Ventajas de las facturas electrónicas frente a las tradicionales

Los procesos de gestión de negocios cada día se ven optimizados por la implementación de nuevas tecnologías capaces de simplificar las labores diarias de los trabajadores. Hace 10 años se comenzaron a implementar los primeros modelos de facturación electrónica, un método que ofrece significativas ventajas frente a la facturación tradicional.

Una factura electrónica es un comprobante fiscal que se genera por medios informáticos, en reemplazo del documento en papel, pero que cumple el mismo objetivo y además respeta todos los parámetros establecidos por las leyes fiscales.

Pymes y empresas de todos los tamaños, han incorporado progresivamente el sistema de e-factura a sus modelos de negocios, y disfrutan de la ventaja que representa esto para la preparación de la documentación legal para las recaudaciones de impuestos.

¿Cuáles son las ventajas de las facturas electrónicas?

Desde hace años, las facturas electrónicas comenzaron un silencioso proceso de reemplazo de las facturas tradicionales en papel, cosa que supone una ventaja en ahorro de costes por insumos. Ahora bien, hoy vamos a dedicar unas líneas al resto de ventajas que este sistema de facturación tiene para ofrecer.

Facturas electronicas

Ahorro de tiempo

El hecho de no necesitar imprimir las facturas ni enviarlas por medio de correo postal, hace que el proceso de facturación sea mucho más eficiente para cualquier tipo de empresa, pudiendo dedicar ese tiempo a otras labores administrativas más importantes para el funcionamiento del negocio.

Ahorro de dinero

Omitiendo la impresión sobre papel, se ahorran diversos costes adicionales, como los materiales de papelería referentes a tinta para impresora, el propio papel y el mantenimiento de esta clase de equipos y otras cosas involucradas en el funcionamiento de la facturación tradicional. Del mismo modo, se ahorra al eliminar los gastos de almacenamiento de los archivos de facturación.

Facilita la gestión

Consultar una factura de algún cliente se vuelve una tarea mucho más sencilla en digital, que por medio de los archivos almacenados en físico que hacen parte de los respaldos de facturación tradicional. Además, la capacidad de respaldar información digital en la nube y otros medios, hace que la pérdida de información sea mucho más difícil.

Integración con otras aplicaciones

Los programas de facturación digital, suelen integrarse de manera sencilla con otros programas administrativos y contables, logrando que el trabajo se vuelva mucho más sencillo en asuntos como declaraciones de impuestos. La integración entre programas resulta una ventaja enorme sobre la facturación tradicional.

E-facturas

Dificulta el cometer errores

Con las facturas en papel hace falta prestar mucha atención para no cometer ninguna clase de error que al final pueda convertirse en un dolor de cabeza. Dado que con la facturación electrónica la información se encuentra digitalizada y automatizada, se vuelve mucho más complejo que nos equivoquemos. Además, es posible acceder a informes automáticos.

Protege el medio ambiente

Finalmente, la facturación electrónica resulta de gran ayuda para la protección del medio ambiente, ya que asegura la disminución del uso de recursos, bajando también la emisión de desperdicios químicos.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: