¿Cómo funcionan los préstamos?

Un préstamo personal hace referencia a un tipo de contrato vinculante donde una entidad financiera entrega una cantidad de dinero a otra persona que pasa a denominarse prestatario, quien asume la obligación de devolver la cantidad de dinero solicitada en préstamo y además realizar el pago de intereses que corresponden al servicio prestado y los gastos de la operación.

Las entidades financieras disponen de una gran variedad de productos crediticios, cada uno de ellos con características particulares y variaciones ligeras. Además, cada entidad puede establecer diferentes plazos para el pago de la totalidad del préstamo, según el tipo de producto, el perfil del cliente y otros asuntos.

Existen préstamos a corto plazo, es decir, que deben pagarse junto a los intereses en cuestión de semanas o meses. Así mismo, existen otros tipos de financiación a largo plazo, por lo que resulta importante que el cliente conozca las características de cada producto antes de contratarlo. Si te encuentras en la búsqueda de financiación, compara préstamos aquí de manera segura.

¿Cuáles son las características de un préstamo?

Para poder evaluar la conveniencia de los diferentes productos financieros disponibles en el mercado es necesario conocer las características de un préstamo. Considera los siguientes temas:

Tipo de interés

El tipo de interés es el precio que la entidad financiera cobra por el servicio de préstamo de dinero. Existe un interés nominal y también el TAE, que incluye las comisiones aplicables tomando en cuenta el plazo de la operación. Por lo general, para un préstamo personal el tipo de interés puede oscilar entre el 5% y el 10%, mientras que en las tarjetas de crédito supera fácilmente el 12%.

Garantías

La persona que contrata un préstamo personal coloca en garantía sus bienes actuales o futuros, diferenciándose de un crédito hipotecario, donde la garantía es la misma propiedad inmobiliaria, que pertenece a la entidad financiera hasta el momento en que esta es pagada en su totalidad, conforme al plazo establecido.

Requisitos

A pesar de que los préstamos personales son bastante sencillos de adquirir, las entidades financieras establecerán una serie de requisitos que el solicitante debe cumplir si espera la aprobación del préstamo. En primer lugar, se requiere de una fuente de ingresos constante y un análisis de riesgo basado en el comportamiento de pago de la persona solicitante.

Adicionalmente, será solicitada una documentación que incluye DNI, copia de contrato de trabajo, relación de patrimonio y cualquier otro detalle que la entidad financiera juzgue como imprescindible para aprobar el préstamo.

La buena noticia es que hoy en día es posible realizar todas estas tareas a través de entidades financieras que operan de forma 100% digital. De este modo, podrás realizar la solicitud de préstamo y conseguir que esta sea aprobada sin tener que salir de casa ni perder tiempo entregando documentos en las oficinas del banco.

También se tiene la posibilidad de evaluar las características de las diferentes opciones de préstamos y elegir el que ofrezca las condiciones más apropiadas a nuestros intereses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: