí que debamos darle la importancia que merece. 

Ahora bien, todos sabemos que los tratamientos odontológicos son costosos, y es justamente por esa razón, que cada día más personas adquieren un seguro dental. Sorprendentemente, este tipo de seguros son muy asequibles y la cantidad de beneficios que se obtienen a cambio son incontables. 

Poderosas razones para tener un seguro dental

1. Herramienta preventiva

A diferencia de los seguros de hospitalización, cuyo objetivo es tratar un problema una vez que ha aparecido, los seguros dentales están más enfocados en la prevención. Esto significa que por un pago anual (considerablemente bajo), podrás obtener a cambio tratamientos preventivos sin tener que pagar nada más. 

¿Cuáles son estos tratamientos preventivos?

  • Limpiezas dentales.
  • Consultas y revisiones.
  • Extracción de piezas.
  • Radiografías odontológicas.
  • Tratamientos con flúor.

2. Acceso a tratamientos especializados

Es posible que en algún momento debamos necesitar tratamientos más específicos, ya sea por un problema de salud en general o por un problema estético que deseamos mejorar. En este caso, los seguros bucodentales proporcionan importantes descuentos.

Este punto, sin duda alguna, es una gran ventaja, más aún si tomamos en consideración lo costoso que puede llegar a ser un tratamiento más especializado. Entre estos tratamientos más específicos podemos nombrar la ortodoncia o la colocación de algún implante. Si bien el descuento puede variar de un seguro a otro, en algunas ocasiones puede alcanzar hasta el 40%.

3. Incorporar a la familia

Muchos seguros dentales ofrecen la oportunidad de incluir al resto de los miembros de la familia por un coste realmente bajo. Además, en la mayoría de los casos, los niños son incluidos en la póliza de alguno de sus padres, sin tener que pagar ningún coste adicional. Recuerda que el cuidado de la salud bucal en la infancia es de suma importancia.

4. Sin tiempos de espera

Los tiempos de espera en la sanidad pública suelen ser muy largos, especialmente cuando el problema a tratar no es considerado de gravedad. Esto se traduce en que, por ejemplo, para la extracción de unas muelas de juicio debas esperar meses, y a veces, incluso años. 

Tener un buen seguro dental te asegurará el hecho de poder hacer la extracción en pocos días; también te asegurará el mejor tratamiento y una buena atención postoperatoria. Eso sí, es importante que en el momento de seleccionar algún seguro, optes por alternativas que no contemplen períodos de carencia.

5. Seleccionar el odontólogo que deseas

La mayoría de las aseguradoras dentales ponen a disposición de sus clientes un cuadro muy amplio de profesionales, lo único que debes hacer, es seleccionar el que consideres mejor para ti y para tu familia.

Por otro lado, también tienes la posibilidad de ampliar tu seguro en cualquier momento. En muchas ocasiones, por algunos euros adicionales al mes, podrás tener acceso a una cantidad increíble de servicios. 

¿Cómo elegir el mejor seguro dental?

Antes de seleccionar un seguro dental, asegúrate de que cumple con algunos requisitos básicos

¿Cuáles son esos requisitos? Podemos destacar algunos a continuación:

  • Que incluya tratamientos preventivos.
  • Tipo de cobertura.
  • Inclusión de menores de edad.
  • Sin tiempos de espera ni períodos de carencia.
  • Política de copagos.
  • Red de clínicas y profesionales.
  • Libertad para escoger el profesional.
  • Valorar condiciones de reembolso.
  • Claridad en las condiciones y costes a pagar.

Lucir una sonrisa hermosa y saludable puede estar al alcance de todos. Los seguros dentales son una magnífica alternativa para poder cuidar de nuestra salud bucodental y también de nuestra estética, sin que esto afecte de una forma significativa a nuestro bolsillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: