Cómo contar con liquidez de forma rápida: te contamos todas las ventajas de pedir un préstamo personal online

Si aún no has salido de vacaciones y tu problema es la falta de dinero, ¿has pensado en la opción de un préstamo online? Este tipo de préstamos está teniendo un gran auge, debido principalmente a la facilidad y rapidez de su obtención. En este artículo veremos en detalle de qué se tratan.

Los prestamos rápidos son la solución ideal a la falta de liquidez, y solucionan un problema de manera efectiva y por sobre todo, de forma rápida; es decir, representan la solución idónea para todos aquellos casos en los que la respuesta que estamos necesitando es contar con dinero ya mismo.

Los bancos suelen tener una serie de requisitos más engorrosos, que demoran los trámites; además, han endurecido los requisitos en cuanto a documentos a presentar, mínimos para acceder, etc. La lista de morosidad ha crecido mucho y por lo tanto las condiciones para aprobar un crédito son más exigentes. Esto ha originado el boom de los microcréditos, otorgados en su mayoría por entidades cuyos requisitos son menores y con tiempos verdaderamente veloces (algunos de estos créditos pueden obtenerse en menos de 20 minutos).

Ventajas de un prestamo personal online

¿Para qué podemos necesitar este tipo de préstamos? Pues para todo. Irnos de vacaciones, costear un imprevisto, pagar una multa, comprar un electrodoméstico que se no ha roto o hacer una necesaria refacción en el hogar que venimos retrasando por falta de liquidez. También pueden servir par costear la “vuelta al cole” de los niños, los regalos de Navidad, un casamiento. En fin, la lista es enorme.

Los cierto es que en base a esta demanda creciente, han surgido nuevos productos financieros que son capaces de responder a estas necesidades. Los minicreditos online son los préstamos que pueden solicitarse directamente por internet, es decir, sin necesidad de moverte de tu casa, evitando colas, molestias y pérdida de tiempo. La solicitud de cualquiera de los microcréditos es muy sencilla de rellenar con pantallas muy intuitiva, no hace falta más que un ordenador y unos 10 minutos para completar con tus datos.

Por lo general y más cuando se trata de montos relativamente pequeños, no es necesario ningún tipo de aval y tampoco es necesario presentar la nómina. Y muchos de estos préstamos pueden conceder aún figurando en las listas como RAI (Registro de aceptaciones impagadas) o ASNEF (Asociación Nacional de Establecimientos Financieras de Crédito).

¿Y qué pasa con los intereses?  Es muy importante leer en cada caso las condiciones, saber cuál es la tasa de interés y cuánto estamos pagando al final. En muchos casos, sobre todo si se trata del primer préstamo y el monto es menor a 300 euros, las entidades no cobran ningún tipo de interés y tampoco comisión, si el dinero se devuelve en un plazo no mayor a los 30 días. Pero por lo general si los montos son mayores o si es el segundo crédito, deberás pagar intereses que se reflejan a través de la TAE (Tasa Anual Equivalente), es lo mismo que ocurre con cualquier préstamo bancario. Podemos decir en líneas generales que en este tipo de mini créditos la TAE equivale a un 1% diario, pero hay que estudiar cada caso con cuidado para no tener sorpresas al final del camino. La mayoría de las entidades prestadoras de crédito poseen calculadoras on line que te permite ver exactamente cuánto deberás pagar de acuerdo al monto solicitado al plazo de devolución.

Los microcréditos varían en función de la entidad prestadora, pero tienen algunos requisitos comunes que te detallamos a continuación:

  1. entre los requisitos básicos figuran el ser mayor de edad y ser titular de  una cuenta bancaria, porque es allí donde directamente te depositarán el dinero del préstamo;
  2. es necesario tener un documento nacional de identidad (DNI) o número de identidad extranjero (NIE);
  3. cuando se completa el formulario de solicitud, habrá que dar un teléfono de contacto y y un email.

Luego de rellenado el formulario, lo que nos resta es elegir el tipo de crédito: los hay de muchos tipos, por lo general delineados en función del objetivo: préstamos para el hogar, préstamos para estudiar, mini préstamos de hasta 300 euros, préstamos para el coche, y la lista sigue.

Prestamos rapidos online

Veamos algunos ejemplos: Vivus ofrece el primer microcrédito gratis, con un monto de hasta 300 euros. Los requisitos son ser ciudadano español mayor de 21 años y menor de 74, y no hacen falta avales. Da lo mismo si eres autónomo, estudiante o jubilado, pero no debes aparecer en ningún listado de morosidad. Cashper por su parte sí te concede préstamos aún figurando en listados de ASNEF. Puede solicitar hasta 500 euros y el plazo de devolución no puede pasar los 30 días. No necesitas aval o nómina, pero sí te cobrarán intereses.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: