¿Por qué debes usar una silla de oficina en tu trabajo?

Hoy en día, las sillas de oficina forman parte indispensable de estos espacios de trabajo. Por supuesto esto se debe a las ventajas que estos modelos de sillas ofrecen, tanto a nivel físico como laboral. Es de ello precisamente de lo que vamos a hablar en las siguientes líneas.

sillas de oficina

Descubre las ventajas de las sillas giratorias de oficina

Sin duda, entre las principales ventajas de este tipo de sillas encontramos que disminuyen los dolores de cuello. Esto se debe a que, al tratarse de sillas giratorias, los giros de cabeza son mucho más suaves. También pueden ir acompañados de un movimiento lateral en el cuerpo, haciendo que sean menos forzados.

Por otra parte, la mayoría de estas sillas tienen altura regulable, lo que permite que cada persona adopte una postura más natural y adecuada a su estatura. Esto permite colocar la espalda en un ángulo de 90º en relación a las piernas, el cual se considera el más apropiado. Dicho ángulo es el que debe reflejarse también entre el brazo y el antebrazo cuando las manos están sobre el teclado, lo que se logra también al regular la altura de la silla.

Al margen de estos indiscutibles beneficios a nivel físico, lo cierto es que también quedan claras las ventajas que estas sillas suponen con respecto al trabajo. Podemos destacar, por ejemplo, que las sillas ergonómicas permiten una mejor adaptación a las grandes mesas de ordenador, en las que no solo hay que teclear sino que hacer anotaciones y otro tipo de tareas manuales. Además son las más indicadas para trabajar con doble pantalla, algo que es necesario en muchos trabajos.

ventajas de las sillas giratorias de oficina

Moverse sin parar deja de ser un problema

Durante el transcurso de la jornada de trabajo es necesario moverse constantemente frente al ordenador, no encontrando prácticamente un momento en el que estemos quietos. Pues bien, la sillas giratorias para oficina que ofrecen empresas como Ofiprix son las más apropiadas para realizar este tipo de movimientos.

Una silla giratoria permite que ese movimiento se realice de forma mucho más sencilla, ya que se hace en dos fases: el giro lateral, que permite colocar las piernas debajo de la mesa; y el acercamiento al teclado, facilitado normalmente por las ruedas que suelen incorporar estos modelos. A la hora de abandonar el lugar de trabajo se emplea el mismo mecanismo, pero a la inversa. Así pues, es evidente que las sillas giratorias cuentan con ventajas fundamentales en el ámbito de trabajo.

A todo lo anterior hay que añadir que las sillas giratorias de oficina son idóneas para consultar aquellos documentos que están cerca de la mesa de trabajo, sobre todo en estanterías. Además, ayudan a los empleados a estar siempre atentos a sus labores, ya que aunque no todos los desplazamientos se hacen con la silla giratoria, esta facilita los giros hacia el objetivo al que hay que terminar de dirigirse a pie.

Finalmente, cabe destacar que las sillas giratorias ayudan a conseguir un espacio de trabajo silencioso, al no tener que arrastrar el asiento cada vez que sea necesario desplazarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: