¿Buscas piscina desmontable? ¡Entonces esto te interesa!

Cada uno disfruta el verano a su manera, pero sin duda no hay prácticamente nadie que se pueda resistir a un buen chapuzón en un día de calor sofocante. Si además se tiene la oportunidad de tener una piscina en casa, mejor que mejor. No hace falta coger el coche para darse un baño de lo más refrescante (te dejo unos ejemplos en este canal)

El problema es que no todo el mundo tiene la oportunidad de ponerse en obras, por motivos de distinta índole. Pero esto no es en absoluto impedimento para poder disfrutar de una piscina, ya que hoy día están más que popularizadas las piscinas desmontables.

De hecho, la variedad de estas piscinas en el mercado es tal, que elegir aquella que mejor se adapte al hogar puede resultar un tanto complejo. Pero tan solo hay que tener en cuenta una serie de aspectos básicos para poder hacer la mejor elección. Entre ellos, los siguientes.

Redondas, ovaladas… ¿Cómo te gustan a ti las piscinas desmontables?

El tamaño quizás sea el elemento más importante a tener en consideración, cuando de escoger una piscina desmontable se trata. Es vital tomar medidas exactas en el espacio del que se dispone, antes de tomar ninguna decisión. Hay que tener presente también que cuanto más grande sea la piscina, más costosa resulta, y no solo porque su precio sea mayor, sino porque una piscina de más tamaño siempre necesita más mantenimiento. Lo cual requiere a su vez una inversión más alta.

La geometría de la propia piscina también tiene que ser tenida en cuenta. Si bien se suele optar por las piscinas redondas u ovaladas, también las hay de tipo rectangular. Esto depende también del espacio con el que se cuente.

Distintos materiales para diferentes objetivos

Las piscinas desmontables se fabrican en muy diversos materiales, si bien las más habituales son las de aluminio y las piscinas tubulares disponibles en el mercado. A lo largo de los últimos años han salido al mercado también muchas piscinas hinchables.

piscina desmontable

Si lo que se busca es una piscina duradera y estable, la mejor opción es decidirse por una piscina de acero, aunque este modelo también es el más caro, pudiendo llegar a alcanzar un precio de hasta 1.500 euros.

Respecto a las piscinas hinchables, de estas cabe destacar que suelen ser pequeñas, y están pensadas especialmente para la seguridad de los más pequeños. Estas piscinas normalmente no soportan grandes cantidades de agua, por lo que son bastante más recomendables para tamaños pequeños.

Ten en cuenta no solo los precios de las piscinas, sino los de los accesorios

Es muy importante tener presente, a la hora de hacerse con una piscina desmontable, que la inversión no solo está en la propia piscina, sino en todos los accesorios que esta requiere, tales como limpiafondos, depuradoras y escaleras. Estos instrumentos se encuentran a su vez en distintos modelos y tipos.

Antes de decantarse por unos u otros accesorios, lo mejor es preguntar en una tienda de piscinas de confianza, ya que en función del material, el presupuesto o el espacio con el que se cuente, pueden surgir muy distintas necesidades en relación a este tema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: