El picor vaginal y otros síntomas de la menopausia

La menopausia es una de las etapas vitales más relevantes de una mujer. Cuando alcanzan la edad adulta mediana, las mujeres viven durante años una etapa en primer lugar de premenopausia y posteriomente menopausia ya en sí que está caracterizada por un amplio conjunto de síntomas entre los que destacan la disminución del deseo íntimo, los calores inesperados y sofocos, el dolor de cabeza y articulaciones o el picor vaginal.

Por norma general, la menopausia suele aparecer entre los 40 y los 60 años y esta etapa dure entre uno y tres años, si bien los síntomas característicos asociados a la menopausia pueden mostrarse a partir de los 40 años, lo que se conoce como menopausia prematura, menos de 45 años.

Una vez aparecen estos síntomas, lo más aconsejable es visitar a un ginecólogo, pues los especialistas médicos son los expertos en esta materia, y podrán recetar o asesorar sobre las recomendaciones a seguir.

El ardor o picor vaginal como síntoma claro de menopausia

La sequedad vaginal es uno de esos muchos síntomas que sufren las mujeres cuando llega la menopausia. El picor vaginal causa incomodidad y se calcula que hasta el 40% de las mujeres lo padecen al dejar atrás la fase reproductiva de la vida.

Este picor vaginal está muy relacionado con la falta de deseo sexual, otra manifestación habitual durante esta etapa. No obstante, muchas personas no relacionan el picor vaginal con la menopausia, sino que lo achacan a las relaciones sexuales dolorosas y poco satisfactorias. Todo está relacionado, pues la sequedad vaginal puede causar picor, escozor, ardores y molestias durante todo el día, y esto acaba afectando a la vida sexual.

Resulta fundamental conocer remedios para el picor vaginal en la menopausia, pues esto ayudará a que no reduzca el nivel de calidad de vida y la menopausia sea simplemente una etapa vital más, no una fase generadora de molestias.

Aliviar el picor vaginal durante las molestias

La sequedad vaginal, principal responsable del picor vaginal, puede causar dificultades y molestias en la rutina diaria. Muchas mujeres se sienten avergonzadas por esta situación, al igual que ocurre con las pérdidas de orina, pero esto no debe ser así.

Al padecer cualquiera de estos síntomas en la zona íntima femenina, la opción no debe ser la de ocultarlo y sentir vergüenza, sino tratar de ponerle solución pidiendo asesoría al ginecólogo.

Existen diferentes alternativas y tratamientos que ayudan a reducir la sequedad vaginal: cremas y supositorios vaginales como tratamientos médico estéticos y sobre todo una buena higiene y cambios en los productos de limpieza son las recomendaciones a seguir más adecuadas.

Higiene para reducir las molestias de la menopausia

Mantener una buena higiene es fundamental en cualquier etapa vital, pero es especialmente recomendable durante la menopausia y la premenopausia. El área vaginal siempre debe estar limpia. En el caso del ano, debe limpiarse de delante hacia atrás, para evitar que las bacterias del recto tengan posibilidad de entrar en la vagina y causar infecciones.

Así mismo, es aconsejable en algunos casos cambiar el jabón de baño y otros productos íntimos de limpieza, pues pueden ser la consecuencia de ese picor vaginal. Es mucho mejor optar por jabones de fragancia libre y aquellos que están recomendados para pieles sensibles.

Cremas y productos íntimos

En el mercado existen cremas, sprays y otros productos que aydan a aliviar el picor vaginal. Aunque muchos son de carácter genérico, la mejor recomendación es decantarse por los que están formulados con carácter específico para el dolor vaginal.

Ese es el caso de Actifemme® DÚO, el primer tratamiento sinérgico para las ingfecciones vaginales. Se trata de un productos muy completo porque actúa en la flora vaginal e intestinal al mismo tiempo, sirviendo como remedio para el picor vaginal y como tratamiento para la vaginosis bacteriana, la vulvovaginitis y el picor vaginal.

Actifemme

Otra de los productos más interesantes del mercado es Actifemme® RESD3, un tratamiento único en el mercado español que se usa como tratamiento de los sofocos de la menopausia en modo de pulverización. Los calores repentinos y los sofocos están entre los síntomas de la menopausia más destacados.

Actifemme® RESD3 es un spray supralingual que es muy eficaz en casos de menopausia quirúrgica, la que se produce tras la extirpación de los ovarios. En el caso de Actifemme® DÚO, actúa tamién frente a la candidiasis vaginal y el flujo mal oliente tan común durante la etapa menopaúsica.

Ambos productos se muestran muy efectivos frente a las afecciones asociadas al picor vaginal durante la menopausia, están desarrollados con nanotecnología y sus tasas de éxito y recuperación son muy altas, evitando de ese modo las posibilidades de reinfección.

Para reducir la aparición de síntomas de la menopausia es importante mantener una dieta sana y equilibrada y realizar ejercicio o actividad física de carácter aeróbico de manera periódica (bailar, correr, nadar), y por supuesto, llevar un estilo de vida activo, para facorecer la circulación y el estado de ánimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: