Préstamos online 100 % seguros

Las agencias crediticias online han aparecido en el mercado para ofrecer préstamos rápidos con pequeñas cantidades de dinero que pueden ayudar a las familias o pequeños empresarios a pasar las dificultades de un mes en el que aparece algún gasto imprevisto. Pero como no todas estas agencias son iguales hay que tener especial cuidado para elegir aquellas de confianza y evitar estafas.

En los últimos tiempos, han proliferado las denominadas empresas financieras Fintech, que mediante el uso de las tecnologías han sacado de apuros a más de una familia y pequeñas empresas. Son soluciones rápidas, que se tramitan 100 % online, y que aseguran liquidez sin demasiadas complicaciones, en pequeñas cantidades, para poder seguir adelante cuando llegan situaciones inesperadas.

Ante la demanda que existe por la ineficacia que presenta la llamada banca tradicional para ofrecer créditos, no son pocas las entidades de este tipo que han aparecido en el mercado financiero. Por esto mismo, antes de contratar uno de estos mini créditos rápidos, conviene asegurar que la empresa crediticia que se elige es segura, fiable y está regulada. Esta es la única manera de evitar posibles estafas o solicitar préstamos en empresas usureras que cobran intereses desorbitados o esconden clausulas abusivas tras la letra pequeña.

Evitar las estafas

El nacimiento de estas empresas de crédito privadas tuvo su origen en el cierre del grifo crediticio que se produjo por parte de la banca tradicional con la llegada de la crisis. El lema que utilizan suele ser siempre algo parecido a “dinero al instante, fácil y rápido”, y así es, en pocos minutos se pueden conseguir fácilmente cantidades de 1000 € o de 500 €, que son algunas de las cantidades más demandadas.

Pero como siempre que existe una buena oportunidad de negocio, con una alta demanda, nacen también empresas fraudulentas que intentan aprovecharse de estas situaciones de inestabilidad y necesidad.

Consejos para no ser engañados

Uno de los mejores consejos para no ser estafados es confiar solo en web fiables. Algunos de los mejores comparadores de mini créditos no solo publicitan agencias fiables, sino que ofrecen información útil y completa para acertar con la opción más ventajosas según las necesidades del interesado.

Por ejemplo, solicitar préstamos de 1000 euros es muy habitual para la compra de un vehículo de segunda mano, alguna pequeña mejora en el hogar o incluso para la compra de regalos en esta Navidad. Pero no porque urja conseguir el dinero, se deben dejar de tomar las precauciones debidas. Las empresas fiables son igualmente rápidas, solo hay que saber identificarlas.

Préstamos responsables

Para distinguir las webs falsas que dicen ser entidades bancarias, lo primero es asegurarse que la URL del sitio contiene la S final en HTTPS. Este dato tan sencillo de comprobar es fundamental. Si no tiene esa S, es que la web no segura, por lo que no se debe dar ninguna información personal, y menos de carácter financiero. 

Siempre se han de buscar empresas reguladas por la Ley 22/2007 del 11 de julio, sobre comercialización a distancia de servicios financieros destinados a los consumidores. Dicha ley tiene como objetivo la protección del consumidor, atendiendo a las especiales características de los servicios financieros.

Para la financiación más inmediata para emergencias, es posible que se necesite solicitar un crédito o prestamo de 500 euros, pero aunque parezca una cantidad pequeña, es imprescindible tomar las medidas de seguridad sugeridas para no ser engañados.

Buscar en internet las opiniones de otros usuarios

Una de las fuentes más fiables hoy día las proporciona los usuarios de la propia red global. Es en internet donde los que ya han probado estos servicios vierten una ingente cantidad de información, mucha de ella relacionada con los productos o servicios que adquieren o contratan. En este sentido, los consumidores que ya han probado los créditos online con distintas entidades son el aval mas fiable que pueden tener las empresas competentes.

En cambio, aquellas que han estafado a los usuarios, recibirás sus críticas alertando a otros potenciales clientes para que no confíen en ellas.

Préstamos responsables

Cuando se pide un préstamo rápido es porque se necesita dinero urgentemente. En este sentido, las agencias crediticias privadas son la única opción, ya que los bancos rara vez facilitarán el dinero con tanta rapidez, haciendo esperar cómo mínimo varios días, aunque se trate de sumas pequeñas.

Estas entidades, en cambio, concederán el dinero deseado en pocos minutos, ofreciendo muchas facilidades, ya que son los máximos interesados en concederte el préstamo, pues viven de esa actividad económica. Son conscientes de que se acude a ellos cuando no les queda otro remedio a los consumidores, por lo que suelen cobra un interés mayor por el dinero concedido.

Este dato no quiere decir que no se deba recurrir a ellas, de hecho, son la única salida para muchas familias y empresas en situaciones de urgencia y cumplen una labor social al prestar la liquidez necesaria, pero hay que considerar esas entidades que promuevan los préstamos responsables, por encima de otras que no lo hacen.

El préstamo responsable es el que ofrece transparencia y protección al cliente, es decir, que evalúan las circunstancias financieras del solicitante para asegurarse de que podrán devolver el préstamo y que su situación económica no saldrá perjudicada por un sobreendeudamiento. A veces, los micro créditos pueden resultar perjudiciales, pues si no se pueden devolver en los plazos acordados, los intereses se ven incrementados y la situación financiera del solicitante empeora notablemente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: