Cómo elegir el papel pintado ideal para su casa

Vamos a ver una serie de claves para seleccionar el papel pintado perfecto para cada espacio del hogar y cómo colocarlo. El papel pintado es un arma poderosa para la decoración del hogar. Decantarse por este material decorativo puede ayudar a cambiar por completo el aspecto de cualquier espacio de la casa. Desde el salón, pasando por el baño, hasta un pasillo o una escalera. Generalmente, un efecto estético agradable contribuye en gran medida a la decoración de cualquier ambiente. Dependiendo de la textura o del diseño, podemos crear una ilusión óptica que de amplitud a una pequeña habitación, o lograr un efecto más acogedor e íntimo en un espacio más amplio.

Por lo tanto, elegir el papel pintado adecuado para decorar una habitación puede hacer que esta parezca más grande o más pequeña, más o menos brillante, acogedora o espaciosa. La variación de colores, texturas, estampados y patrones, pueden crear un aspecto moderno o tradicional en la decoración de un espacio. La elección de los papeles pintados dependerá del estilo decorativo que desee para su hogar. Además de las ventajas estéticas, los papeles pintados también son muy beneficiosos desde un punto de vista práctico.

PAPELES PINTADOS

La colocación es a menudo muy simple y no deja ningún residuo u olor en la casa. Una vez aplicado, el papel puede permanecer perfecto en su pared durante cinco años o más. La duración puede ser mayor dependiendo del material que se escoja. La limpieza de los papeles pintados promete no causar dolores de cabeza, ya que este es resistente y fácil de limpiar en la mayoría de los casos.

5 puntos a tener en cuenta durante la colocación del papel pintado

Aunque la instalación de papeles pintados es habitualmente simple, es necesario tomar algunas precauciones antes de comenzar su instalación.

Preparar la pared

Antes de la instalación, es esencial que la pared esté libre de irregularidades, agujeros, texturas o problemas de humedades. A fin de garantizar la durabilidad del producto, es fundamental que la pared esté en perfectas condiciones. Para lograr una superficie lisa se aplicará sobre las zonas defectuosas un compuesto de yeso con la ayuda de una espátula, después de haber secado se pasará una lija fina.

Esperar a la finalización de las obras

Después de dejar la pared en perfectas condiciones, hay que asegurarse que los trabajos de obra ya se han completado. El papel pintado es el último elemento para ser instalado, cuando no haya ninguna actividad que dañe el papel, será el momento para comenzar su instalación

Conocer los tipos de papel

Las diferencias entre los papeles pintados no son sólo colores y diseños. Existen diferentes tipos de materiales y esto puede variar los ajustes de colocación. Vamos a ver algunos de los principales tipos:

Papel para pintar

Este tipo de papel es el más económico y no cuenta con una capa plástica que facilite su limpieza. Está indicado para pintar su superficie con pintura plástica o sintética.

Papel con base textil

Está formado por una base de fibras naturales. Este tipo es más difícil de instalar, por lo que es recomendable que lo instale un especialista. Es un material manchadizo y de difícil limpieza. Está aconsejado para espacios menos comprometidos, como son salones, dormitorios o pasillos.

Papel pintado vinílico

Resistente a la luz y la humedad, este tipo de papel está recubierto de una capa de vinilo sobre una base de papel. Este tipo de papel está especialmente indicado para aquellas estancias más húmedas como son el baño, la cocina o la lavandería. Es ideal para aquellos que valoran la durabilidad y la facilidad de limpieza. Se pone mediante el encolado de papel y pared con una cola de metil celulosa.

Papel pintado vinilizado

También llamado gofrado, es similar al anterior, pero con una delgada capa de barniz y menos resistente. Permite una sencilla limpieza mediante el uso de un paño o una esponja con agua y jabón neutro. Se coloca mediante el encolado de papel y pared con una cola de metil celulosa.

Papel pintado tejido-no tejido o TNT

Este tipo de material tiene unas características que imitan al tejido. Cuenta con una lámina de vinilo con una capa de barniz acrílico y está indicado para cualquier estancia de hogar, gracias a su dureza y facilidad de limpieza. Se coloca mediante el encolado de papel y pared con una cola de metil celulosa.

Papel pintado autoadhesivo

A diferencia de otros tipos de papeles, éste cuenta con adhesivo que facilita su colocación sin necesidad de utilizar una cola específica.

Papel texturado o con relieve

Este tipo de papel cuenta con un relieve que lo hace perfecto para ocultar los defectos de aquellas paredes más defectuosas. Está compuesto por una base de papel con relieve recubierto de barniz o de vinilo. Las manchas se eliminan fácilmente con una esponja o paño con agua y jabón neutro. También se coloca mediante el uso de una cola de metil celulosa sobre pared y papel.

Cenefas de papel pintado

Se presentan en pequeños rollos que permiten ser un complemento perfecto para combinarlo en paredes con otros diseños de papel o pintura, creando ambientes muy personales y originales. Las cenefas suelen ser un recurso decorativo muy habitual en dormitorios infantiles.

Elegir dónde instalar el papel pintado

La instalación de los papeles pintados se puede hacer en diferentes paredes de una habitación, variando conforme al estilo deseado o en función del presupuesto disponible. Vamos a ver algunos estilos decorativos para su aplicación:

Sólo una pared

Elija sólo una de las paredes de la habitación para aplicar el papel y lograr que la pared seleccionada sea el centro de la decoración del ambiente. Este tipo de instalación es ideal para papeles con elaborados estampados y colores atrevidos o llamativos. También es una buena opción para aquellos que quieren familiarizarse con el efecto del material.

Todas las paredes

Para los que deseen decorar todas las paredes de un espacio o habitación con el papel pintado, es aconsejable apostar por colores claros, minimalistas y sutiles, para evitar excesos visuales y por tanto un cansancio prematuro. Aunque dependerá de cada gusto decorativo.

La mitad de una pared

Esta es una elección ideal para los que desean poner un papel pintado sin tener que gastar demasiado dinero. Aplicar en una mitad de la pared puede ser una buena opción y también ayuda a equilibrar la decoración en ambientes cargados de colores, muebles y objetos decorativos.

PAPEL DE PARED

Una franja en una pared

Aplicar en una pared sólo una franja de papel es una opción que requiere una mínima inversión y ayuda a equilibrar el diseño añadiendo un nuevo toque decorativo. Para estos casos, colocar una cenefa es un recurso decorativo que aportará un toque de diseño muy atractivo y distinguido.

En el techo

Si su intención es aplicar el papel pintado como elemento decorativo de un modo menos tradicional, el techo puede ser una buena alternativa. El resultado es interesante y rompedor.

PAPEL PINTADO TECHO

Calcular la cantidad de papel necesario

Tanto si se compra en tiendas físicas o en internet, es fundamental prestar atención a la cantidad de papel necesario. Lo que evitará quedarse cortos o que sobren varios metros, además de una buena gestión del presupuesto. Hay fabricantes de papeles pintados que lo venden por metro lineal y otros por rollos. Es necesario calcular correctamente el área de instalación, teniendo en cuenta la altura de la pared, cornisas, zócalos, puertas y ventanas. Además, es necesario pensar en el ajuste perfecto de los diseños y patrones.

Es fundamental medir correctamente el área de la pared donde se instalará el papel y revisar concienzudamente la cantidad exacta antes de comprar el diseño deseado. Debemos tener en cuenta como presenta el producto cada fabricante, si lo hace por metro lineal o por rollo. En función del tipo de presentación, calcular cuántas unidades serán necesarias para revestir la pared.

Cómo elegir el papel pintado ideal para un determinado espacio del hogar

¿Cualquier espacio de la casa puede ser decorado con papeles pintados? Sí, si se tiene en cuenta el material de fabricación, el tipo de aplicación y el patrón del producto. Eche un vistazo a algunos consejos para elegir el modelo perfecto para cada espacio.

Dormitorios

Los dormitorios son esa habitación del hogar donde cabe colocar cualquier tipo de papel pintado ya que no se considera, a priori, un espacio comprometido por humedades o trasiego. Sin embargo, para los dormitorios de los niños es recomendable el uso de papel de vinilo, ya que el lavado es más sencillo y se acumula menos polvo que otros materiales. El dormitorio es un entorno muy íntimo y personal, por tanto, lo ideal es elegir un papel pintado con el que sentirse identificado en colores, diseños y texturas.

PAPEL PINTADO PARA DORMITORIOS

Salones

Tanto en las salas de estar como en los comedores, la aplicación del papel pintado es una buena opción para mejorar la decoración sin crear un efecto visual muy pesado cuando se combina con cojines, sofas, sillones, cortinas, alfombras y otros objetos. Si lo prefiere, puede optar por aplicar tonos más neutros en todas las paredes, logrando así una sensación más cálida y familiar. En cuanto al material, así como en los dormitorios, el salón es un ambiente seco y no requiere de un cuidado especial. Para facilitar la limpieza y la durabilidad, el papel vinílico puede es el más indicado para hogares con niños pequeños y mascotas.

PAPEL PARA SALON

Cocinas

En la cocina, las aplicaciones más comunes son aquellos que no ocupen todas las paredes. Elija una pared como punto focal o el área entre la encimera y armarios para potenciar el aporte decorativo del mobiliario. Como la cocina tiende a ser un ambiente más húmedo, se debe optar por papeles pintados de vinilo, vinilizados o tejido-no tejido TNT, para evitar que los vapores y las humedades habituales en una cocina acaben dañando el papel instalado.

PAPEL PINTADO PARA COCINAS

Estudios

Seco y sin humedad recurrente, un estudio es un ambiente en el que se puede instalar cualquier material de papel, todo dependerá de sus preferencias personales. Los que prefieren un ambiente menos cargado visualmente, deben optar por tonos neutros y sutiles. Si por el contrario, si desea colores y diseños atrevidos, se aconseja colocarlo en una sola pared o incluso en la mitad de la misma.

PAPEL DECORATIVO ESTUDIO

Baños

El principal factor a tener en cuenta al elegir el papel pintado ideal para un cuarto de baño o aseo es el material. Como es un entorno sujeto a humedades y vapores, el más recomendado es el de vinilo, gracias a su dureza y resistencia al agua, además de ser un material que facilita la limpieza. El cuarto de baño es un ambiente que a menudo no cuenta con muchos objetos decorativos, por tanto, el papel pintado puede ser la referencia del espacio. Así que no dude a la hora de apostar por diferentes colores, patrones y diseños en todas las paredes.

PAPELES PINTADOS PARA BANOS

Otras estancias

Además de las estancias habituales de una casa, los papeles pintados se pueden instalar en otros entornos y rincones de la casa. Elija lugares inesperados para aplicar un papel pintado para decorar y llamar la atención de esas esquinas que de otra manera podrían pasar desapercibidas. Es una solución decorativa en lugares como pasillos, balcones, escaleras e incluso en los peldaños de la misma. El material adecuado en ambientes más húmedos, con gran uso y sujeto a una mayor suciedad, es el vinilo. En ambientes secos, no dude en utilizar el tipo que más le convenga.

PAPEL DECORATIVO

Cómo crear un efecto armonioso con el papel pintado

El papel pintado no es el único recurso decorativo de un ambiente, es necesario tener en cuenta el resto de elementos decorativos de la estancia. Al elegir los colores y estampados, tenga en cuenta los muebles y accesorios para decantarse por un determinado diseño.

Si la idea es aplicar el papel en una pared, en la mitad de una pared o en el techo, debemos lograr la armonía con el color o colores del resto de las paredes pintada. Por lo tanto, optar por diseños con colores similares o que coincida con el color de la pared pintada, puede estar en la parte inferior o en los detalles de diseño. Además, es bueno para evitar unos diseños demasiado llamativos, ya que esto puede causar molestias e incomodidad visual.

Lo ideal es elegir un patrón o textura de acuerdo con otros elementos del entorno como la alfombra, el sofá, los cojines y las cortinas. Si decide elegir un papel de colores extravagantes e intensos, lo ideal es optar por telas y alfombras con tonos neutros y hacer coincidir los colores de accesorios de papel.

Cómo colocar el papel pintado: hágalo usted mismo

La colocación del papel pintado es simple en la mayoría de los casos. Con un poco de paciencia y dedicación, es posible instalar correctamente el papel en cualquier estancia de la casa. Por lo tanto, además de comprobar su presupuesto y asegurarse de que la pared está en condiciones, es importante prestar atención al diseño del patrón.

Si el papel tiene un determinado diseño continuo, asegúrese de seguir correctamente la secuencia con el fin de evitar desajustes. Antes de colgar su nuevo fondo de pantalla, debe asegurarse de que sus paredes están completamente despojadas de cualquier papel existente, pasta u otros residuos de la decoración anterior. Vamos a ver los pasos a seguir para instalar el papel pintado.

Elementos y herramientas necesarios

Escalera de mano

Mesa o superficie lisa para encolar

Nivel

Cinta métrica

Escuadra

Regla metálica o listón de madera

Lápiz

Compuesto de yeso

Cola de metil celulosa o específica

Espátula

Esponja

Cúter

Tijeras

Cinta de carrocero

Rodillo para aplicar cola

Bandeja para escurrir

Cepillo suave para extender el papel

Cubo

Pasos a seguir

  1. Limpiar las paredes con una esponja con agua tibia. Deje que las paredes se sequen completamente y luego lije las imperfecciones.
  2. Rellene aquellas áreas irregulares con un compuesto de yeso utilizando una espátula. Deje secar durante 24 horas, luego pase una lija suave.
  3. Limpie el polvo de las paredes con una esponja húmeda.
  4. Comience marcando una línea en la pared a modo de pauta. Use una regla y un nivel para asegurarse de que la línea esté a plomo.
  5. Aplique cola de metil celulosa con una brocha o rodillo a las paredes para facilitar el pegado del papel. En caso de manchar o salirse de la zona aplicable, limpie con una esponja humedecida en agua caliente.
  6. Mida y corte el papel. Debido a la tenencia natural para enrollarse sobre sí mismo, enróllelo al contrario para facilitar su manipulación.
  7. Extienda el papel sobre una mesa o superficie plana y aplique la cola de metil celulosa.  Extienda la cola uniformemente sobre la superficie del reverso del papel.
  8. Coloque el papel en la parte superior de la pared asegurándose que está perfectamente recto. A continuación presione y vaya desplegando el rollo hasta la mitad siguiendo la pauta que previamente marcó. Pase un cepillo suave y seco por toda la superficie del papel asegurándose de que se adhiere a la pared y de que no se forman burbujas o arrugas.
  9. Cuando llegue al encuentro de marcos de puertas y ventanas, debe tener especial cuidado dejando 2 o 3 centímetros de más y pase el cepillo para fijar el papel en la zona. Una vez que haya secado recorte el papel restante con un cúter.  Para los puntos de luz, radiadores u otros elementos, primero retire los embellecedores y luego cúbralos con una cinta de carrocero para evitar manchas de cola. Una vez pegado el papel, recorte el sobrante con un cúter y coloque de nuevo el embellecedor.
  10. Deslice el cepillo desde arriba hacia abajo hasta llegar al encuentro del zócalo dejando 3 o 4 centímetros para posteriormente recortar con el cúter con la ayuda de una regla o listón.
  11. Cuando el papel tiene un patrón o dibujo, preste especial atención a la hora de colocar la siguiente tira para mantener la secuencia. En este punto también debe aplicar suficiente cola en los encuentros de los pliegues a fin de evitar que se despeguen con el tiempo.
  12. Repita el proceso hasta que todas las paredes están cubiertas. Deje secar de 5 a 6 horas y ya puede disfrutar del ambiente deseado.

Eche un vistazo al vídeo para ver cómo instalar el papel pintado en su casa, tanto el papel adhesivo como el papel que requiere el uso de cola.

Me he cansado del diseño de papel pintado ¿y ahora qué?

¿Después de colocarlo no le gusta el efecto o con el paso del tiempo simplemente se ha cansado del color, del material o del diseño? Se puede sustituir o instalar uno nuevo sobre el existente, siempre que la superficie del material del primero permita colocar sobre éste uno nuevo. Pero lo más habitual es sustituir el papel no deseado para dar paso a uno nuevo. Si este es el caso, la retirada del papel puede terminar dañando la pared.

Recuerde que puede ser necesario reparar la pared después de la eliminación del papel. Las formas de eliminación varían según el material, por lo general, es más fácil eliminar el papel después de humedecer. Los papeles pintados con adhesivo se pueden retirar secos. Para la extracción del pegamento restante, se debe humedecer la pared y usar una espátula de pintor para eliminar los restos de cola.

Conclusión

Hemos visto cómo los papeles pintados son una fantástica solución decorativa para el hogar, es fácil de instalar y se encuentran disponibles en una amplia variedad de colores, diseños, patrones, estampados y precios.  Y a pesar de que los más buscados son el papel pintado del Leroy Merlin y el papel pintado del Ikea, hay muchas tiendas tanto físicas como en internet donde comprar esta excelente solución decorativa. Esperamos que le haya gustado este post y que le sirva para elegir e instalar el papel pintado ideal para cualquier estancia de su hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: